Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Motor

Etiquetas:   Fórmula 1   -   Sección:   Motor

Mónaco: Tradición y riesgo

Brawn ve amenzada su hegemonía
Redacción
jueves, 21 de mayo de 2009, 16:54 h (CET)
Los pilotos se enfrentan al circuito con el promedio de velocidad más lento del mundial, y también al más revirado. Sus curvas son historia viva de la F1.

Pablo García / SIGLO XXI

Circuito mítico

Mónaco es un circuito especial. Por sus curvas se respira competición y glamour a partes iguales. Correr por un sitio así sería impensable para los pilotos de no ser por la tradición y el prestigio que otorga disputar la prueba monegasca. Su trazado es revirado, ratonero y no deja margen al más mínimo error, aunque por lo general el que más se acerca a los muros suele verse recompensado con la pole y es por eso por lo que el factor piloto es el que más cuenta del mundial.

Brawn ve amenazada su hegemonía
Parece que en Mclaren esperan grandes resultados pues piensan que el Mp424 se adapta perfectamente al irregular asfalto monegasco. También su primer espada, Lewis Hamilton, cree que puede hacer un buen papel en un circuito donde ya ganó en el 2008. Ferrari pese a la tormenta judicial que está viviendo, se presenta en el principado con el remodelado F60B. En Maranello siguen apostando por el KERS y Ferarri lo montará incluso en este trazado tan poco dado a la alta velocidad. Sus beneficios parece que se reducirán exclusivamente a la salida aunque eso en un pista dónde es tan complicado adelantar puede ser una ventaja.

Red Bull estrena el famoso doble difusor con el que esperan igualar prestacionalmente a Brawn GP y BMW incorpora mejoras aerodinámicas que la saquen del fondo de la tabla de una vez por todas. En la escudería bávara no levantan cabeza y necesitan resultados de manera urgente.

Reglajes muy particulares
Mónaco premia el arrojo y la agresividad del piloto, pero precisa un set up del monoplaza especifico y único para esta extraña carrera entre casinos y yates de lujo. Para empezar hay que tener en cuenta el rebaladizo asfalto urbano, que junto con las rayas de cebra, parking, etc, convierten al principado en un autentico patinaje sobre hielo. El chasis se eleva unos milímetros para no tener problemas con las irregularidades del firme, cambiando toda la geometría y el centro de gravedad del monoplaza.

La suspensión también es más blanda que de costumbre y en el terreno aerodinámico se busca el mayor downforce posible. Los motores que trabajen mejor en la zona media del cuentarevoluciones, tendrán ventaja, ya que la velocidad punta es bastante baja (280 km/h) y no hay rectas donde sacarle partido al KERS. La tracción y el paso por curva lenta son otros elementos fundamentales para lograr la victoria en el principado.

Noticias relacionadas

Hamilton: "No soy un gran entusiasta de los test, pero ha sido un día positivo"

Buena impresión de los nuevos Pirelli

Alonso: "Somos muy optimistas, creo que el año que viene podremos volver a lo más alto"

Sus rivales en 2018: Hamilton, Verstappen y Ricciardo

Marc Márquez celebra a lo grande en Cervera su sexto título mundial

Márquez lidera los test que abren el Mundial 2018 con cierta mejora de las Yamaha

Pedrosa segundo y Lorenzo cuarto

Marc Márquez: "Las 'salvadas' o ir al límite forma parte de mi estilo"

Quiere ser recordado como un piloto que da espectáculo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris