Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Dos Guatemalas

Isaac Bigio
Isaac Bigio
jueves, 21 de mayo de 2009, 08:49 h (CET)
En 1960-1996 Guatemala vivió una de las peores guerras internas que haya azotado América Latina. Allí murieron 200,000 personas, la mayor parte de ellos civiles mayas. Muchos pensaban que las heridas de dicho conflicto se iban a cicatrizar tras el fin de la bipolaridad y por el hecho que la antigua guerrilla se fue acoplando a la democracia liberal.

La llegada de Alvaro Colom como el primer presidente socialdemócrata del país generó espectativas en que en el país se podría tender puentes entre comunidades nativas que sufrieron masacres y el Estado.

Sin embargo, una fuerte crisis ha estallado. El detonante ha sido el asesinato del abogado Rosemberg, el cual, poco antes de morir grabó un video en el cual alertaba que si él era victimado sería por orden del presidente y de su esposa. La oposición ha presentado 30,000 firmas pidiendo que cese la inmundidad presidencial.

El domingo hubo dos marchas contrapuestas. Una contra el gobierno y en la cual los sectores predominantes eran de tez clara y de clase media o alta. La otra era a favor del mandatario y compuesta por gente humilde y de tez cobriza.
El gobierno ha lanzado el discurso de que existe una confrontación entre dos Guatemalas: la de los pobres y la de los ricos, y que lo que hay es una conspiración golpista de la derecha y los narcos.20La polarización puede agravarse. El Grupo de Río no quiere que caiga Colom. Aunque EEUU o los países de la región no aceptarían un cuartelezo la prédica de la lucha de clases podría animar a que se radicalicen las antiguas bases sociales de la izquierda.

Noticias relacionadas

El “aparato” enmohecido del PP ve división donde hay catarsis

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVII)

La separación de las dos secciones hace de los miembros del Opus Dei unos misóginos y unas misandrias

Sánchez intenta rebajar la crispación haciéndole el juego al soberanismo

“Cuando hay tormenta los pajaritos se esconden pero las águilas vuelan más alto” Mahatma Gandhi.

Mario Abdo Benítez renueva amistad con Bolivia

Ignorando a las fuertes presiones contrarias a la integración, el presidente electo de Paraguay reafirmó su vocación por el entendimiento con la vecina Bolivia, liderada por Evo Morales

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVI)

San Josemaría decía que en la familia del Opus Dei, al no haber madre, él era a la vez padre y madre. Mal empezamos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris