Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Lo que faltaba, el consenso económico con Sindicatos

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 21 de mayo de 2009, 08:47 h (CET)
El desconcierto que ocasiona a los ciudadanos de a pie la actuación del gobierno socialista y, en especial, la del Presidente, señor Rodríguez Zapatero creo que sólo tendría un parangón en el libro de Lewis Carroll, “Alicia en el país de las maravillas”. Todo asomo de lógica, cualquier intento de encontrar coherencia en sus actos o de pretender comprender sus hipérboles verbales y sus continuas contradicciones en sus decisiones, sería algo capaz de confundir la mente más lúcida. La evidencia la podemos encontrar en la retahíla de proposiciones que formuló nuestro Presidente en el Debate de la Nación, la firmeza con la que las defendió y la cantidad de demagogia que utilizó para hacer creer a los españoles que, con las medidas del segundo plan E, los problemas de la nación se solucionarían en un, relativamente corto, espacio de tiempo, se han convertido en meras tiritas de apaño. Lo que no nos dijo el señor Zapatero era que ya lleva tiempo en manos de los dos sindicatos mayoritarios, enraizados en España. Se olvidó de comentarnos que, para tenerlos sujetos, las aportaciones del Estado para subvencionar a la UGT y CC.OO se han incrementado, desde el 2006 en más de un 50%, acumulado en tres años(los salarios de los trabajadores sólo lo han hecho en un 10%, acumulado en tres años).

Sabe ZP que, una mala relación con los sindicatos, significaría la huelga general, esta huelga que piden los trabajadores, especialmente los cuatro millones que están en paro, pero que las directivas sindicales les niegan, alegando que no pueden enfrentarse a un gobierno del PSOE puesto que, su caída, podría significar la entrada de las derechas al poder; hecho que, según Méndez y Fernández Toxo, equivaldría a acabar con las conquistas laborales. Por ello existe un acuerdo secreto por el que se han comprometido a no convocar huelga general a cambio de que, el Ejecutivo, no reforme el mercado laboral. Por supuesto, no quieren recordar que durante el gobierno de Aznar el desempleo bajó en 5.000.000 de parados. No obstante, no han tenido inconveniente en manifestarse en algunas comunidades del PP en contra de “la crisis”. En el caso de la comunidad de Madrid, acompañados de la tercera del PSOE, la inefable señora Pajín, secretaria de organización del PSOE. Algo que causaría estupor al más flemático, porque es evidente que ni Madrid ni Valencia tienen en sus manos aplicar las medidas adecuadas para superar la crisis; facultad y obligación del Gobierno de la nación que es quien debe apechugar con el “marrón” de la crisis, ya que no supo tomar precauciones para evitarla.

Fuere por lo que fuere, hete aquí que tenemos al señor Zapatero ligado de pies y manos a merced de los sindicatos y dependiendo de los partidos minoritarios del Parlamento para poder sacar adelante sus propuestas. Evidentemente pagando por ello, lo que ha dejado alguna de las medidas estrellas defendidas en el Debate en meras caricaturas de los originales, incluso, alguna de ellas, completamente desaparecida, como ha sido el caso de los ordenadores para los alumnos de 5º de Primaria. Aquí deberíamos recordar, de nuevo, la necesidad ineludible de una reforma inmediata de la ley electoral para evitar que los partidos “bisagra” sean los que, en definitiva, tengan la llave de la gobernabilidad; interfiriendo en el principio democrático de la defensa de la opinión mayoritaria del electorado, como directriz de las actuaciones del Ejecutivo. En todo caso, esta circunstancia, ha obligado a Zapatero a romper el pacto que tenía con el señor Durán y Lleida de emprender una reforma laboral, por otra parte imprescindible si es que queremos salvar a las empresas que todavía siguen vivas en España. Una muestra más de la fragilidad de nuestro Presidente que, desde que perdió el apoyo del PNV se ve obligado a ir mendigando apoyos lo que, para mayor INRI, le ha hecho escorarse peligrosamente hacia las tesis de la extrema izquierda, como se ve en alguna de sus últimas propuestas como pudiera ser el caso de la liberalización del aborto, que ha puesto a la Bibiana Aído y a todo el Gobierno sobre un lecho de brasas ( algunas de miembros del propio PSOE) del que puede que salgan algo más que socarrados.

Pero, como era de suponer, los Sindicatos, crecidos y sabiéndose imprescindibles, ya se están tomando unas libertades que sobrepasan lo que el señor ZP podía esperar y no se cortan a la hora de proponer medidas de su propia cosecha, como son: más diálogo social ( que no significa que quieran dialogar, no señores, quieren imponer a empresarios y al Gobierno sus condiciones). Su “paquete de medidas ante la crisis” contempla: ampliar y mejorar la protección de los desempleados y aumentar la liquidez de las familias y empresas, por una parte, y por la otra, la revisión del sistema tributario, haciendo “reversibles” (¿pedirán la devolución del dinero ya descontando por Hacienda?) algunos elementos puestos en marcha, como los 400 euros de deducción y el cheque bebé de 2.500 euros. Pero lo más espectacular y, cómo no, su recurso preferido para paliar la crisis, ¡aumentar el tipo máximo del IRPF a las rentas más altas, para recaudar más! Si, señores, un momento muy oportuno para apretar las clavijas a los empresarios, por si no tuvieran bastante capeando el temporal económico, ahora se les acabe de asustar esquilmándoles el bolsillo, ¡una medida muy sensata para que aumente todavía más el desempleo! Luego alguien se quejará de que las empresas importantes se nos vayan al extranjero.

Miren lo que, estos maestros de la economía, le ofrecen a Zapatero (como si él no lo supiese hacer de maravilla) para conseguir fondos, porque lo que le demandan es que nos endeudemos todavía más, no para sacar a flote a las empresas, descargándolas de plantillas excesivas, no señores, sino para continuar pagando a los parados que, cada día, van engrosando más la terrible lista de los que ya están sin empleo. Para los líderes sindicales lo importante es “estirar” la capacidad de endeudamiento (¡pero si el elástico ya está a punto de quebrarse, como comentamos en un reciente artículo sobre esta materia!), eso sí: “ sin hacer locuras” Vaya, ahora se nos quieren mostrar sensatos y moderados, pero no estaría de más que esta recomendación se extendiera a otras de las facetas del señor ZP, que tan amigo parece ser de lanzarse al agua antes de cerciorarse si hay tiburones cerca de la orilla. Pero, amigos míos,¡si las locuras ya están hechas y la pobre España está hundida hasta las orejas en esta viscosa ciénaga de la Deuda Pública! Nada más falta que sean, ahora, estos sindicatos los que nos digan qué tipo de economía se debe impulsar en nuestro país cuando, sobre sus espaldas, tienen tantas empresas en las que intervinieron, con el ánimo de salvarlas, y no lograron más que dejarlas en quiebra al poco tiempo de hacerse cargo de ellas. Si desean que les de noticia de alguna, no tienen más que pedírmelo. Me imagino que esta nueva economía que nos anuncia Zapatero, esta de “las energías alternativas y ecológica” debe ser fruto de lo que el denomina “consenso” con los sindicatos, sólo falta que ahora se la haga “tragar” a las empresas. Torres más altas cayeron.

Noticias relacionadas

Donde le duele al nacionalismo: enseñanza e idioma.

“Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad.” Karl A. Menninger

En las cuestas arriba…

Esta frase formaba parte del aserto de un hombre admirable por sus sentencias. Cuando hablaba “subía el pan dos reales”

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris