Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   Liga ACB / Playoffs   -   Sección:   Baloncesto

Buen juego, partido y ‘tie break’ para Ricky y su DKV Joventut (82-77)

El Real Madrid sucumbió ante una Penya muy seria, que forzó el desempate en Vistalegre y que forjó su triunfo en la pintura y con la magia de Rubio
Redacción/EP
lunes, 18 de mayo de 2009, 23:13 h (CET)
Habrá desempate en Vistalegre. La Penya esta vez sí. Llevada en volandas por un Olímpic que tuvo un porcentaje importante en esta victoria, los de Sito se impusieron en un auténtico partido de baloncesto. Digno de playoff. Igualdad, tensión y buenísimas dosis de buen juego. Pizarras y aciertos. Defensas y talento. Mucho talento. Ahora la presión es para los blancos, que deberán ganar para no convertir en fracaso otra temporada. Los verdinegros, a asaltar Madrid. Sin presión pero con actitud.

FICHA TÉCNICA
82- DKV Joventut: Mallet (14), Laviña (-), Ribas (12), Bogdanovic (6), Hernández Sonseca (9) -cinco inicial-; Rubio (16), Karl (7), Jasaitis (2) y Moiso (16).

77-Real Madrid: López (16), Bullock (22), Winston (8), Hervelle (4), Reyes (5) -cinco inicial-; Llull (-), Tomas (3), Mumbrú (3), Massey (12) y Van den Spiegel (4).

Parciales: 18-22, 30-22, 19-17 y 15-16.

Árbitros: Hierrezuelo, García González y Jiménez Trujillo. Eliminaron por faltas personales a Pau Ribas (min.39) por parte del DKV Joventut; y a Raúl López (min.39) por parte del Real Madrid.

Incidencias: Segundo partido de los cuartos de final del playoff por el título de la Liga ACB. Disputado en el Palau Olímpic de Badalona ante unos 9.800 espectadores.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Neutralizando al MVP

Pese a sus 10 rebotes y 11 de valoración, en el Olímpic no tuvieron noticias de Felipe Reyes. Paupérrimos 5 puntos del pívot madrileño que fueron una de las claves de la derrota blanca. El juego interior de los de Plaza fue vapuleado por Moiso y Sonseca.

Lo peor: Decisiones muy dudosas de la tripleta

25 faltas pitadas al DKV Joventut y 21 al Real Madrid. Una diferencia poco flagrante en el global del partido. No obstante, Hierrezuelo, el árbitro principal, no estuvo a la altura. Por momentos el desnivel en el marcador de faltas fue flagrante. Y eso calentó el ambiente del Olímpic. Más cuando el mismo, amenazó dos veces a Ricky con pitarle técnica. No lo hizo con Bullock, que también “simuló” faltas ni amonestó a Massey, que se encaró más de una vez a la afición. Luego, la absurda ley de la compensación que no deja contentos a unos ni a otros.

El dato: 27 Los triples que lanzó el Madrid -10 de ellos, Bullock-.

Y ya es raro que el rival del DKV Joventut, una equipo triplista, lance más triples que él. Los blancos se fueron al 41% de acierto (11 de 27) y los verdinegros se quedaron en un 8 de 24 (33%). Habría que ver cuantas veces la Penya, en estas últimas temporadas, ha ganado un partido con un porcentaje de triples inferior a su oponente. Pocas, muy pocas.

Guille Pérez / Badalona

Esto, esto, esto es baloncesto. Esta vez sí. Sin desmerecer el primer triunfo del Madrid, lejos ha quedado este segundo choque de aquellos cuarenta minutos con tintes de solteros contra casados. Ayer si que se vivió en Badalona un auténtico partido de playoff. Un choque de trenes que tuvo de todo. Fundamentos, táctica, bellas facturas, ‘cracks’ y emoción. No pudo el Madrid jugar pasándose la bola con velocidad y acierto. Ni pudo sumar 22 asistencias como en la anterior enfrenta. Ni sacar rápido el contraataque. Ni disponer de un Felipe repartiendo de campo a campo. Y las transiciones y juego de 5x5 brillaron por su ausencia. Hoy en el Madrid no hubo opciones para todos, como el sábado, donde no dependió de nadie. Ayer, sí. Raül, Massey y Bullock, éste en el último tramo, mantuvieron las esperanzas blancas. Pero delante, un equipo entregado, con actitud, ilusión y sacrificio, Ayer, sí.

Si en Vistalegre el perímetro verdinegro hizo aguas como nunca (4/23 en triples), esta vez, ya de inicio quiso cambiar el nefasto guión que le condenó. Y dos triples de Pau Ribas y Mallet configuraban un arranque sublime para la Penya. Lo necesitaba. Pero delante, Winston y Bullock respondían desde la misma distancia. Cuatro triples para empezar. Dirigió bien Raül López, motivadísimo y anotador, a un Madrid concentrado en el primer cuarto, que basó su juego en el acierto desde el 6,25 (4/6) y arrancó una primera ventaja significativa (10-18). Saltó Ricky al parquet -“no hay dolor”- y el ritmo verdinegro cambió. Aturdido al principio y de menos a más. Conectó Rubio a la perfección con Moiso -hoy tocaba cara- y redujo distancias. Los blancos, sin acabarse de encontrar. Hervelle y Felipe, al ‘tran tran’, sin rumbo, bien intimidados por las torres de Badalona: Sonseca y Moiso. Sin embargo, y desde el tiro libre (ocho faltas a cuatro), los de Plaza mantuvieron la ventaja al fin de un primer acto de tanteo (18-22). Y eso que entre Bullock (¡!), López y Reyes fallaron hasta cuatro penas máximas.

Entraron con una marcha más los de Sito en el segundo período. Y Ricky, sin revolucionar su motor, puso incluso la sexta. Repartió y anotó para igualar y presumir una contienda de auténtico campeonato. De doblar en el marcador a empatar. Y hasta que Mallet, hoy sí con el fusil desempolvado, puso al DKV por delante (24-22, min.13). Pero entonces apareció Jeremías. En su versión más salvaje, recordando al Massey de Salónica. Robó, corrió y machacó. Nueve puntos consecutivos del ala-pívot dieron aire a un Madrid encallado en ataque (30-35). Y es que la Penya había bajado su ritmo, coincidiendo con los minutos en qué Ricky lo vio desde la banda. En unos minutos de intercambio de canastas, incluidos dos triples por bando, pequeños detalles daban pequeñas ventadas. Uno arriba, uno abajo. Y Ricky volvió a aparecer. “No hay dolor”, seguía pensando. Y así, con un triple suyo con más suspense que elegancia, la Penya logró su máxima ventaja (41-37, min.19). Sin noticias de Felipe y Van den Spiegel, el ‘5’ suplente, buscando a Moiso, que volvió a machacar por parida doble el aro blanco. No obstante, Massey, anotando su punto número doce, aguantaba al efectivo pero sin ritmo Madrid (45-44). Pero el hachazo final, nunca mejor dicho, sobre la bocina, lo dio Coby Karl. El americano del Joventut, desde medio campo, y cuando se apresuraban para no hacer cola en las palomitas las 10.000 almas del Olímpic, anotó un triplazo que supo a gloria. Cuatro puntos de ventaja, tal y como iba el partido eran muchos. Karl, aunque agitase toallas, procedía de la NBA…Superior la Penya en anotación y rebote, inferior en valoración de equipo (49 por 51). Curioso…¡Ah, si! Massey (17).

Tiempo de magia
Vende así, con este eslogan, la ACB su Liga, sus ‘playoff’, sus discutidas eliminatorias a tres partidos. Tiempo de magia. Cierto. Veinte minutos de paladar. En tromba salió la Penya tras el descanso, consciente de que un arreón inicial podría ser clave. Karl siguió sumando, secundado por Bogdanovic. Así, los badaloneses se veían en +9 en un visto y no visto. Tan rápido como Bullock neutralizó y borró la sonrisa verdinegra. Se metió muy rápido la Penya en bonus de tiros libres, y desde esa distancia y con la inspiración de ‘Sweet Lou’, el empate volvió lucir, haciendo patente la igualdad que preveía la serie. 0-9 de parcial con la firma de alguien que lideró la reacción de un equipo grande. Grande y respetado. Y es que los blancos llegaron al minuto 29 sin entrar en bonus. Después de otro enceste de Raül López desde el 6,26, que daba ventaja a los suyos (60-61). Fue entonces cuando Sito ordenó una zona 2-3 que descolocó a Plaza. Como decía Eduardo Mendoza, ‘Sin Noticias’. De Felipe ni de Hervelle (siempre batallador en estos partidos). Massey no volvió a anotar y Mallet cogió su fusil, mientras que un triple de Sonseca, éste sí que no entraba en ningún guión, puso la puntilla. Defensas zonales que destrozaron el ataque blanco. Acierto local que daba sus frutos. Seis arriba (67-61). Y Ricky ya sumaba 9 puntos, 5 rebotes, 6 asistencias y 3 recuperaciones. No hay dolor.

“Ziga-zaga, ziga-zaga”. Brutal Ricky en una de sus habituales penetraciones inverosímiles, que nadie pudo parar. Pero vamos, ahí estaban los blancos. Bien, ahí estaba Bullock. Balones al americano fue la táctica. La subía Lull (con el gemelo lastrado lo miraba Raül desde el banco) y él, sólo él, la enchufaba. Otra racha salvadora, con 7 puntos consecutivos que daba más emoción a la enfrenta (71-69, min.33). Saltó de nuevo López a pista, medio cojo, y Ricky lo sabía. Lo sabía, lo intentaba pero no todo le podía salir. Y es que acabó el partido con 6 pérdidas. Minutos de imprecisiones en ambos lados. Minutos de nervios. Más en el bando local, conscientes de que los errores, le finiquitaban la temporada. Y a falta de cuatro minutos escasos, dos tiros libres de Bullock, quién sino (sólo anotó él en este cuarto; a excepción de 5 puntos de Raül López) ponían el 72-71. De mientras, Sito ordenaba defensas zonales que se avistarían decisivas. Ahora la 2-3, cambio a individual, y sacrifico a Sonseca para la 1-3-1. Imposición de pizarras en la defensa verdinegra y en ataque, la conexión Ricky-Moiso fue letal. Y definitiva. A dos minutos para el final, dos tiros libres del base NBA y un palmeo de Moiso (acabó con 16 puntos), pusieron tierra de por medio. Más cuatro (78-74). Hervelle, en su espiral de desaparición y desacierto no pudo sumar dos puntos esperanzadores. Ni López, que acabó eliminado. Pero sí Ricky de nuevo sacando faltas blancas con el objetivo de parar el reloj. Y también Mallet (también 16 puntos), que puso el punto i final, entrando dos tiros libres finales: limpios, alborotadores, agitadores, sentenciadores. Haciendo un regalo al baloncesto. Forzando el desempate. Dando vida a cuarenta minutos más. Que ojalá sean como los de ayer. Tiempo de magia. Vistalegre espera. Badalona sueña.


SALA DE PRENSA
Joan Plaza (entrenador Real Madrid)

" Es evidente que esto es un playoff, donde no hay partidos fáciles. El otro día fue en ‘rara avis’. El partido ha transcurrido por donde más o menos intuíamos. Al margen de sus tiros de tres, han sido poderosos dentro. A pesar de no hacer un buen partido hemos tenido opciones de competir hasta el último momento. Será un tema de perseverancia, de perfilar las cosas: ellos han tenido canastas fáciles. El empate es lo normal. Lo que sí que es cierto que los dos partidos no los hemos jugado del todo bien. La diferencia viene dada por el rival. Encontramos el otro día un camino muy allanado y hoy nos han dominado en muchas facetas. Quiero que jueguen todos. Ricky genera un plus y es una alegría verle jugar. Bienvenido sea pero no nos ha de alterar.".
Sito Alonso (entrenador DKV Joventut)

“Primero felicitas a los jugadores, que han hecho lo que no hicieron en Madrid: creer en sus posibilidades. Ahora la incertidumbre es ver cómo salimos en Madrid. Ellos hoy han hecho un buen partido. Estando contento por el partido, estoy preocupado por el tercer partido. Si nos conformamos, perderemos otra vez de treinta. Y más contento estoy por haber ganado un partido donde el rival tiene mejor porcentaje de tres. Tengo claro que tiene mucho mérito como los jugadores han defendido en el hombre a hombre. Y una actitud tremenda. Tienen un nivel técnico brutal. Bullock, Raül López… Y nosotros carácter. Hace falta sacarlo. Creo que hemos aprendido. Destacar por último como ha vibrado y cómo nos ha impulsado la afición. Esperemos que ese espíritu lo mantengamos hasta el sábado. ”


Noticias relacionadas

El Betis Energía Plus por fin se estrena en la ACB (83-77)

Los sevillanos logran, a la undécima, la primera victoria de la temporada, frente al Monbús Obradoiro

El Real Madrid tira de épica pero cae ante Olympiacos

Printezis ajusticia a los de Laso en la prórroga

Ibaka gana la partida a Marc Gasol y Mirotic vuelve a jugar con triunfo

El mediano de los Gasol aportó 20 tantos

El Valencia Basket planta cara pero sigue sin levantar cabeza

Los 'taronja', pese a las bajas, se mantuvieron con vida hasta el final gracias a la exhibición anotadora de Green (24 puntos)

El Madrid olvida su drama europeo

Los de Pablo Laso muestran su versión liguera para ganar a Herbalife Gran Canaria y alejar la derrota con Estrella Roja
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris