Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Viajando por las emociones   Coaching   -   Sección:   Opinión

Cara a cara

Parece que estamos adquiriendo unas nuevas formas de relación que ponen en entredicho las existentes
José J. Rivero
@jriveroperez
domingo, 8 de mayo de 2016, 12:08 h (CET)
Ciertamente no me gustan nada esos vaticinios catastrofistas que aseguran que todo va a ir mal por diferentes motivos. Pareciese que en la actualidad el exceso de información no contrastada hace que nos movamos en estos términos absolutos de todo o nada.

Seguro que te preguntarás ¿A qué viene esta disertación a esta horas vespertinas del domingo?

Este debate en términos absolutistas suele darse cuando hablamos de la utilidad o no del móvil y su uso racional en nuestra vida cotidiana y del papel que juegan las nuevas formas de relacionarnos que mantenemos a través de las redes sociales.

Sin duda alguna existen, como te decía antes, dos tendencias la primera que tiende a demonizarlo y la segunda, en el otro extremo, que lo que tiende a plantear dichas herramientas como imprescindibles para la vida.

Una de las expertas en emociones positivas a nivel mundial: Barbara Frederickson nos plantea de lo fundamental, por su carácter evolutivo, de nuestra tendencia a visualizar las caras frente a otros estímulos desde que somos bebés. Existen estudios con madres y bebes en periodos de lactancia donde esta autora llega a afirmar que se produce una merma en el vínculo madre-hijo y en la capacidad de relacionarse cara a cara en estos bebes cuando las madres acostumbraban a utilizar el móvil mientras los amamantaban. Perdiendo momentos en los que madre y bebé potenciaban el contacto cara a cara. No debemos de ignorar que la cara es una de las zonas del cuerpo donde más capacidad de movimientos podemos desarrollar dando lugar a lo que llamamos las expresiones.

Parece que estamos adquiriendo unas nuevas formas de relación que ponen en entredicho las existentes y que en muchos momentos afectan a nuestras capacidades incluso biológicas de conectar y relacionarnos cara a cara con los demás.

Barbara Frederickson llega a afirmar que si no ejercitamos nuestras habilidades para conectar cara a cara con los demás de manera regular, esa capacidad biológica básica para hacerlo se verá mermada, lo que dificultará un correcto desarrollo de nuestras pautas comunicativas y lo que es peor de nuestro desarrollo emocional. Además de entender que aquello que no ponemos en práctica lo terminamos perdiendo con lo que esa simbiosis fundamental que se produce entre dos personas puede verse dañada.

Pero si ahondamos en el tema nos encontramos con los estudios de la universidad de Essex que plantean como los teléfonos móviles afectaban a nuestras relaciones íntimas, pero no solo en su uso constante sino con que un terminal estuviese cerca de dos personas que se relacionaban, ya que afectan de manera importante a nuestros intentos de conexión interpersonal.

Pero además la gran mayoría de los estudios plantean que el interactuar en entornos carentes de móviles ayuda a fomentar la conexión cara a cara entre personas, aumenta la confianza interpersonal y nos da una mayor percepción de empatía en las relaciones. Ya que los móviles tienden por su gran capacidad de atracción que tienen a desviar nuestra atención de nuestro entorno.

Para concluir me gustaría acabar con haciendo nuevamente referencia a ese magnífico y polémico artículo de la gran Barbara Frederickson sobre el uso del móvil y el contacto cara a cara donde nos planteaba que la próxima vez que viesemos a un amigo o a un niño conectados durante largos periodos de tiempo a su móvil, no dudes en darle la mano e invitarle a que de un paso hacia nuestro mundo real para darle así la opción de conectar con otras personas a través de encuentros personales reales. De esta manera estas potenciando su salud además de fomentar otras herramientas fundamentales para la vida como son empatía en palabras de Frederickson: los amigos no dejan que sus amigos pierdan su capacidad de humanidad.”
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris