Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

De sal a piedra

Manuel Villena (Granada)
Redacción
sábado, 16 de mayo de 2009, 10:47 h (CET)
Soy el padre de Vanesa, recordará que hace dos días me envió, para que cumplimentase, un impreso donde se me exigía la autorización para poder vacunar a mi hija del tétanos. También tendrá fresca en la memoria la indispensable autorización para ir de excursión a Córdoba. Podría seguir enumerando gran cantidad de autorizaciones exigidas, pero por no extenderme en demasía con ambos ejemplos bastará para comprender el sentido de mi escrito.

Le ruego deje de pedirme más autorizaciones ñoñas que, en los tiempos que corren, carecen de sentido.

Mi hija, a pesar de ser menor, puede asistir al botellódromo e ingerir cuanto alcohol y otras sustancias deseé, pues allí el control brilla por su ausencia. Sabido es de todos que Granada es la ciudad española donde un menor puede obtener alcohol sin el menor obstáculo.

Dentro de poco mi Vanesa podrá adquirir y tomar cuantas “pastillas del día después” desee sin nuestro conocimiento y sin el más mínimo control médico. Si fallase la píldora en cuestión podrá abortar sin que su madre y yo mismo tengamos noticias de tan trascendental trance.

Por todo lo expuesto ¿no cree, Sr. Director, que sus exigencias están trasnochadas y está haciendo el ridículo? Le aconsejo que se actualice y rompa las cadenas de tanta opresión a los jóvenes.

Mas todo lo anterior no quiere decir que olvide sus deberes de velar por la integridad física y moral de mi hija mientras permanece en el centro escolar, pues si por incidente o accidente mi Vanesa sufriese alguna lesión física o moral o le llegasen a suspender injustamente ocasionándole algún trauma no me temblará el pulso en exigir responsabilidades por su posible negligencia.

PD: Cierto personaje bíblico quedó hecha una estatua de sal, yo me estoy quedando de piedra.

Noticias relacionadas

Donde le duele al nacionalismo: enseñanza e idioma.

“Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad.” Karl A. Menninger

En las cuestas arriba…

Esta frase formaba parte del aserto de un hombre admirable por sus sentencias. Cuando hablaba “subía el pan dos reales”

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris