Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Europa nos avisa, pero nadie hace caso

Miguel Massanet
Miguel Massanet
sábado, 16 de mayo de 2009, 08:10 h (CET)
Señores, yo no sé lo que estarán ustedes pensando de la situación económica de España, pero yo creo que empezamos a ser muchos los que estamos hartos de que, desde los organismos oficiales, el Gobierno, los partidos políticos y los sindicatos se quiera “edulcorar” la crisis por la que estamos atravesando con la evidente intención de ocultarnos la cruda realidad, que nos sitúa a la cola de todos los países de la CE en cuanto a perspectivas de recuperación económica. Puede que, al señor Zapatero, le de renta política insistir en afirmar que “ya hemos tocado fondo” o que “los primeros atisbos de recuperación ya se están percibiendo”, cuando lo cierto es que, desde todos los puntos de Europa y de todas los organismos financieros internacionales se nos viene anunciando, cada vez con más insistencia, que esta recesión va a durar hasta finales del 2010, augurando, los más optimistas, que a principios del 2011 algunos de los países mejor preparados comenzarán a levantar cabeza. España parece ser que va a estar entre ellos.

Echemos un vistazo a algunos aspectos relativos a nuestro actual contexto financiero y económico, a efectos de constatar cuánto hay de verosímil en los presagios pesimistas que, desde el FMI, el BCE y la CE, se hacen respecto a la economía de nuestro país. Si queremos hablar de nuestra Deuda Pública podemos decir, según datos del Banco de España, que la del Estado ha crecido un 17’6% durante el año 2008, alcanzando un volumen de 345.115 millones de euros, y este fuerte incremento se debe a las necesidades de financiación del Estado, a causa del deterioro económico y del aumento de la inestabilidad financiera que ha requerido una inyección de 47.700 millones de euros. Pero veamos la repercusión del derroche del señor Zapatero en cuanto a gasto público. Lo cierto es que, el Tesoro Público, está invadiendo el mercado de Deuda Pública que, según los datos publicados por el Tesoro y los análisis de Standard&Poor’s, no es más que el prolegómeno de un aumento desorbitado de la Deuda a consecuencia del enorme programa de gasto público lanzado en el 2008. A ello deberemos añadir el nuevo paquete de propuestas lanzadas por el señor ZP con motivo del Debate de la Nación. Y es que este año, 2009, las necesidades financieras requerirán la emisión de 86.500 millones de euros (8’6% del PIB) que representa un incremento del 68’6% respecto a las cifras del año pasado.

En consonancia con lo expresado anteriormente, el saldo total de la deuda será de 447.000 millones de euros, o sea un 44’7% del PIB. Aquí conviene aclarar que el señor Zapatero presumía de tener mucho margen de endeudamiento, porque en el caso de la Deuda pública de todas las Administraciones públicas en España, no alcanzaba el 60% del PIB, máximo que establece la Unión Europea. Con lo que, parece ser, no contaba nuestro señor Presidente, es con el hecho de que, el Tesoro, realiza sus cálculos basándose en las previsiones económicas del Gobierno (publicadas en enero del corriente año) que, con un cierto optimismo, pronosticaban una caída del PIB de sólo el 1’6%.Lamentablemente, las circunstancia han cambiado a peor y hoy, tanto Bruselas como el FMI, amplían hasta el 3% tal previsión, y, en el caso del Banco de España la elevan al 7% – si se anualiza la caída del 1’8% del primer trimestre –. Es decir que, sin incluir el coste de las nuevas medidas propuestas por el Gobierno, la carga de la DP ascendería al 45’3%. Y a todo esto deberemos recordar que, el Tesoro, tiene previsto un volumen de amortizaciones que casi triplica las cantidades del 2008. Vean como la consecuencia de esta urgente necesidad de financiación de la Administración nos lleva al conocido fenómeno del “crowding aut” (que ya comentamos en un artículo anterior) en virtud del cual la competencia de la DP obliga a los emisores de Deuda Privada a elevar la rentabilidad de sus emisiones para poder conseguir su propia financiación.

Si, como menciona Standard&Poor’s, debemos tener en cuenta que la Deuda del Estado es una parte del total, al que hay que añadir la correspondientes a las distintas CC.AA., lo que nos obligará a sumarle 27.000 millones de euros más a la primera.No obstante, a ello se deberán agregar los 5.000 millones del segundo plan E, los nuevos 20.000 millones de ICO y las ayudas para la venta de automóviles y aerolíneas, con lo que llegamos a la inquietante conclusión de que, a finales del 2009, la deuda de las Administraciones públicas rozará el 60%, el límite fijado por Bruselas (datos extraídos de Libertad Digital); y ojo, tengamos en cuenta que aquí no se han contabilizado los 8,000 millones entregados a los municipios para obras públicas.. La dificultad, cada vez más acentuada, de colocar la deuda en el mercado mundial, así como la subsiguiente necesidad de elevar la rentabilidad de la misma para competir, con posibilidades de éxito, con las emisiones de los otros países; es otro motivo a tener en cuenta cuando se habla del encarecimiento de su coste. El ejemplo lo tenemos en que la rentabilidad de la deuda se ha disparado, respecto al 2007, de forma que el diferencial en el conjunto del 2008, en sus emisiones a diez años, en comparación con el bono alemán, ha llegado a los 81 puntos básicos, cuando en el 2007 sólo era de 15 puntos.

Por si faltara algún elemento de pesimismo a agregar al negro panorama que se nos presenta, tanto del FMI como la CE, aparte de retrasar la previsiones de recuperación económica para finales del 2010 (recuerden el optimismo de Zapatero cuando ya piensa que a finales del corriente año comenzará a reanimarse el mercado); cuando se refieren a nuestro caso en particular, no se atreven a pronosticar una fecha determinada para que nuestra nación esté en condiciones de superar la crisis. Ambos organismos han coincidido en afirmar que España (en parte por la incidencia de la burbuja inmobiliaria) será de los últimos países en recuperar el crecimiento del PIB. El FMI pronostica que nuestro PIB caerá un 3’1% este año y un 0’7% en el 2010; la CE es más negativa al asignarnos una caída del 3’2% para este año y un 1% para el 2010. Lo peor es que, ninguno de los organismos citados tiene la confianza necesaria para fijar el momento en el que nuestra economía vuelva a estar en condiciones de recuperarse. Y otro dato preocupante: España será el último país de los 27 estados miembros de la UE en registrar una caída del PIB durante el último trimestre del 2010. Negro, negrísimo, señor Zapatero, se nos presenta, de atenernos a dichos informes, el porvenir de nuestra nación. Y, si no se decide a poner al frente de la lucha contra la recesión a un equipo técnico, que pueda actuar libre de trabas partidistas e ideológicas, con la colaboración de los que les aporten los partidos de la oposición; mucho nos tememos que el tiempo de vivir de rentas y de demagogias está tocando su fin y ha llegado para los españoles el tiempo de mirar cara a cara el reto que tenemos delante par tomar las medidas precisas, por dolorosas que pudieran ser, sin dar más carnaza a la demagogia y a los intereses de partido, al objeto de que las consecuencias de esta situación de caos económico sea lo más breve posible. En caso contrario, mucho nos tememos que cuando se quiera reaccionar ya sea tarde.

Noticias relacionadas

Donde le duele al nacionalismo: enseñanza e idioma.

“Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad.” Karl A. Menninger

En las cuestas arriba…

Esta frase formaba parte del aserto de un hombre admirable por sus sentencias. Cuando hablaba “subía el pan dos reales”

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris