Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Enfermos incurables

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
jueves, 14 de mayo de 2009, 23:56 h (CET)
La práctica de inducir al sueño profundo mediante la administración de fármacos no es exclusiva de la cirugía; también la medicina paliativa, en fases terminales de enfermedades degenerativas crónicas como los tumores, puede recurrir a ella. Se habla en tales casos de sedación paliativa.

La sedación farmacológica, cuando es profunda, continua e intencionada, consiste en la administración de un fármaco con la finalidad de hacer perder la consciencia a un enfermo en fase terminal aquejado por la presencia de síntomas refractarios al tratamiento.

Según la European Association of Palliative Care, la sedación es algo completamente distinto de la eutanasia. Su intención es la de hacer frente a síntomas refractarios, y no la de matar al enfermo. El resultado es el de provocar en el paciente un sueño profundo, no el de matarlo.

Los mayores centros europeos de cuidados paliativos registran porcentajes de enfermos sedados que en general no superan el 10% del total de dolientes atendidos.

Finalmente, los síntomas por los que se decide intervenir sedando al enfermo deben ser rigurosamente “refractarios”, que resulte imposible tratarlos con los fármacos comunes que no alteran el estado de la consciencia. Si esto es así para los síntomas físicos, lo es aún más para los psíquicos, originados por el abandono terapéutico y humano en que se encuentran con frecuencia los enfermos terminales.

Marie Hennezel, especialista en cuidados paliativos, asevera que "adormecíamos al enfermo y animábamos a sus seres queridos a acompañarlo en una vigilia llena de delicadeza. Pues, aún sedado, el enfermo percibe la calidad afectiva de los que le rodean, los guiños de ternura y las palabras de consuelo susurradas al oído".

____________________

CLEMENTE FERRER ROSELLÓ. Presidente del Instituto Europeo de Marketing, Comunicación y Publicidad. Madrid.

Noticias relacionadas

Catalunya, el árbol que no deja ver el bosque

El PP, con la Constitución tapa su corrupción

El valor y la valía

Se requieren gentes de valor que perseveren, dispuestos a plantarle corazón a esta escalada de contrariedades que nos dejan sin aliento

De la Constitución de 1812 a la de 1978

Hay que releer las constituciones derogadas antes de reformar la vigente

Turull y Rull

La viñeta de Carla

¡Aprovecha el instante! ¡Aprovecha el día!

Cada ser humano y cada alma es un microcosmos en el macrocosmos universal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris