Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Tribunal Constitucional. Zzzzz....

Manuel Villena (Granada)
Redacción
jueves, 14 de mayo de 2009, 23:52 h (CET)
Con mucho gusto relataré el raro y extraño suceso que me aconteció hace unos días en las cercanías donde se halla enclavado el Tribunal Constitucional.

Mientras hacía tiempo a que mi hijo resolviese unos asuntos merodeaba sin rumbo por la acera que colinda con el citado tribunal. Sin poder evitarlo se me vino a la mente el caso del acoso y derribo al que está sometido el Castellano ( idioma oficial en todo el Estado, art. 3.1 de la Constitución) en Cataluña. De las sentencias dictadas por los tribunales, y reiteradamente incumplidas por el ejecutivo catalán en este tema. De las multas que se les imponen a comerciantes por hacer uso del Castellano. De los últimos acuerdos por los que el Castellano tendrá, en la escuela, menos horas que un idioma extranjero.

Todas estas ideas me rondaban cuando, sin intención alguna, golpeé con mi pie izquierdo una botella de una afamada y saludable agua mineral de origen catalán. En ese preciso instante se obró el prodigio , de aquella botella surgió un Genio tocado con una barretina y cantando muy alegremente:"¡Campeones, campeones, oe,oe,oe!" A pesar de la rara indumentaria y del extraño comportamiento, el Genio hizo lo que cabe esperar en seres de su clase y categoría, y en muestra de su agradecimiento por su desembotellamiento, requisito indispensable que le permitiría asistir a varios importantísimos acontecimientos deportivos, prometió concederme tres deseos. Dos de ellos los omitiré por no delatar mi egoísmo y mis pocas ganas de trabajar. El tercero sí; le pedí escuchar las deliberaciones del Tribunal Constitucional, del que tan cercano estaba. Este deseo se cumplió al instante, por un sortilegio inexplicable aparecí junto a la puerta donde los altísimos jueces se reúnen a deliberar, lástima que por sólo demandar oir no pude entrar a ver, mas aplicando el oído a la puerta lo único que escuché y con meridiana claridad fue la siguiente onomatopeya: "Zzz...."

Noticias relacionadas

Vico

Vico nació en Nápoles en 1668 y falleció en la misma ciudad en el año 1744

Obsesionados con el franquismo 32 años después de su fallecimiento

“La vida de los muertos pervive en la memoria de los vivos” Cicerón

Oriol Junqueras, candidato secuestrado

Perfiles

Apuesta por una cultura de alianzas

Nunca es a destiempo para recomenzar

Una Europa en la que podamos creer

La declaración de París es un manifiesto elaborado por intelectuales de diez países europeos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris