Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Desde un córner   -   Sección:  

Lo que el ojo no ve

Antonio Pérez
Antonio Pérez Gómez
jueves, 14 de mayo de 2009, 22:22 h (CET)
El miércoles por la noche vivimos un espectacular partido de fútbol en la final de la Copa de SM el Rey. Son partidos especiales, son choques que trascienden lo meramente deportivo y que ofrecen el espectáculo en dos planos diferentes. El de los profesionales sobre el terreno de juego, jugándose en 90 minutos la gloria y el pasar a la historia como campeones del torneo más añejo del fútbol español; y el de la grada: dos aficiones enfervorecidas que se otorgan la misión de llevar en volandas a sus chicos. Ambas aficiones dan lo mejor de sí y juegan otro partido en el graderío: el partido de demostrar que ellos, junto a su equipo, se merecen más la copa que el rival.

Y en esta última edición, no fue una excepción. Ambas hinchadas, la culé y la de los leones, rivalizaron el las calles de Valencia, y luego dentro de Mestalla en calor, entrega y fidelidad a sus colores.

Pero la televisión pública española nos escamoteó el culmen de la fiesta de las aficiones catalana y vasca. Un par de momentos de comunión total entre ambos bandos futbolísticos. Una demostración sin par en esto de las finales de la Copa: el abucheo masivo a la entrada de SM el Rey y al himno de España.

Lo peor de todo es la falacia, la mendacidad, el intentar engañar a millones de espectadores que estábamos frente a la pantalla de la televisión “pública, plural y de calidad”. Esta cadena, paradigma de la profesionalidad, nos quiso vender la moto de que “un error humano” había sido el culpable de que por primera vez en la historia, nos perdiéramos el tradicional momento de la entrada de Don Juan Carlos I con el himno de España. Curiosamente, en el descanso nos ponen unas imágenes cortadas, editadas y, en definitiva, censuradas. Sí, censuradas. Al más rancio estilo del tipo Urdaci. Exactamente lo mismo. Aquel mintió para ocultar una cifra que perjudicaban a su gobierno. Estos han mentido para ocultar una realidad incontestable, a gritos. Que el “amigo” catalán y vasco no puede soportar los signos que nos representan a los españoles. Y a ocultar esa imagen se han dedicado todo el jueves todos los medios afectos al gobierno: todo el ente público y los de Prisa.

No fue la única manipulación en pos de pintarnos una panorama edulcorado, en tonos pastel, amable y casi costumbrista. Vergonzoso ejercicio del mono que se tapa los ojos, los oídos y la boca. A saber: escamotearnos los 2 cortes de manga de Yayá a la afición del Bilbao (eso rompía un tanto la bonita idea de los “nobles del norte”, midiéndose en una justa y honrosa lid), de no repetir demasiado las jugadas polémicas (por cierto, a Alves hay que darle un Óscar...pero ya) y escondernos las imágenes de las banderas españolas ardiendo en Canaletas en la madrugada del jueves. No sé a ustedes, pero a mi me suena a manipulación de otras épocas.

Me suena a manchar el fútbol doblemente. Hace mucho tiempo que algunos equipos han introducido masivamente elementos políticos en su parafernalia. Incluso muchos juegan con la fusión y confusión de esos dos ámbitos. De nota son las declaraciones de Laporta el día antes de la final sobre el simbolismo nacionalista de ambos clubes en sus respectivos países. Pero es que ahora la TVE se ha unido a la “contrareforma”, introduciendo también estrategias políticas en nuestro amado balompié. Concretamente en una inocente retrasmisión deportiva. ¿Dónde acabaremos?

Ah! Y sobre el partido…pues no hubo mucho que contar. El Bilbao pensó que la testiculina era suficiente para ganar al mejor equipo del mundo y se equivocó. En cuento Messi vio que Koikili iba al bulto, se fue al centro, donde el vasco no podía seguirle si no quería desguarecer su zona, y acabó el partido. Otro trofeo más para este súper Barça de Guardiola. Y les quedan dos más.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris