Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Calma, señor Presidente, que quien gobierna es usted

Miguel Massanet
Miguel Massanet
miércoles, 13 de mayo de 2009, 07:52 h (CET)
Nuestro presidente, el señor José Luis Rodríguez Zapatero, parece que ha entrado en una fase de incontinencia verbal directamente proporcional al empeoramiento de sus perspectivas electorales; como se desprende de las encuestas, especialmente en lo que se refiere a los próximos comicios para la elección de eurodiputados para ocupar sus puestos en el Parlamento de la U.E. Es evidente que el nerviosismo se está apoderando del equipo que compone el Ejecutivo que nos gobierna, a medida que la situación, en el Congreso se les viene complicando a causa de la falta de apoyo del PNV, molesto por haber sido desbancando del gobierno de Euskadi. La falta de leyes para ser aprobadas en el Congreso, muestran a las claras la desconfianza de ZP en los pocos apoyos que le restan y el miedo a sufrir un descalabro importante que le pusiera en evidencia ante sus votantes tradicionales. Su necesidad de amarrar a los nacionalistas y a la izquierda extrema se traduce en actuaciones mitinescas –con tintes cercanos a las peroratas llenas de ardor proletario que sus maestros Lenín, Marx, Bakunin, Troski con tanta habilidad supieron insuflar a las masas obreras europeas – que se han ido enardeciendo a medida que ha tenido que hacer de la necesidad virtud para atraerse con concesiones ( caso de los nacionalistas catalanes, ante los cuales parece que el grifo de las subvenciones no deja de manar) o de carácter más ideológico, con guiños a IU y partidos de extrema izquierda, ante los cuales se presenta como adalid del anticlericalismo, protector de los “derechos” de las mujeres ( aborto) y encendido defensor de la lucha contra el capitalismo.

El hecho es que, ZP, parece que ya se ha olvidado de cómo trató, en su día, a los que fueron los primeros en poner en guardia a los españoles de lo que se nos venía encima. Recordemos que ya, a finales del año 2007, hubo economistas que alertaron de los peligros de la famosa burbuja inmobiliaria y de ciertos signos preocupantes en la economía y las finanzas. Pero fue durante los primeros meses del 2008, en plena campaña electoral, cuando el señor Zapatero tachó de “alarmistas” y “antipatriotas” a todos aquellos, fueran del color que fueran, que ya anticipaban con datos concluyentes en las manos, la llegada de la recesión. Los hechos, por desgracia, demostraron de una manera harto concluyente quienes decían la verdad y quienes (conociéndola) la ocultaron a los ciudadanos, con el objeto de que los votaran de nuevo. Ahora parece que se vuelve a utilizar el mismo tipo de estrategia; una vez más el señor Zapatero se quiere aprovechar de unos atisbos, escasos y, por supuesto, poco convincentes, para lanzar de nuevo las campanas al vuelo y poner en marcha las fanfarrias de la demagogia más insolente para volver a “culpabilizar” a aquellos que sostienen que España continua en la vorágine de la crisis, que se mantiene en una fase de descenso incontrolado y que todos los parámetros económicos siguen en números rojos, por mucho que los miembros del Ejecutivo se hayan pintado sonrisas de payaso sobre unos labios marcados por el espasmo de la incompetencia y el rictus de la ignorancia.

Lo que ocurre es que se han agarrado a una recuperación de las Bolsas, gracias a los cientos de miles de millones que las fábricas de dinero ( papeles nada más) de la FER norteamericana y el BCE están lanzando al mercado – China, con gran sentido común, viene advirtiendo de los graves efectos inflacionistas de semejante política – que, como es patente, nada tiene que ver con la recuperación económica mundial y, mucho menos, con la de nuestro país que, como es evidente, sigue padeciendo, más que ningún otro, los efectos de la recesión; en parte, debido al retraso con el que el Gobierno se enfrentó a ella, mal y a destiempo. Lo que debiera explicar el despendolado señor Zapatero es cómo nos explica que el consumo eléctrico haya sufrido la mayor caída de la historia con una bajada de la demanda, en el pasado abril, del 13% (lleva 7 meses descendiendo) y el desplome alcance al 20% de la industria español, ¿hay algún motivo de alegría o esperanza en todo ello, señor ZP? Es posible que fuera conveniente que leyera un pequeño recuadro, publicado en La Vanguardia, sobre una advertencia formulado por el premio Nóbel, señor Robert Solow, en la que aclara: “ Hay gente que piensa que arreglando el lío financiero se arreglará automáticamente la economía, pero no es asi… prueba de ello es que ya existe un amplia oferta de créditos no bancarios para empresas directamente desde la Reserva Federal y para compradores de casa… pero el problema es que “nadie los pide”. No nos debemos de extrañar que, para Zapatero, esta información le suene a chino, pero si él no sabe economía, la señora Salgado debiera demostrar sus conocimientos procurando asesorar y atemperar a su jefe, impidiéndole desbarrar cuando acusa a la Oposición de “sólo alegrarse de los datos malos” porque estas opiniones, aparte de demostrar lo que él, seguramente, pensaría de encontrarse en tal circunstancia; lo que deja entrever es que ya está tan apurado, tiembla tanto ante un posible desastre en las europeas, que se ha visto forzado a acudir a los tics de siempre, a las artes y mañas habituales de la izquierda, que consisten en negar las evidencias para adormecer a un electorado deseoso de votarlos pero que, al ser el destinatario principal de los errores gubernamentales, empieza a pensar si sería preferible votar a socialista, permaneciendo en el paro o si sería mejor cambiar de camisa y conseguir un trabajo.

Porque, señores, lo que es irrebatible es que, mientras el señor Presidente se desgañita en los saraos que organizan sus huestes para animarse los unos a los otros; continuamos aumentado la bolsa del paro; sigue incrementándose, cada día que pasa, los que dejan de percibir las prestaciones correspondientes; prosiguen imparables las quiebras y concursos de acreedores de las empresas, autónomos y de las familias que no pueden atender al pago de sus compromisos. No quieren abaratar el coste del despido pero, no obstante, se quedan tan tranquilos mientras se suceden, imparables, los ERE’s y los cierres de empresas, sin que ello reporte ningún beneficio para los trabajadores afectados salvo que, curiosamente, lo que sólo hubiera afectado a una parte de la plantilla con un sistema más flexible de ajustes de mano de obra, ahora, vean ustedes la paradoja, afecte a la totalidad de la misma. Yo creo, señor Zapatero, que debiera usted moderarse, tomarse una tila antes de salir a la calle y empezar a pensar, sin ofuscaciones, fanatismos, obsesiones izquierdistas o ardores tercermundistas; la forma mejor para salir del atolladero actual aunque, para ello, deba de aceptar la ayuda de la oposición de derechas quienes, por mucho que le cueste reconocerlo, son los que mejor saben dirigir una economía, entre otros motivos porque están mejor preparados que ustedes, como se demostró cuando gobernó el señor Aznar. Sean humildes y acepten que, a ustedes, cuando se les saca de los manejos torticeros, las manipulaciones políticas de la justicia y el endiñarles a los que no gobiernan las responsabilidades que no tienen, ya andan ustedes perdidos. Y ya saben aquello de… ¡ de perdidos al río!

Noticias relacionadas

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”

Carles Riera, sin foto en el cartel

Perfiles

¿Será Erdogan el nuevo Saladino de Jerusalén?

¿Peligra la vida de Erdogan?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris