Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Son fiables los condones?

Alberto López (Málaga)
Redacción
martes, 12 de mayo de 2009, 10:20 h (CET)
Hace ya algún tiempo cayó en mis manos un folleto titulado “El juego de la ruleta vírica” editado por la Asociación “ARVO” de Salamanca, que no tenía desperdicio, y que me viene a la memoria a raíz del “humanitario gesto” que han protagonizado nuestras insignes y preclaras autoridades gubernamentales enviando no sé cuantos “kilos” de preservativos (léase un millón de unidades según datos de la prensa) a un determinado país de África. Es una reacción típica visceral-infantiloide, ante el llamamiento de S.S. Benedicto XVI, quien solo deseaba aclarar ideas y prevenir de una situación real, para intentar disminuir el impresionante número de muertes que se producen anualmente en ese continente, en la espantosa agonía del SIDA.

En aquella publicación se daban datos científicos, producto de la investigación desapasionada de auténticos especialistas en diversas materias repartidos por todo el mundo, ese que llamamos sarcásticamente civilizado, acerca del funcionamiento “real” de esos utensilios, basándose en los numerosos análisis, pruebas, ensayos,…etc., hechos por estos verdaderos profesionales de diversos campos de las ciencias.

Y lo que más me llamó la atención de lo que leía en aquella época, y me sigue llamando ahora, es que en ningún momento incluían o citaban en sus razonamientos, argumentos de tipo moral, religioso o de algún tipo de creencia. Solo físicos y médicos.

Teniendo en cuenta aquellos datos me atrevo a preguntar: ¿sabe el público que utiliza el preservativo que su fiabilidad anticonceptiva es tan solo relativa debido al tamaño de los poros del material de que está hecho: el “latex”, que permite la circulación más o menos libre de los espermatozoides a través suya? Se ha podido comprobar que ésta es la causa de la sorpresa de tantos y tantas cuando se encuentran con el resultado de la “prueba” que hicieron en aquel momento tonto.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIV)

El Vaticano no debe ser una panda de chorizos al estilo de Alí Babá y los cuarenta ladrones

República del Paraguay y República de Corea: Celebrando 55 años de Amistad

“Paraguay siempre ha estado apoyando a la República de Corea en el escenario internacional"

No hay verso sin verdad, ni poética sin verbo

“Contra el poder de avasallar, el deseo de hacer justicia"

Venció quien debía

La regeneración del PP, misión de P. Casado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIII)

Hay que reconocer que en el Opus Dei han sido más pacíficos que Alejandro VI o Hitler. Se agradece
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris