Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El tema migratorio en EEUU

Olga Esmeralda García (México)
Redacción
martes, 12 de mayo de 2009, 10:20 h (CET)
Después de los atentados del 11 de Septiembre de 2001, la inmigración ilegal se convirtió para los Estados Unidos en un asunto de seguridad nacional. A partir de entonces, el país norteamericano habría de poner en marcha una serie de medidas encaminadas a lograr un mayor control sobre el flujo migratorio hacia su interior, poniendo especial énfasis en el tema de los inmigrantes indocumentados, los cuales ingresan a territorio estadounidense principalmente a través de la extensa frontera que comparten México y Estados Unidos, y son en su mayoría mexicanos, seguidos de personas que provienen del resto de países latinoamericanos.

Fue así que el 16 de diciembre de 2005 la Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobó el proyecto de ley HR 4437 (Ley para el Control de la Inmigración, el Antiterrorismo y la Protección de las Fronteras ó Ley Sensenbrenner –debido a que su patrocinador era el republicano James Sensenbrenner), que pretendía tipificar la inmigración ilegal dentro de los Estados Unidos como delito grave, así como también los actos de transportar, dar albergue, ocultar o proteger a inmigrantes indocumentados.

En marzo de 2006, la aprobación de este proyecto de ley obtuvo una respuesta cuando alrededor de 200 organizaciones activistas del área del medio oeste lograron reunir a más de tres millones de indocumentados (principalmente de origen mexicano) que se manifestaron en distintas ciudades de los Estados Unidos en contra de dicha ley. Las protestas lograron acaparar la atención de los medios al ser las más grandes en la historia de varias ciudades pero además colocaron al tema migratorio dentro de la esfera pública y pusieron de manifiesto la emergencia de los inmigrantes indocumentados como actores cívicos y políticos.

Desde entonces el tema migratorio ha sido fundamental dentro de las campañas políticas y la promesa de una reforma migratoria fue uno de los elementos claves durante la campaña del presidente Obama, quien a pesar de no deslindarse de su promesa de campaña parece tener como prioridad otros temas comunes con México como lo es el de la seguridad fronteriza y, ahora, la emergencia sanitaria debida a la influenza humana. A este respecto los analistas prevén que aun cuando empezara a debatirse antes del otoño de este año –como lo han anunciado legisladores y senadores demócratas– y a pesar de representar un asunto importante no sólo dentro de la agenda del presidente, sino para el pueblo estadounidense en general, la reforma migratoria es un tema que va para largo.

Noticias relacionadas

Control de armas en EE.UU.

Los estudiantes sobrevivientes de la masacre de Florida muestran el camino a seguir

Cuidadín, cuidadín

Cada vez cuesta más trabajo hablar o actuar sin correr el peligro de ser perseguido sañudamente por los vigilantes de lo políticamente correcto

A la calle sin motivo

El colectivo de profesores interinos de Asturias está formado por miles de trabajadores

¿Fútbol?

Esta semana, Bilbao se convertía en el nuevo escenario de batalla campal que enarbolan los equipos de fútbol. Su víctima —directa o indirecta—, Inocencio Alonso, ertzaina

La dudosa salud de nuestra democracia

¿Cuándo tendremos políticos que piensen en el bien común?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris