Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

¿Oportunidad crucial o gestos vanos?

David S. Broder
David S. Broder
martes, 12 de mayo de 2009, 10:12 h (CET)
Parturient montes, nascetur ridiculus mus. La administración se enfrentó la semana pasada a los presupuestos del gobierno de los Estados Unidos siguiendo el examen "minucioso" prometido por el Presidente Obama -- y descubrió que aquellos ahorros teóricos que se iban a producir son casi invisibles a la vista.

El ejercicio contable, repetición de gestos igualmente inútiles del ex presidente George W. Bush, produjo 17.000 millones de dólares en ahorros en un plan de gasto de 3,4 billones de dólares -- un poco menos de la mitad del 1% del gasto.

Judd Gregg, el delfín Republicano del Comité Presupuestario del Senado, decía "Es menos que un error de redondeo en lo que respecta al importe de la deuda y el déficit en los que como gobierno estamos a punto de incurrir.”

El presidente Demócrata de ese comité, Kent Conrad, de Dakota del Norte, era un poco más diplomático, diciendo que "la iniciativa servirá de ayuda," pero añadía que "tan importantes como puedan ser el saneamiento del gasto y los recortes, no deberíamos perder de vista la mayor amenaza para la economía de nuestra nación -- la combinación de la generación de los 60 a punto de jubilarse, el creciente gasto sanitario, y nuestro desfasado e ineficaz sistema de recaudación pública.”

Conrad y Gregg han propuesto abordar ese problema general creando una comisión bipartidista que examine los grandes programas de prestaciones sociales -- la seguridad social, el seguro de gastos por enfermedad y la protección pública de la tercera edad -- de donde hay que sacar los ahorros, y el sistema de tributación que financia los programas.

Esa propuesta y su homóloga de la Cámara, auspiciada por el Representante Republicano de Virginia Frank Wolf y el Representante Demócrata de Tennessee Jim Cooper, llevan dos años en punto muerto por obra sobre todo de la oposición numantina de la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi.

Hasta el momento, Obama no la ha desafiado, incluso sabiendo como todo hijo de vecino que las medidas decisivas para impedir una cadena de déficits anuales multibillonarios cuando salgamos de esta recesión van a exigir claramente la reforma de los derechos sociales y los impuestos.

La semana pasada, en una valiente ruptura con la disciplina de partido, el secretario de la mayoría en la Cámara, Steny Hoyer, reiteraba su apoyo a la idea de la Comisión, dando a entender que junto a la reforma radical de la sanidad que Obama ha metido en la agenda, el Congreso abordará la reforma de la seguridad social.

Como señalaba Hoyer, las opciones para ocuparse de la seguridad social "se entienden y se acogen bien. Podemos recaudar más dinero. Podemos refrenar el avance de las prestaciones, particularmente en el caso de los empleados mejor remunerados, al tiempo que reforzamos la red de seguridad de los trabajadores más modestos. Y/o podemos elevar la edad de jubilación, reflejando que nuestra esperanza de vida es hoy significativamente más elevada.”

"Lo que faltan," decía, "no son ideas. Es voluntad política,” y el grado de confianza entre los partidos que permitiría una negociación fructífera.

Cada vez son más los legisladores Demócratas y Republicanos que expresan su disposición a acometer tal iniciativa. En respuesta al discurso de Hoyer, el Senador Republicano de Carolina del Sur Lindsey Graham, que recorrió el país el año pasado junto a John McCain, declaraba a mi colega del Washington Post Lori Montgomery que "Yo creo que podemos lograr el apoyo Republicano significativo a un compromiso razonable.”

Como confirmando sus comentarios, el Senador Republicano de Ohio George Voinovich y el Demócrata independiente de Connecticut Joe Lieberman sometían a revisión una propuesta de Comisión de reforma social propia la semana pasada. Voinovich me decía que cree "que las perspectivas de acciones concretas en esta materia son muy, muy halagüeñas, porque se está extendiendo la sensación de que es imposible poder mantener el rumbo que estamos siguiendo.”

Cuando hablé telefónicamente con Graham, él esbozó un plan que no sólo suscribiría las propuestas de Hoyer sino que proporcionaría más prestaciones a los jubilados de ochenta y tantos que con cada vez mayor frecuencia "viven más tiempo del que financian sus cuentas de ahorro para la jubilación."

Graham decía que con el liderazgo de Obama, incluyendo una visita para recabar ideas con los integrantes de ambos partidos en el Congreso, un compromiso así podría superar el trámite del Congreso este año -- sin ninguna necesidad de una comisión.

Pero mientras que estos Republicanos se muestran entusiastas, Hoyer se muestra cauto. En una entrevista me recordaba que tanto Pelosi como el secretario de la mayoría en el Senado Harry Reid han echado un jarro de agua fría a la idea de la Comisión, y afirmaba que las señales procedentes de la Casa Blanca sugieren que Obama no va a querer que nada se interponga en el camino de sus iniciativas en materia de sanidad y energía este año.

Si eso significa que habrá más gestos vanos, como el de los minúsculos recortes presupuestarios de la semana pasada, la nación -- y Obama -- habrán desaprovechado una oportunidad.

____________________

Diario SIGLO XXI dispone de los derechos de publicación en exclusiva para medios digitales españoles de este y muchos otros columnistas del Washington Post Writers Group.

Noticias relacionadas

Vico

Vico nació en Nápoles en 1668 y falleció en la misma ciudad en el año 1744

Obsesionados con el franquismo 32 años después de su fallecimiento

“La vida de los muertos pervive en la memoria de los vivos” Cicerón

Oriol Junqueras, candidato secuestrado

Perfiles

Apuesta por una cultura de alianzas

Nunca es a destiempo para recomenzar

Una Europa en la que podamos creer

La declaración de París es un manifiesto elaborado por intelectuales de diez países europeos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris