Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Desaparecidos y terror sembrado por Fernando Lugo

Luís Agüero Wagner
Redacción
martes, 12 de mayo de 2009, 10:06 h (CET)
Ver solo la paja en el ojo ajeno al parecer es un defecto de Fernando Lugo, quien intenta eludir sus bochornos hablando por primera vez de los desaparecidos décadas atrás durante la dictadura de Stroessner, olvidando a los que ya cayeron hace semanas e incluso días bajo las balas pagadas por la embajada norteamericana que dispara su gobierno.

Inclusive al hablar de los desaparecidos, intentó volver a disfrazarse de cura y usar citas bíblicas, como "Cain, donde está tu hermano?", después de haber deshonrado a su iglesia y convertido a su país en la burla del mundo.

Para la flaca memoria del oficialismo, vale recordar que Fernando Lugo inauguró su gestión asesinando a mansalva al dirigente campesino Bienvenido Melgarejo, en defensa de latifundistas brasileños, aunque su discurso imbuido de las tesis anti-mercosurianas de sus publicistas siempre habla de la "soberanía" ante Brasil.

Inmediatamente después, desató una inmisericorde represión con su operativo policiaco Jeroviaha en San Pedro, que incluyó ejecuciones extrajudiciales y torturas y se hizo acreedora del repudio de activistas por los derechos humanos de todo el mundo. El asesinato del director de la radio comunitaria radio comunitaria Hugua Ñandú Martin Ocampo Páez, como derivación de la barrida policíaca cuya orden lleva su firma.

Mientras intenta manipular la memoria histórica en forma tan grosera como manipuló la religión católica en su falaz campaña política, sigue sin esclarecerse la muerte del dirigente campesino Enrique Brítez Irala, a quien paramilitares colgaron de la copa de un árbol semanas atrás. Por si fuera poco, sigue ignorando los derechos humanos de sus propios hijos abandonados por todo el Paraguay, y que no son pocos.

MILITARIZACIÓN, TORTURA Y MUERTE SEMBRADA POR LUGO

Para un relato creíble de lo que representó el "obispo de los pobres" para los campesinos, basta el relato de un documento del Partido de los Trabajadores donde describe la persecución, allanamientos, apresamientos ilegales, torturas, violación de derechos humanos y muerte, en el norte del país tras la militarización dispuesta por el presidente Fernando Lugo.

Según el documento del partido izquierdista, los habitantes de San Pedro, Concepción y Amambay sufrieron en carne propia lo que significa el compromiso del gobierno de Lugo-PLRA con la defensa de la propiedad privada de los sojeros, de los ganaderos, de las trasnacionales.

“Vamos a ser duros con la aplicación de la ley en defensa de la propiedad privada y en defensa de las inversiones”, expresó en varias ocasiones Lugo desde que asumió. Lo mismo repitió su Ministro del Interior, el “progresista” Rafael Filizzola. Ambos cumplieron a rajatabla su promesa hecha a los ricos y dueños de este país. Ambos incumplieron a rajatabla todas y cada una de las promesas hechas al pueblo trabajador que creyó que con ellos llegaba el cambio verdadero.

Y cuando toda la burguesía estaba exigiendo la militarización del campo, sucedió un supuesto asalto a un pequeño puesto militar en Tacuatî, ubicado en propiedad de una ganadera brasileña, cuya autoría se atribuyó el denominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Con la excusa de perseguir a este grupo foquista y “dar seguridad a la población”, según el ministro Filizzola, se desató la represión.

Fernando Lugo, en su calidad de Comandante en Jefe de las FFAA de la Nación, ordenó al comandante de las Fuerzas Militares Cíbar Benítez y al comandante de la Policía Nacional Viviano Machado, ocupar militarmente el norte. De hecho, el operativo fue el mayor desde la guerra civil de 1947, según expresiones del mismo ministro de Educación.

El sábado 10 de enero, se trasladaron a la zona más de 1.000 efectivos militares y policiales, entre ellos tropas especiales, 15 patrulleras, 8 caballos de la montada, 29 vehículos de transporte pesado, 125 camionetas del Destacamento de Operaciones Ligeras (DOL), tres helicópteros artillados, dos avionetas, una repetidora para equipos de comunicación, tres ambulancias, cuatro médicos, un juez, tres fiscales y una banda de músicos.

Para el lunes 12 de enero se tuvo el primer muerto en la Colonia Hugua Ñandú, de Concepción: Martín Ocampos Páez, director de la Radio Comunitaria Hugua Ñandú FM, que funciona en una escuela construida por la comunidad. Martín Ocampos también era miembro del Comité de Productores en formación de esa localidad.

Inmediatamente después sobrevino la serie de denuncias de torturas a los campesinos detenidos, según relato de las víctimas que recogió la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (CODEHUPY) a través de su equipo jurídico. Miembros de comunidades cercanas también denuncian extrema violencia policial-militar-fiscal en las intervenciones que se siguen desarrollando en estos momentos.

Hasta el Obispo de Concepción Zacarías Ortiz y médicos independientes denunciaron que los detenidos por militares, policías y fiscales fueron torturados brutalmente, siendo desgarradores los relatos.

El domingo 11 de enero también fue ejecutado Juan Ramón González, dirigente campesino de Itakyry. Agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO), que están en la zona protegiendo la propiedad privada de los sojeros, asesinaron a otro dirigente campesino, el tercero desde que asumió el gobierno de Lugo-PLRA.
Pese a todas las denuncias realizadas y a las pruebas presentadas, el gobierno negó los atropellos cometidos por militares, policías y fiscales. Tal es así que el presidente Lugo visitó el sábado 17 de enero a jefes de la Policía Nacional “para expresar su apoyo a la unidad que se encuentra implementando un gran dispositivo para luchar contra la delincuencia en el departamento de San Pedro”, según el informe periodístico del diario ABC Color.

¿PACTO DEL GOBIERNO CON EL REPRESOR?
El gobierno paraguayo debió desmentir el fin de semana que el regreso del represor Sabino Augusto Montanaro obedeció a un pacto con el actual gobierno, ante la insistencia de referentes políticos y periodísticos.

La desconfianza en Lugo evidenció el descrédito en que ha caído el gobierno del falso moralista y falso izquierdista, quien previamente a los escándalos que lo cubrieron de oprobio hace pocas semanas nunca antes había manifestado interés en lo sucedido durante la dictadura.

Intentando explotar al máximo la situación con un efecto propagandístico, con el regreso de Sabino Montanaro se “acordó” de los derechos humanos y convocó a los activistas que lo habían repudiado antes a raíz del operativo en San Pedro, para fotografiarse con ellos, y prometer el oro y el moro.

En retribución, los activistas, que curiosamente son los mismos que se encuentran vinculados a las ONG y pequeños partidos oficialistas agazapados tras ellas, organizaron una serie de ruidosas manifestaciones en torno al hospital donde se encuentran los despojos del represor, ya inimputable por la edad (casi 90 años) y según los reportes médicos, incapaz de recordar nada de lo sucedido varias décadas atrás.

El resultado fue la protesta de los familiares de los demás enfermos internados en el Policlínico Policial “Rigoberto Caballero” por no respetar las señales de “SILENCIO, HOSPITAL”.

Lo que se dice cantar la palinodia en forma.

PERSONEROS DEL DICTADOR STROESSNER CERCANOS AL OBISPO FERNANDO LUGO

1) Dr. Oscar Ynsfrán. Uno de los principales seguidores del obispo, el doctor Oscar Insfrán, ha sido un verdadero precursor del operativo Cóndor y hoy se ha convertido en uno de los organizadores de la Santa Inquisición en este territorio por segunda vez colonizado y despojado por el Vaticano.

Da fe de la siniestra presencia norteamericana en Paraguay un memorando fechado en Washington el 8 de Octubre de 1956, en el que se le asigna como asesor de la temible Policía política y en el que aparecen como participantes en los papeles Mr. Da Silva, primer secretario de la embajada paraguaya, Dr. Insfrán (el seguidor del obispo), segundo, Mister Rubottom (ARA) Y Mister Havemeyes (OSA). Se consigna en el documento que se envió una copia a la embajada de Asunción, cifrado ARA (Mr. King), ICA (Mr. Atwood), ARA (Mr. Rubottom) y OSA.

Ynsfrán es el hermano del temible ministro político de Stroessner Edgar L. Ynsfrán, antecedentes sangrientos que no le impidieron aparecer públicamente en compañía del obispo Fernando Lugo como uno de los puntales de su proyecto político en múltiples ocasiones sin inconvenientes.

2) Luis Aníbal Schupp. Ex Delegado de Gobierno de la dictadura de Alfredo Stroessner, amigo personal del clérigo-presidente.

3) Luis Alberto Castiglioni. Referente del ala dura, conservadora, neoliberal y pitiyanqui del Partido Colorado, apoyó electoralmente en forma pública al obispo Fernando Lugo para ganar las elecciones del 20 de abril. A poco del cierre de votación, hizo un público llamado para que sus seguidores voten por Lugo.

4) Senador Alfredo "Goli" Stroessner. Respaldó al gobierno en el Senado, en el fracasado intento de nombrar a un tentáculo de su grupo como miembro de la Corte Suprema de Justicia. También respaldó electoralmente la candidatura de Lugo, además de aportar su grupo multimedia y recursos.

5) Senador Orlando Fiorotto, recorrió los barrios de la capital instando a votar por el obispo Fernando Lugo a los seguidores del Partido Colorado.

6) "Kencho" Rodríguez, fanático seguidor del dictador Alfredo Stroessner en tiempos de la dictadura y sospechoso del homicidio de su propia esposa. Ocupa altos puestos burocráticos en al administración de Fernando Lugo.

7) Horacio Galeano Perrone, conocido seguidor del dictador Stroessner, ocupó el ministerio de Educación y ahora controla el INDI a través de una persona de su confianza.

8) Humberto Rubín, ex animador de los cumpleaños del dictador Alfredo Stroessner, actualmente publicista del obispo Fernando Lugo y marido de la ministra de la mujer Gloria Rubín.

9) Aldo Zucolillo, empresario anticomunista, ex propagandista de Videla, Pinochet y Stroessner, hoy vinculado a la prensa del gobierno de Fernando Lugo.

10) Alcibiades Gonzalez Delvalle, ex policía de Stroessner, actualmente trabaja como publicista de Lugo.

11) Osvaldo Domínguez Dibb, exitoso dirigente deportivo y empresario, actualmente apoya a Fernando Lugo desde su multimedia.

12) Conrado Pappalardo, antiguo jefe de ceremonias del dictador Stroessner, hoy apoya a Fernando Lugo e incluso fue su guía turístico en New York, durante la visita que en setiembre hizo el obispo a esa ciudad.

13) Victor Baez Mosqueira, ex informante de la policía política de Stroessner. Apoyó la campaña de Fernando Lugo desde su posicionamiento en la ORIT.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris