Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

El voto de la izquierda en las elecciones al Parlamento Europeo

Mario López
Mario López
lunes, 11 de mayo de 2009, 08:09 h (CET)
Ya hemos visto hasta dónde da de sí la política socialista del PSOE. En lo fundamental, hasta donde llega la del PP. Es decir, esencialmente la relación que guarda el PSOE con el socialismo es la que podría existir, para entendernos en un lenguaje común, entre el fútbol y la espeleología. No voy a entrar en el análisis comparativo de estas dos disciplinas deportivas, pues confío en la capacidad analítica del que me esté leyendo.

Lo cierto es que esta última crisis sistémica es una de tantas –igual algo más aguda que otras, pero una de las muchas que ya ha padecido el sufrido trabajador occidental a lo largo de los últimos cuatro siglos-. Esta crisis, sin embargo, debería suponer un cambio radical en la voluntad política de los trabajadores. Sobre todo después de la caída del muro de Berlín. El socialismo real se vino abajo, entre otras cosas, por el anquilosamiento de sus dirigentes y la falta de democracia interna en la gestión de un sistema, sin embargo, absolutamente justo en su concepción teórica. El sistema capitalista se está hundiendo por la codicia de sus beneficiarios y por la falta de democracia real en la gestión de una economía que, a diferencia de la socialista, es profundamente perversa en sus planteamientos teóricos. Por consiguiente, la clase trabajadora europea debería apostar decididamente por una alternativa de izquierdas basada en una economía socialista administrada democráticamente dentro de un régimen de plenas libertades, en el que los ideales republicanos fueran algo más que unas bonitas palabras que sirvan, eventualmente, para engordar el discurso vacuo de algún politiquillo con ínfulas progresistas. Eso es lo que la clase trabajadora debería de exigir a los partidos de izquierdas y eso es lo que los partidos de izquierdas deberían ofrecer al electorado en las próximas elecciones al Parlamento Europeo. La capacidad de la izquierda para movilizar a su electorado en estas elecciones puede ser vital para el futuro inmediato, en orden a superar un sistema capitalista a todas luces incompatible con los derechos fundamentales de la población mundial. Y, desde luego, tal movilización no pasa por pedir el voto útil al PSOE. Eso ya es agua pasada.

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris