Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

En Extremadura puede producirse una endemia

Ángel Morillo (Badajoz)
Redacción
domingo, 10 de mayo de 2009, 20:09 h (CET)
Ahora que estamos un poquito asustados con esa gripe nacida en México –es un decir- que ya han cambiado de nombre y que bastante gente sostiene (no concibo tanta maldad y tanto indeseable) que fue engendrada en laboratorio, nos encontramos los extremeños, para remate, con que pudiera ser que tengamos que enfrentarnos a una endemia junto con la “pandemia”. El colmo, el acá-bose, el súmmum, la guinda. Increíble.

En la región del paro (finalistas con Andalucía, casi 10 puntos por encima de la media nacional, que es ya aterradora); de los más bajos salarios (un 20% inferior a la media española y como un 50% inferior al de un francés); de los contratos basura; de la temporalidad (rondando el 50%, en las féminas el ¡96%!); de la más baja productividad (gano poco, trabajo poco; trabajas poco, te pago poco -¿quién lo arregla?-).

En la región de la pobreza (40%, el doble de la media nacional) y con el mayor número de familias muy cercanas a la indigencia; de la peor renta per cápita del País (lo que no es óbice para ser los españoles con el impuesto de Donaciones y el IRPF más caro); de menor desarrollo económico por habitante (nuestro PIB es el mismo que el de hace ¡25 años!); de la media más baja de España en pensiones y donde mayor beneficio público obtienen los ricos y los grandes latifundistas y, cómo no, un sinfín de profesionales que se “esconden” en la inviolabilidad de su propio domicilio.

En esta región de héroes olvidados y clerigalla opulenta, donde cada vez que algo exógeno (crisis) sucede para mal, se sufre en mayor grado; en la región del analfabetismo (aún en el siglo XXI, un 4,5% de los mayores de 16 años, a pesar de esas, creo, 232 Universidades Populares -record absoluto del País- y una Casa de “Curtura” en cada pueblo) y la opinión pública más desinformada (y sucede, como dice Ángel Ruiz Cediel, “… que ninguna oveja es capaz de comprender que hay un mundo más allá de los perros que las pastorean…”).

En la región con mayor número de funcionarios (30% de los trabajadores, lo que ayuda bastante al despilfarro de tener que “mantener” casi 1.700 coches oficiales), pero con el menor número de médicos por cada mil habitantes; en la región de la “Oca y tiro porque me toca” (un grupo de políticos es experto en TODO y siempre tiene un cargo importante), de adláteres corruptos, manipuladores y censores dedicados a la “compra” del voto rural de los menos cualificados por un trabajo mal pagado y temporal.

En esta magnífica región para los especuladores con máscara de empresarios, que van, si mal no recuerdo, por el VII Plan de Empleo y han gastado cientos de millones de € de los impuestos de todos con los calamitosos resultados que no es necesario volver a recalcar; en la región…, claro está, del desarrollo del subdesarrollo y con un Gobierno, quizá, picado de la tarántula o, dicho más actual, quizás, cercano a la gobieremia.

Pues sí, en esta más que dura tierra (en especial para algunos) y, lógicamente, con el ya citado Gobierno demodé que nos “asiste”, ahora –ya mismo, según parece- es fácil que se pueda producir una endemia; pues, parece ser que, con motivos capciosos y puramente mercantilistas y codiciosos, quieren emponzoñarla toda (o, cuando menos, una parte rica, sana y bastante grande) dando vida a un monstruo contaminante: Una refinería de petróleo, que es, además de cara (más de 3.000 millones de € que vamos a pagar entre todos, estemos de acuerdo o no), innecesaria.

Y lo peor es que por sus chimeneas salen desde Co2 y otros gases de hidrocarburos, partículas sólidas como hollines, metales pesados, sustancias sulfurosas y óxidos de nitrógeno, dioxinas, etc., y todo ello se emite a la atmósfera aún con los mejores dispositivos de control de humos y los rendimientos más eficientes.

Por supuesto que, dichas emisiones, provocan un aumento en el calentamiento global, la lluvia ácida, el oscurecimiento global, las nieblas de invierno y el smog foto-químico, así como un empeoramiento de la calidad de vida de la población que sufrirá alergias, problemas de piel y problemas respiratorios, incluso tos ferina y sarampión. Algo, sin duda, atroz y dantesco que sumirá una zona -de gente guapa como pocas otras- en el más infausto gorigori.

Noticias relacionadas

Cataluña del futuro

Mientras Cataluña vive la campaña del 21-D, el heredero de Fortuny, el ex-president Puigdemont sigue como un exiliado en Bélgica

Perpetuar nuestro cáncer

La autarquía, la corrupción, la des-justicia, los privilegios

El 9 de diciembre de 2017

El Dia Internacional contra la Corrupción y para la Conmemoración y Dignificación de las Víctimas de Crimen de Genocidio y para la prevención del mismo no estaban en la actualidad española de este domingo

Sin acatamiento de las leyes no hay Estado de derecho

“Seamos esclavos de la Ley para que podamos ser libres” Cicerón

Puigdemont y los encantadores

Puigdemont ya no contempla sublimadoramente un horizonte de independencia pero sigue aduciendo turbias estratagemas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris