Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

En cuestión la vida

Pepita Jiménez (Madrid)
Redacción
sábado, 9 de mayo de 2009, 14:26 h (CET)
Acaba de decir el Cardenal Rouco: está en cuestión “nada más y nada menos que el derecho fundamental a la vida de los más débiles e inocentes”. Gracias, Cardenal, por no callar ante tamaña injusticia. La nueva ley de aborto excluye de la igualdad ante la ley, a los no nacidos. Si a un bebé lo matan al nacer, nadie librará de una reprobación inmediata. Se dicen: que puedan matar los médicos y su propia madre; así escapamos del juicio.

¡Hipocresía sibilina!, que ha de juzgar la Historia, los jueces de las naciones en un nuevo Nuremberg, y Dios también. A Dios habrán de rendir cuentas, abortistas e inductores del aborto con su consejo o con su voto, cuando les pregunte como a Caín, “¿en dónde está tu hermano?” La nueva ley de aborto deja configurados a los seres humanos en dos categorías: unos, seres libres con derecho a la vida; otros, esclavos de su madre, dependientes a la manera de las cosas, de la voluntad del dueño; en este caso, del tirano, que no es dueño ni amo. Dar a las madres pleno poder cuando pueden estar atravesando una difícil situación, es regresivo, incívico. El colmo: llamar a los despojos humanos, “residuos biosanitarios”, quizá para anestesiar la conciencia, o para que vayan sin problemas al cubo de la basura para su reciclaje en productos de cosmética. Quitar la vida a niños y convertirlos en papillas, cremas, etc…. ¿es signo de progreso? Dantesco, draconiano, dramático, trágico. Felicito a la Asociación Derecho a Vivir y a cuantas defienden la vida sin discriminar a nadie.

Noticias relacionadas

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue

Os equivocáis

Me había prometido a mí mismo no nombrar al partido político que parece ser que lo está petando

Obligaciones colectivas

Universalizar la educación tiene que ser la mayor de las prioridades

Investigadores

No, los investigadores a los que me refiero, no se dedican a buscar las miserias de los demás
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris