Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Escabeles

Mario López
Mario López
sábado, 9 de mayo de 2009, 08:28 h (CET)
Francisco Franco Bahamonde, Generalísimo de los Ejércitos y Caudillo de España por la Gracia de Dios, precisaba de un escabel para encaramarse al balcón del Palacio Real desde el que dirigía sus encendidas arengas a sus devotos seguidores que abarrotaban la Plaza de Oriente, cara al sol, con la camisa nueva y las ondeantes banderas del águila de San Juan, el yugo y las flechas.

Todo aquello formaba parte del decorado de la época. Pero no hubiera sido posible sin ese escabel, ese apéndice que dotaba a las cortas piernas del dictador lo que la naturaleza le había negado, permitiéndole cumplir con aquellos patrióticos homenajes a su propia persona. Hoy en día la inmensa mayoría de nuestros políticos cuenta con la estatura física suficiente para asomarse a cualquier balcón sin pasar apuros. Sólo Pujol y Aznar han mantenido la talla del dictador, pero ambos ya pertenecen al pasado. Hoy en día lo que hay son otros tipos de escabeles que permiten a los políticos el acceso al poder. Hay escabeles materiales e inmateriales. Rosa Díez, por ejemplo, ha cosechado su acta de diputada aupada en el escabel antinacionalista o españolista; como se prefiera. Patxi López ha alcanzado la lehendakaritza subido al escabel antiterrorista conservador. Dime en qué escabel te apoyas y te diré quién eres.

Noticias relacionadas

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás

Complot de iluminados para asesinar al Kingfish

Inquietantes datos detrás de asesinatos políticos fundamentan teorías conspirativas que por mucho tiempo se consideraban producto de una paranoia delirante

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris