Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ACB / JORNADA 34   -   Sección:   Baloncesto

Alta Gestión Fuenlabrada se enfrenta a DKV Joventut en un partido decisivo (sábado 18:15)

Si los madrileños ganan y Pamesa Valencia o Iurbentia Bilbao Básket pierden, serán equipo de playoff.
Redacción
viernes, 8 de mayo de 2009, 12:33 h (CET)
El Alta Gestión Fuenlabrada ha llevado a cabo una campaña magnífica. No solo no ha coqueteado en ningún momento con el descenso sino que ha pujado por estar entre los ocho mejores de la competición a lo largo de todo la temporada. El Joventut, tras la marcha de Rudy y Aíto, no ha sido el equipo que otros años enamoraba a todos con su juego, pero estará en la lucha final por el título y no será un rival fácil para nadie.

POSIBLES QUINTETOS
Alta Gestión Fuenlabrada: Valters, Blanco, Oleson, Tskitishvili y Bueno.
DKV Joventut: Ribas, Rubio, Bogdanovic, Karl y Hernández - Sonseca.
Árbitros: Hierrezuelo – Bultó – García León.
Datos: Pabellón Fernando Martín (Fuenlabrada). 09/05/2009. 18:15. Telemadrid.

David Sánchez / Madrid

El Alta Gestión Fuenlabrada afronta el último partido de la temporada regular con opciones de estar entre los ocho primeros. Eso ya debería ser motivo de orgullo para sus aficionados. Sobre todo si atendemos al presupuesto del club. Pero, además, el Alta Gestión Fuenlabrada nos ha deleitado con uno de los juegos más vistosos de toda la competición (especialmente en su cancha). Pase lo que pase el sábado, la afición madrileña debería despedir a su equipo entre aplausos y con una sonrisa en la cara.

No dependen de sí mismos para lograr la preciada clasificación, pero desde luego no es una tarea imposible. Han de ganar al DKV Joventut (en un partido, en principio, intrascendente para los catalanes) y esperar que el Pamesa (matemáticamente clasificado) pierda ante el Kalise Gran Canaria, o que el Regal Fútbol Club Barcelona gane al Iurbentia Bilbao Básket.

El DKV Joventut no ha sido el de las últimas temporadas. Ya en los tiempos de Aíto el juego interior no brillaba con la misma intensidad que el resto del equipo. Pero suplían esas carencias con arrojo, velocidad, acierto desde el triple y, sobre todo, con una espectacular defensa. La riqueza táctica que aportaba García Reneses desde el banquillo les hacía un equipo temible. Este año, ya con Sito Alonso de entrenador, la aportación de los hombres interiores del equipo no ha mejorado precisamente. El affaire Mensah-Bonsu (el pívot inglés, tras haber debutado con el Joventut, acabó jugando en los Toronto Raptors) no ha ayudado. Por si fuera poco parece que la estrella del base Demond Mallet se ha apagado: ya no es ese tirador infalible desde la línea de tres. Ningún equipo puede ser el mismo tras la marcha de un talento como Rudy Fernández (en su última temporada el jugador más determinante de la ACB desde los tiempos de Sabonis); pero el DKV se ha alzado por encima de todos esos inconvenientes y estará un año más en la lucha por el título. Este año, además, hemos asistido a la confirmación de dos nuevas joyas de su cantera: Pere Tomàs y, sobre todo, Pau Ribas. Todos los focos apuntan, como es natural, a Ricky Rubio, pero Pau Ribas está llamado a hacer grandes cosas en el baloncesto. No sería extraño que su equipo estuviese ya recibiendo ofertas importantes por este jugador.

El Alta Gestión Fuenlabrada saldrá el sábado, una vez más, a practicar su particular run & gun («correr y tirar»: posesiones cortas creando espacios para el tiro, defensa de la línea de pase y contraataques rápidos). Si antes mencionábamos a Ricky Rubio (que podría coronarse como el mejor asistente de la temporada) y el excelente rendimiento de Pau Ribas, no hemos de olvidar que en Fuenlabrada ha jugado este año uno de los tres mejores bases de la ACB: Kristaps Valters. El letón es uno de los responsables de la exitosa campaña de su equipo. Encarna, cual sinécdoque, todas las virtudes del Alta Gestión Fuenlabrada: excelente tiro de tres, intensidad defensiva y velocidad y arrojo en ataque.

Ambos equipos se distinguen por el lanzamiento exterior y, en este sentido, puede que los porcentajes desde el triple decidan el encuentro. Ésa sería una apuesta un tanto arriesgada por parte de Sito Alonso, pues el Fuenlabrada en su cancha suele estar intratable en esa faceta. Donde sí podrían atravesar muchas dificultades los madrileños es a la hora de defender a pívots de las características de Moiso o Hernández Sonseca. Antonio Bueno ha realizado «su» temporada en el Alta Gestión Fuenlabrada, pero entre sus virtudes no está la de defender a hombres que le superan en envergadura. Tampoco parece que Gustavo Ayón (el fichaje mejicano del Alta Gestión Fuenlabrada) esté llamado a ser el hombre indicado para esa misión.

El sábado asistiremos, sin duda, a un gran partido de baloncesto entre dos equipos que jamás se reservan en ataque. Y eso, desde el punto de vista del espectáculo, siempre será bienvenido.

Noticias relacionadas

El Betis Energía Plus por fin se estrena en la ACB (83-77)

Los sevillanos logran, a la undécima, la primera victoria de la temporada, frente al Monbús Obradoiro

El Real Madrid tira de épica pero cae ante Olympiacos

Printezis ajusticia a los de Laso en la prórroga

Ibaka gana la partida a Marc Gasol y Mirotic vuelve a jugar con triunfo

El mediano de los Gasol aportó 20 tantos

El Valencia Basket planta cara pero sigue sin levantar cabeza

Los 'taronja', pese a las bajas, se mantuvieron con vida hasta el final gracias a la exhibición anotadora de Green (24 puntos)

El Madrid olvida su drama europeo

Los de Pablo Laso muestran su versión liguera para ganar a Herbalife Gran Canaria y alejar la derrota con Estrella Roja
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris