Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

El anagrama de nuestros deseos

Mario López
Mario López
viernes, 8 de mayo de 2009, 06:49 h (CET)
Hay dos acrónimos que son un anagrama y fuente de toda esperanza para muchos españoles, especialmente para buena parte de los madrileños: el ICO (Instituto de Crédito Oficial) y el COI (Comité Olímpico Internacional). Son el anagrama de nuestros deseos. Pero desconocemos los resortes que mueven a sus responsables para otorgar mercedes a unos y denegárselas a otros, así que vivimos presas de una gran inquietud.

¿Me llegará a mí las ayudas del ICO? ¿Designará el COI a Madrid como sede de los Juegos de 2016? Leí ayer una carta llena de razón de una barcelonesa alertándonos a los madrileños del riesgo que corremos de perder rincones amados de nuestra ciudad al paso de las retroexcavadoras olímpicas. Tiene razón. Cuando Barcelona abordó la remodelación de la ciudad que se creyó necesaria para acoger los Juegos, borró del mapa una cantidad importante de calles y rincones entrañables; muchos paisajes del alma de muchos barceloneses. Lo sé por propia experiencia. Aunque soy madrileño, pasé un par de años en Barcelona, a finales de los setenta del siglo pasado. En aquel tiempo entablé amistad con Jaume Sisa; cantautor por el que sentía y aún siento una desmedida admiración. Pues en 1998 pasé por Barcelona y quise visitar la calle Milagro, donde antiguamente vivía Sisa. Pensé que me había vuelto loco, porque a medida que me iba acercando al lugar donde recordaba que se encontraba la calle Milagro, más raro y confuso me parecía todo. Hasta que finalmente abandoné mi empeño, en cuanto me dijeron que aquella calle había desaparecido con muchas otras del barrio, en la remodelación de Sants. Todavía no he conseguido superar la nostalgia de aquello. Ahora pienso que lo más fácil es que el ICO no se acuerde de mí y si el COI nos da las Olimpiadas acabará quitándome algo más importante: algún rincón amado del alma.

Noticias relacionadas

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue

Os equivocáis

Me había prometido a mí mismo no nombrar al partido político que parece ser que lo está petando

Obligaciones colectivas

Universalizar la educación tiene que ser la mayor de las prioridades

Investigadores

No, los investigadores a los que me refiero, no se dedican a buscar las miserias de los demás
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris