Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Brasil

Ailed Sánchez Casillas (México)
Redacción
jueves, 7 de mayo de 2009, 06:36 h (CET)
Brasil se va situando como uno de los países con mayor proyección en America Latina y en el marco internacional. El impulso sobresaliente de Brasil se le atribuye al esfuerzo de estrategias diplomáticas que ha mostrado en los últimos años con el Presidente Luiz Inácio Lula da Silva. En Estados Unidos representa la vía para restablecer las relaciones con América del Sur, con esta importancia y con los cambios en el ámbito político, militar y nuclear posicionan a Brasil como país emergente; en otros tiempos México contaba con un poder relevante en esta parte del continente pero la problemática que se vive con el narcotráfico y los conflictos internos en este país genera cierta desconfianza y se le cataloga internacionalmente como un país de constante inestabilidad.

Así como en el gobierno de Bush se intensificó su bajo nivel en cuestión de política exterior lo mismo pasó en México con el ex presidente Vicente Fox y lo vimos reflejado con los problemas que se suscitaron con Cuba y Venezuela, es necesario entonces la preocupación de México para mejorar indiscutiblemente sus relaciones con el resto de América y ocupar nuevamente el lugar de reconocimiento internacional, y esto no solamente se logrará si Felipe Calderón o la Secretaría de Relaciones Exteriores realizan un buen trabajo diplomático, sino que se debe tener un proyecto común que nos haga a todos los mexicanos en cualquier lugar del mundo crear una imagen de respeto y reestructurar el desarrollo del país y no centrarse únicamente en un crecimiento económico.

Mucho se hablado de las potencias emergentes y en el continente de América figura Brasil como el candidato idóneo, pero es posible que México pueda también ser parte de esta nueva integración y no se trata de competir con Brasil, sino unirnos para que America Latina logré una representación total.

Noticias relacionadas

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue

Os equivocáis

Me había prometido a mí mismo no nombrar al partido político que parece ser que lo está petando

Obligaciones colectivas

Universalizar la educación tiene que ser la mayor de las prioridades

Investigadores

No, los investigadores a los que me refiero, no se dedican a buscar las miserias de los demás
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris