Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

A un colega que me puso verde

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 7 de mayo de 2009, 06:01 h (CET)
Hay algunos conspicuos articulistas de la izquierda que, cuando quieren intentar desacreditar las opiniones de aquellos que piensan diametralmente lo contrario que ellos, sacan inmediatamente a relucir los tópicos habituales, los latiguillos preferidos y las seudo-argumentaciones emanadas de las Internacionales socialistas que tantos “buenos” momentos nos han proporcionado a los españoles, especialmente cuando se quisieron hacer con España dinamitando la II República provocando la Revolución de Asturias de 1934. Por ello no me extrañó que hubiera uno de ellos que, en este mismo medio, publicó una carta al Director poniéndome como chupa de dómine por haber criticado al gobierno del señor Zapatero; cito algunas de sus frases “que ve, en los últimos fallos de ETA oscuras causas y tiene al presidente del Gobierno, por sujeto retorcido y capaz de cualquier truco, combinación o maldad”, “pertenece a este grupo de ciudadanos que nos quiere hacer ver que no hay más democracia que la Orgánica – definida en los Principios Fundamentales del Movimiento Nacional ( que, obviamente, el susodicho opinante, no debe haberse leído) –que no hay más dios que el catecismo del padre Ripalda”, para concluir acusándome de “ fascista redomado”. También citó, como no, lo de España como unidad de destino en lo universal ¡Nada nuevo bajo el sol! Y qué será que a mi me recordó lo de las sacas de la cárcel de la Modelo de Madrid, a cargo del señor Carrillo ( Paracuellos del Jarama), los asesinatos de sacerdotes a millares, las checas de Madrid, Valencia y Barcelona, y muchas cosas más que este joven, por su edad, no tuvo ocasión de conocer lo cual, probablemente, le hubiera servido para variar su concepto de lo que fue el levantamiento del 18 de julio y de sus antecedentes, “poco democráticos” por cierto...

Sin embargo, el tiempo suele poner las cosas en su sitio y, mientras yo me reafirmo en el concepto que tenía, en aquel año 2007 ( cuando usted me llamó fósil de inteligencia), sobre el señor Zapatero y sus dos gobiernos; mucho me temo que mi amigo, el izquierdista, habrá tenido tiempo para reflexionar mucho sobre el señor que nos gobierna y sus “habilidades” para engañar a los españoles, negando una crisis que estaba cantada y retrasando, temerariamente, el poner en marcha medidas que hubieran ayudado, de hacerlo a tiempo, a que la recesión no nos hubiera pillado como coloquialmente se dice, “con el trasero al aire”. No dudo que habrá podido recapacitar también sobre las promesas de “pleno empleo” que nos hizo el señor Presidente, cuando se promocionaba para se reelegido para su cargo y los resultados de aquellas bonitas palabras. Cuatro millones de parados no son precisamente lo que nos habían hecho creer que tendríamos a estas alturas del año 2009. Ni estar endeudados hasta la cresta; ni tener a los inmigrantes que nos trajo el señor Caldera en paro (de cada 3 hay 2 en paro); ni, por supuesto, tener una perspectiva de de caída del PIB del 3’2%; ni una baja de la demanda nacional del 4’9%; ni las negociaciones con ETA solapadas con las subsiguientes rectificaciones y apaños para arreglar los entuertos; en fin, para que decir más, sólo añadir que también se ha equivocado cuando entregó o avaló 50.000 millones para la compra de activos tóxicos a los banco, con el fin de que estos reanudaran la concesión de créditos y, una vez más, los banqueros le tomaron el pelo y dedicaron el dinero a poner orden en sus contabilidades.

Lo siento, pero este católico con el que usted pretendió cebarse que, por cierto, no estudió el Catecismo del P. Ripalda, continua manteniendo que España va camino de una desintegración territorial porque, yo no sé como lo verá usted, pero lo de Catalunya, su Estatut ( el TC a las órdenes del señor ZP ya está zanganeando para dorarnos la píldora y hacernos tragar algo evidentemente inconstitucional como constitucional) y el comportamiento de sus políticos ya la sitúan, si no de derecho de hecho, en los confines de la independencia. Lo del aborto libre, los matrimonios de homosexuales supongo que a usted le parece de perillas pero vea, a mí y a muchos otros que piensan lo mismo, nos parece una barbaridad como un templo y por supuesto, como comprenderá usted, tanto si le parece bien como mal, continuaré opinando lo mismo. En algunos casos los fósiles, amigo mío, tenemos más vista, más experiencia y, a veces más sentido común que los que han mamado de las ubres del padrecito Stalin, por lo que preferimos no contestar a aquellos que nos descalifican hasta que llegue el momento oportuno. La juventud, la inexperiencia y una gran dosis de temeridad pueden ser contraproducentes, cuando se trata de ponerle un San Benito a alguien. Por su propio bien desearía de España que saliera con bien de la situación por la que estamos pasando, por nuestros descendientes espero que las barbaridades de tipo económico que han ido cometiendo el señor Presidente y su mano derecha, hasta ahora, el señor Solbes, puedan enderezarse y, por el bien de España y de los españoles, desearía que los cuatro millones, reconocidos oficialmente, y los que no lo han sido pero que no trabajan, consigan, en breve plazo, recuperar sus puestos de trabajo; pero esto sólo son deseos, seguramente utópicos, sin ninguna base científica y, por supuesto, que están en contradicción a todo análisis racional de la situación en la que estamos.

Me imagino que el señor Presidente, Rodriguez Zapatero, seguirá encantado de haberse conocido aunque, no sé si serán apreciaciones mías, pero le observo muy desmejorado y, por qué no decirlo, muy repetitivo, poco imaginativo y muy escorado a babor; supongo que será por lo de los vascos pero, mucho me temo, que buscará su salida con alianzas poco recomendables que le van a pasar el cepillo (perdone este término tan religioso) para recoger su óbolo. ¡Ah! Ya se me olvidaba; debe aprender a distinguir entre una persona de derechas y lo del Fuero del Trabajo, el Fuero de los españoles y los fascistas, porque, no es lo mismo. Quiero recordarle que fascista es todo movimiento social de carácter totalitario y, no me negará usted, que los amigos de Zapatero, Hugo Chávez, Evo Morales, el renegado Fernando Lugo y el señor Correa no son los ejemplos más evidentes de este tipo de movimientos. Pero, ya que lo menciono, los obreros estaban mejor protegidos en cuanto a sus derechos laborales –entre ellos el puesto de trabajo y las jubilaciones –, de lo que lo están ahora. Y puede que usted lo dude, pero esto se lo dice uno que estuvo dedicado al tema laboral cuarenta años de su vida. Claro que, a tiro pasado, todos son unos héroes.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris