Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Panamá

Isaac Bigio
Isaac Bigio
miércoles, 6 de mayo de 2009, 08:59 h (CET)
El multimillonario Ricardo Martinelli ganó la presidencia de Panamá con el 60% de los votos frente al 37% del gobierno socialemócrata de Martín Torrijos. Se trata de la primera victoria presidencial de la derecha frente a quienes se proclaman como izquierda desde que América Latina ha venido siendo estremecida por la marea rosa.Este triunfo se da a poco de los triunfos electorales socialistas en Venezuela y El Salvador.

Martinelli hará un gobierno de corte empresarial, promoverá el TLC con EEUU y buscará crear un gobierno que busque ser más afín a Obama que a los viejos conservadores pro-Bush.

El llamado tsunami de Martinelli es tan grande que está logrando controlar el poder legislativo y la alcaldía capitalina.

El Partido Revolucionario Democrático, el más importante del país y quien antes estuvo con las dictaduras militares de Torrijos padre y de Noriega, está sufriendo una derrota tan aguda que entraría a una fuerte crisis interna. Su desgaste se debe a que la corrupción (algo que el PRD prometió combatir cuando fue electo hace un quinquenio) creció durante su administración.

Mientras la izquierda acusa al PRD de haberse desplomado por no habe rhecho cambios sociales y haber fomentado la corrupción, Martinelli les ganó mostrándose como un administrador mejor y más honesto.

El triunfo de Martinelli querrá ser usado por la derecha continental, especialmente=2 0por la chilena, para revertir la tendencia izquierdizante que s eha ido imponiendo en la mayor parte de los grandes países al sur de México.

Noticias relacionadas

Control de armas en EE.UU.

Los estudiantes sobrevivientes de la masacre de Florida muestran el camino a seguir

Cuidadín, cuidadín

Cada vez cuesta más trabajo hablar o actuar sin correr el peligro de ser perseguido sañudamente por los vigilantes de lo políticamente correcto

A la calle sin motivo

El colectivo de profesores interinos de Asturias está formado por miles de trabajadores

¿Fútbol?

Esta semana, Bilbao se convertía en el nuevo escenario de batalla campal que enarbolan los equipos de fútbol. Su víctima —directa o indirecta—, Inocencio Alonso, ertzaina

La dudosa salud de nuestra democracia

¿Cuándo tendremos políticos que piensen en el bien común?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris