Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Solidaridad y Cooperación en Norteamérica ante la amenaza de la influenza

Olga Esmeralda García (México)
Redacción
martes, 5 de mayo de 2009, 07:50 h (CET)
Para muchos mexicanos, el término Norteamérica hace referencia sólo a nuestro país vecino, los Estados Unidos; para algunos otros comprende también el país de Canadá. Para el resto del mundo, la región de Norteamérica comprende los tres países: México, Estados Unidos y Canadá. Y es haciendo uso de esta última acepción que la OMS ha situado el contagio sostenido de el virus de la influenza A H1N1 como limitado a la región de Norteamérica (aunque sabemos que el virus ya se ha extendido a muchos otros países, incluido España).

Estos tres países pertenecientes a dicha región comparten, además de las fronteras, el llamado TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) en vigor desde 1994, así como una Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN) creada en 2005. Y es precisamente a partir de los lineamientos planteados dentro de la ASPAN –que incluye mecanismos de prevención, respuesta y recuperación ante una eventual epidemia de influenza– que los tres países intentan hacer frente a la actual emergencia de salud.

Sin duda alguna es ahora cuando se ponen a prueba los protocolos de cooperación establecidos por México, Estados Unidos y Canadá. Al inicio del brote de influenza en la ciudad de México muchos se preguntaban si el país latinoamericano podría contar con el respaldo y el apoyo de sus vecinos del Norte –paradójicamente y para asombro de muchos no fueron estos últimos, sino otros países latinoamericanos (Argentina, Cuba, Perú y Ecuador), además de China, los primeros en cancelar sus vuelos hacia México, en una clara falta de solidaridad con nuestro país y pese a las advertencias por parte de la OMS de que este tipo de medidas de poco o nada servirían y que por otro lado podrían causar un daño aún mayor a la ya lastimada economía–.

Y para aquellos que auguraban que los Estados Unidos serían los primeros en darnos la espalda, cabe recordar que el gobierno del presidente Obama ha mantenido una actitud de estrecha cooperación y respaldo hacia nuestro país, al igual que el gobierno de Canadá, además de que ninguno de estos dos países ha contemplado siquiera, ni en los momentos más críticos del brote, cerrar sus fronteras o cancelar sus vuelos hacia México. Solidaridad y cooperación entre los países es lo que más necesita el mundo en momentos como este.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris