Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Haciendo muros en lo inevitable

Talía Dánae Romero (México)
Redacción
lunes, 4 de mayo de 2009, 09:51 h (CET)
En los últimos tiempos ha sido muy comentada la disposición del ex presidente estadounidense George W. Bush de construir el muro que dividiera la frontera con México, teniendo como objetivo primordial frenar la migración, así como el tráfico de drogas ilegales.

A pesar de que es evidente que el muro no detendrá dichos problemas, se ha dado a conocer que su construcción continuará con el gobierno actual, mismo que ha reconocido que esta no es la mejor opción para lograr los objetivos que le han conferido a dicho proyecto.

El principal problema de los inmigrantes indocumentados no es saltar una barda o burlar la patrulla fronteriza que, con tiempo cronometrado vigila el muro, sino sobrevivir en el cruel desierto, además de que muchos son heridos o asesinados por caza inmigrantes que disparan contra ellos cual si fueran animales. La terrible marcha hacia Estados Unidos es en extremo peligrosa, pues no solamente es muy difícil cruzar el inhóspito lugar en el que se encuentra la frontera, sino también es posible ser víctima de maltrato y de vejaciones por la policía estadounidense, los “coyotes” (que en repetidas ocasiones abandonan a los migrantes medio de la nada), la sociedad intolerante y por los asaltantes.

El muro fronterizo, además de resultar inútil (como un simple adorno o muestra de que el gobierno estadounidense está haciendo algo por solucionar el problema de la inmigración ilegal), también ha dañado el medioambiente.

Muchos animales se encuentran en graves dificultades, pues sus rutas migratorias han sido bloqueadas, sin mencionar el grave efecto que tiene la contaminación y la iluminación tan intensa del muro por la noche. Se han dado varias propuestas que permitirían adecuarlo para que no provocara daños al ecosistema, pero hasta el momento no han sido aplicados.

El muro ha tenido un impacto negativo, tanto en la economía como en el tema medioambiental, pero no ha tenido una verdadera utilidad en los propósitos que se le adjudicaba. La pregunta clave que debemos hacernos cuando analicemos éste hecho es: además de los beneficios a la imagen del gobierno, ¿hay alguna función importante y positiva en su construcción?

Noticias relacionadas

Las campañas contra VOX lo refuerzan y le proporcionan votos

“Los árboles solitarios si logran crecer, crecen muy fuertes” Wiston Churchill

Lenguas y banderas

Lenguas y banderas que indican identidad pueden convertirse en semillas de odio y de violencia

¿Hacia la estanflación en Argentina?

La contracción de la demanda mundial de materias provocará el estrangulamiento de sus exportaciones

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris