Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

El desplome económico en la Cataluña de izquierdas

Miguel Massanet
Miguel Massanet
lunes, 4 de mayo de 2009, 07:34 h (CET)
Cuando escuchamos a los dirigentes del Tripartit catalán y nos percatamos de lo satisfechos que se sienten de si mismos nos preguntamos, entre perplejos y divertidos, el porqué de tanta autocomplacencia y los motivos para que, los demás habitantes de la autonomía catalana, tengamos que sentirnos complacidos con su forma de gobernar. Una cosa es cierta y es que han conseguido establecer en estas tierras un foco de resistencia contra lo que se pudiera considerar el resto de España. Y es que por estos lares ya quedamos muy pocos que nos enorgullezcamos de ser españoles, al menos así parece ser si es que nos ceñimos al poco apego, si no al rechazo, que demuestran muchos de los ciudadanos de esta comunidad cuando se les menta España, la Constitución o se pone en cuestión la legalidad del Estatut. La labor que han desarrollado en esta región los separatistas, se ha hecho a conciencia y a fondo, de tal manera que el sentimiento de rechazo a todo lo español han conseguido que se haya inculcado en una mayoría significativa de ciudadanos, entre los cuales no son los menos influidos los estudiantes y jóvenes que se han convencido de que Catalunya sin España es viable y que estudiar en catalán es mejor que hacerlo en español. Claro que el “mérito” de que se haya producido semejante metamorfosis se le puede conceder al señor ZP, que no ha puesto los medios para hacer cumplir la Constitución y se ha rendido ante el chantaje nacionalista sólo para conseguir su apoyo para poder seguir gobernando en Madrid.

Así las cosas, y mientras un desmelenado señor Carot pierde su tiempo viajando por todo el mundo, gastándose el dinero de los españoles abriendo “embajadas catalanas” por todos los países y, de paso, llenándose la boca proclamando, a quien le quiere escuchar, que “Catalonia” no es España y que, sin Catalunya, España no sería nada; viene el tío Paco con la rebaja y nos enteramos de que todas las excelencias que nos intentan pintar de una Catalunya sobrada y motor de toda España, no son más que ganas de calentarse los sesos y, de paso, hacer lo mismo con los que tienen la humorada de atender a sus memeces. Lo evidente es que, las noticias que nos van llegando, avalan una perspectiva muy distinta. La red Hispalink ha revisado a la baja sus previsiones sobre el crecimiento regional, tanto a nivel nacional como internacional. Por lo que a Catalunya respecta parece ser que, lejos de corroborar el optimismo del señor Montilla y el resto de correligionarios, los informes para el 2009 no pueden ser más alarmantes, atribuyéndose a la comunidad catalana un descenso de las tasas de variación del VAB ( valor añadido bruto). Se destaca la “pérdida del dinamismo del sector industrial” y la “situación crítica de la construcción”, lo que sitúa a Catalunya entre las comunidades que van a tener una de las tasas más negativas del VAP, fijada en un –2’7, sólo igualada por la comunidad de Castilla–La Mancha y muy lejos de Galicia, Baleares y Extremadura (1’2, 1’4 y 1’6 respectivamente).

En cuanto a las previsiones que se barajan para el 2010, tampoco parece que sean mucho más positivas dado que se le otorga una de las mayores caídas de entre todas las autonomías, con un –0’5, y muy por encima de la media de España que se fija en un
–0‘2. Un cuadro poco alentador y que debería hacer pensar a los señores de la Generalitat, respecto a las exigencias y dificultades que les aplican a las empresas radicadas en este territorio que, aparte de ponerles impedimentos para su desenvolvimiento, imponerles obligaciones de rotular en catalán y dificultades para amoldar sus plantillas a sus necesidades productivas; son incapaces de retenerlas cuando deciden marcharse a otra comunidad o abandonar España. La demostración del ridículo que son capaces de hacer se ha visto con el caso de VW (SEAT y AUDI), que han acabado teniendo que suplicar a los alemanes que se quedaran y, para más INRI, se han visto obligados a darles otros 160 millones de euros para evitar que se llevaran la fabricación del Q3 a otro país.

Es notable que, en su sempiterno enfrentamiento con la “centralista” Madrid, con la que siempre se comparan; no obstante, según un informe sobre movilidad laboral emitido por la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (AGETT) resol ser que Madrid es la comunidad que tiene el mercado laboral más dinámico del país y eso que, contrariamente a lo que sucede con Catalunya, es de las comunidades peor tratadas en cuanto a ayudas económicas, de toda España. Según el indicado documento, la movilidad de los trabajadores depende, en muchos casos, de la capacidad de las provincias de retener el talento, en el caso de trabajadores cualificados o de absorber mano de obra en las ocupaciones demandadas. Los datos recogidos indican que Madrid acapara el 23% de las entradas de trabajadores y sólo el 13’5% de las salidas (datos proporcionados por Libertad Digital) mientras que Andalucía, una de las comunidades mimadas por el PSOE y de donde se nutre para cubrir los ministerios del Ejecutivo de Zapatero, abarca el 15’3% del total de las salidas de trabajadores y sólo un 10’4% de las entradas. Propongo que todos los ministros regresen a su casa para mejorar este dato.

Podríamos añadir que, quizá sea en Catalunya, donde la izquierda se muestra más fuerte y desde donde salen las iniciativas de tipo más radical en cuestiones que enfrentan a muchos españoles; como el anticlericalismo beligerante, el apoyo a el aborto libre, la imposición del catalán para la enseñanza y el uso vehicular y, sin duda, donde mejor y con más apoyo se acepta el tema de la homosexualidad hasta el punto de que los hoteles especializados en tal tipo de clientela, han proliferado en Barcelona y sus alrededores como una muestra más del grado de deterioro de la moral y de la proverbial “sagacidad” para buscar la “pela” donde la haya, aunque sea fomentando un cartel de la ciudad que poco la favorece. Pero ya sabemos que la Constitución se ha convertido en algo maleable, objeto de cambio y que, el señor ZP, parece dispuesto a darle las vueltas precisas para que quepa entre sus interpretaciones la posibilidad de darle a Catalunya su libertad y, para ello, cuenta con el apoyo inestimable del propio TC, que tiene la patata caliente en las manos y espera que se le enfríe para salirnos por peteneras o sea que, al fin y al cabo, va a resultar que todo lo recogido en el Estatut catalán está perfectamente aceptado por la Carta Magna, incluso que España se pueda dividir y que el idioma oficial acabe siendo el catalán.

Joseph Addison, escritor inglés, dejó escrito en su obra teatral “El Catón” el siguiente pensamiento: “¿No existe alguna maldición especial, algún ignoto rayo en las mansiones celestes, algún rayo rojo de descomunal furor, para abrasar al hombre que debe su engrandecimiento a la ruina de su patria”, pues, ¡a quien le escueza que rasque!

Noticias relacionadas

Donde le duele al nacionalismo: enseñanza e idioma.

“Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad.” Karl A. Menninger

En las cuestas arriba…

Esta frase formaba parte del aserto de un hombre admirable por sus sentencias. Cuando hablaba “subía el pan dos reales”

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris