Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Lencería fina   -   Sección:   Opinión

El duro trabajo de Letizia y Carla

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
lunes, 4 de mayo de 2009, 07:30 h (CET)
Estoy indignada, de verdad que no es para quedar bien con nadie ni darle betún a personajes, ni es mi estilo ni mi forma de trabajar. La visita de Estado del Presidente Nicolás Sarkozy y su esposa Carla Bruni, Primera Dama de Francia, ha dejado una estela de mal estilo periodístico evidente a mi manera de entender estos asuntos. Las Primeras Damas de los mandatarios mundiales a lo largo de los tiempos siempre han sido contempladas con lupa por los representantes de los medios informativos. Remontarnos a Jacqueline Kennedy es fácil, un ejemplo, dirán algunos, muy manido, quizá, pero es el más representativo y eficaz para demostrar que los tiempos no han pasado para desgracia de todos y todas. Jacqueline sirvió en su día para demostrar al mundo cómo una mujer convertía su atuendo en elegancia y a partir de ahí se hablaba de ella, luego vino su coraje cuando mataron al Presidente Kennedy, su marido, y la larga lucha para enfrentarse a su imagen y al cuidado de sus dos hijos huérfanos de padre y de los que todo el mundo estaba pendiente. Jacqueline fue una mujer que vivió tiempos en donde el poder de la mujer estaba sujeto al éxito del marido, luego, en el mundo y para las mujeres las cosas fuera del hogar fueron cambiando con perseverancia y con lucha aún hoy vigentes. Ha llovido mucho desde entonces y el Gobierno de Zapatero está formado al cincuenta por ciento por hombres y mujeres. Y aunque a mi siempre me gusta hablar de personas, sin distinguir sexos, me he dado cuenta que eso es imposible y más cuando he visto el trato discriminatorio que se les ha dado a la Princesa Letizia y a Carla Bruni con la visita de Estado mencionada.

Hablemos de protocolo. El mismo estipula que Carla Bruni, Primera Dama francesa, tenía que ir al lado de la Reina Sofía y si alguien podía o debía o quería hacer alguna comparación profesional debería haberse atenido a esta circunstancia. Sucedió todo lo contrario, los “mass media” utilizaron sus medios para hacer comparaciones, siempre estéticas, entre Carla Bruni y Letizia y no se contentaron con ello sino que dieron una patada para adelante y se entretuvieron en temas sexistas, muy feo. Vivimos en el siglo XXI y las personas trabajamos, nos divertimos, hablamos y cotilleamos, pero me gustaría hablar ante todo de respeto y en esta visita a los cuatro vientos se ha faltado a la dignidad humana de unas personas que hacen un trabajo, nos va a gustar más o menos, sirve más o menos, pero está ahí y nadie lo ha manifestado en sus comentarios. El abuso del exterior de dos mujeres que tienen una representación bien patente me parece desfasado y fuera de medida. Recuerdo el día en que Letizia al ser presentada a sus ex colegas como futura Princesa de Asturias dejó bien claro que ella llegaba por amor a la vida del heredero al trono español y “a trabajar” frase que dijo con convicción y contundencia. Si los medios de comunicación no saben en qué consiste el trabajo de Letizia quizá con este viaje de Estado podrían haberlo expresado pero no utilizar su imagen sin más. Carla Bruni por su parte además de ser Primera Dama de Francia es cantante y sigue ejerciendo, si en esta visita nadie sabía en que consistía su trabajo en El Elíseo era el momento de decirlo dejando a un lado la indumentaria o sus zapatos. Bien es cierto que la información es la información y nada puede quedar en el tintero, verdad, verdad también que se podía hablar de su exterior, de su porte y de su sensualidad y además de todo lo demás y si se desconoce todo lo demás se pregunta, para eso estamos. Para lo que no estamos, siempre desde mi punto de vista, es para un análisis estético y sólo estético obviando todo lo demás. O lo arreglamos y hacemos un examen en lo que nos atañe a cada uno en este tema o esta sociedad está realmente muy podrida.

La Fundación Montblanc de la Cultura ha galardonado a Liliana Godia, Presidenta de la Fundación Francisco Godia, con el premio Montblanc de la Cultura en reconocimiento a au labor de mecenazgo al frente de la citada entidad. Esta Fundación creada para contribuir a la divulgación, fomento y desarrollo del patrimonio cultural posee una amplia colección de arte que va desde el siglo XII a nuestros días. Para entregarle el premio una parte importante de la sociedad catalana se reunió en la sede de la Fundación donde Hubert Wiese, consejero delegado de Montblanc España, hizo entrega a la galardonada de este premio consistente en una estilográfica Patron of Arts (Mecenas de las Artes), en edición limitada y que cada año se dedica a figuras históricas y destacadas, este año el recuerdo ha sido para el gran arqueólogo y mecenas Max Von Oppenheim. Entre los nombres conocidos que asistieron a este acto estaban Caty Carreras, Comisionada del Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias de Bés y Alberto Fernández Díaz, concejales del mismo ayuntamiento, Ferrán Mascarell, ex conseller de Cultura de la Generalitat de Catalunya, Borja García Nieto, Presidente del Círculo Ecuestre y Cristina Valls Taberner. La gran ausente fue la Baronesa Thyssen, a quién se esperaba dado que anteriormente fue galardonada con esta distinción. El acto tuvo lugar en la terraza de la sede de la Fundación donde Semon sirvió un opulento aperitivo mientras algunas de las damas incrustaban sin querer sus tacones entre las juntas del piso de madera.

En el Hotel Ritz de Madrid se ha presentado una colección de las llamadas Rolls Royce de las motocicletas, ni más ni menos que las míticas Harley Davidson de la serie Screamin’Eagle, unas motos que son el sueño de todos los amantes del motor de las dos ruedas. Estas joyas con sus cuatrocientos kilos de peso son unos modelos únicos, sofisticados y exclusivos que se fabrican de manera artesanal pudiendo el cliente elegir el acabado, la pintura y el color. La madrina del evento fue quién fuera Miss España María José Suárez que para la ocasión vestía un llamativo modelo firmado por Javier Simorra, le acompañaba Josep Graño, directivo de la firma, quién facilitó a los asistentes toda la información sobre estos elegantes caballos de acero cuya única pega puede estar en su precio ya que oscila entre los 30.000 y los 40.000 euros, pero quién se los pueda gastar puede estar seguro que todo el mundo volverá la vista a su paso por las calles cuando monte esta mítica moto.

Las empresas también son solidarias y en este caso quién la muestra es la firma de transporte urgente MRW que ha firmado un convenio de colaboración con la ONGD Banc de Recursos lanzando una campaña conjunta denominada “Informática Solidaria” con el objeto de recoger el máximo número de ordenadores usados para enviarlos a países del Tercer Mundo donde Banc de Recursos lleva a cabo proyectos de alfabetización informática. Para ello y durante la duración de esta campaña que comienza este mes y durará hasta finales de junio todas las franquicias de MRW se convierten en puntos de recepción para almacenar los ordenadores donados, los cuales deben estar en buena condición de uso y tener dispositivo de CD. También si alguien quiere regalar algún ordenador sin estrenar será bien recibido.

La Cibeles se quedó sola y rodeada de vallas que el Ayuntamiento de Madrid había colocado para celebrar la derrota del F.C.Barcelona, vendieron la piel del oso antes de haberlo cazado. Por el contrario en la Fuente de Canaletas, en Las Ramblas de Barcelona, de manera espontánea y sin vallas, mientras escribo se han dado cita miles de seguidores azulgranas celebrando la histórica victoria de su equipo en Madrid, victoria que a los seguidores blancos les ha amargado las últimas horas del día de la festividad de su Comunidad, se han quedado con la miel en la boca después de que durante toda una semana una parte de la prensa madrileña hablara de que el sábado se acostarían a un solo punto de sus rivales, pues no, ya son siete y los jugadores del Barça saltaron al Bernabeu sin el “canguelo” ni los “dodotis” que algunos periodistas de Madrid les habían asignado. El césped del estadio madrileño se convirtió en aula en la que brillaron catedráticos como Iniesta, Messi, Xavi y el resto de sus compañeros dando una excelente lección de fútbol merecedora de sobresaliente “cum laude”. Este 2-6, parece el resultado de un set de tenis, pasará a la historia como aquél 0-5 que hasta La Trinca puso en solfa.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris