Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Pido al gobierno que cumpla su compromiso de no abaratar el despido

Raúl Santiago García López
Redacción
sábado, 2 de mayo de 2009, 16:19 h (CET)
Con motivo de la celebración del 1º de mayo, pido al Gobierno que se mantenga firme y que cumpla con su compromiso de no abaratar el despido y de seguir reforzando las políticas sociales y la protección a las personas que se han quedado sin empleo.

Frente a las recetas del PP, que en momentos de crisis económica siempre opta por la puesta en marcha de medidas que perjudican a los trabajadores y recortan nuestros derechos, pido al Gobierno que cumpla con los trabajadores, porque si algo tengo claro es que la precariedad laboral y salarial nunca han constituido solución alguna en los momentos difíciles.

Si algo no se le puede negar a la derecha española es perseverancia y coherencia a la hora de realizar propuestas económicas. Han convertido las peticiones de flexibilización del mercado de trabajo en la gran panacea económica para nuestro país. De hecho valen para todo, para reactivar la economía en momentos de crisis, o para incrementar las cifras de crecimiento económico cuando las cosas van bien.

Así, quiero recordar que en 1997 y en 2002, cuando la economía crecía a buen ritmo y el gran problema al que nos enfrentábamos los trabajadores, y especialmente los jóvenes, era la temporalidad y la precariedad laboral, el PP recurrió al abaratamiento del despido para, según ellos, solucionar los problemas del mercado laboral. Reformas que no sirvieron sino para agravar la situación, y que en el caso de la de 2002, provocaron una Huelga general, y que posteriormente la reforma fue anulada en su mayor parte por los Tribunales.

En el PP faltan ideas y propuestas capaces de contribuir a poner freno a la crisis económica, y están sobrados de planteamientos propios del neoliberalismo más radical, lamento que la derecha española siga aferrándose a las teorías que son responsables de la actual situación de crisis global de la economía, y que todo el mundo, excepto Rajoy, Aznar y los suyos, han desechado, porque han fracasado de manera estrepitosa.

No les cabe en la cabeza que las situaciones de dificultad se pueden afrontar sin necesidad de machacar al más débil. Son incapaces de comprender que lo que los trabajadores necesitamos y reclamamos es seguridad, que se nos garanticen nuestros derechos, y que se invierta en formación, en política social, y en medidas concretas, sector por sector, que permitan reactivar nuestra economía, y por ello no podemos esperar nada de ellos.

Por último, llamo a los jóvenes a participar en las diferentes manifestaciones convocadas con motivo de la celebración del 1º de mayo, porque es el momento de que los trabajadores se muestren unidos y demuestren que no estamos dispuestos a tolerar ningún recorte en nuestros derechos.

Noticias relacionadas

La UCM bajo sospecha

Hay pregunta sobre WordPress, ¿para que lo utiliza un administrativo en la Universidad?

Siembra de buenos deseos

Pensemos que no aguardar nada es como morirse en vida, porque la misma existencia, es empeño por vivir; no en vano, el futuro está impreso en el deseo

El bluff catalán consigue que Sánchez se arrodille ante Torra

Sánchez se ha convertido en un maniquí fácilmente manejable por unos nacionalistas catalanes, que amagan y retroceden según su conveniencia.

Asuntos irracionales

Las opciones son de un 0,00001%

Mitos y Leyendas sobre la inmigración: De Vox a la Realidad

Sólo el 8,6 % de las prestaciones por desempleo son otorgadas a personas inmigrantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris