Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   ACB / Jornada 33   -   Sección:   Baloncesto

DKV Joventut y CAI Zaragoza aburren en Badalona (68-59)

El Joventut, con un Moiso espectacular, se llevó un partido horroroso por parte de ambos y deja al CAI con un partido a vida o muerte en la última jornada
Magazine Siglo XXI
@@diariosigloxxi
jueves, 30 de abril de 2009, 22:10 h (CET)
Victoria estéril del Joventut en el Olímpic (el Madrid venció y dejó sin opciones de ser cuartos a los de Badalona). Tras lograr un triunfo de prestigio en cancha del Kalise, los de Sito parecía que recuperaban las buenas vibraciones necesarias para tener opciones ante el Madrid, en cuartos. Hoy, sin embargo, en uno de los partidos más grises de la temporada, no se aplicó. Pero Moiso se salió. El CAI, con poca ambición hoy, se jugará la permanencia en casa, ante el Murcia. Quien pierda, descenderá.

FICHA TÉCNICA
68- DKV Joventut: Rubio (6), Ribas (10), Karl (10), Bogdanovic (-), Hernández-Sonseca (6) -equipo inicial-, Jasaitis (-), Norel (2), Moiso (24), Mallet (8) y Pere Tomás (2).

59-CAI Zaragoza: Green (13), Cvetkovic (14), Lescano (-), Phillip (2), Woods (12) -equipo inicial-, Victoriano (9), Garcés (2), Zizic (-) y Guerra (7).br>
Parciales: 21-17, 14-17, 21-16 y 12-9.
Árbitros: Mitjana, Murgui y García Leal. Sin eliminados
Incidencias: Partido correspondiente a la 33ª jornada de la Liga ACB disputado en el Palau Olímpic de Badalona ante unos 6.500 espectadores.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Jerome Moiso. Hoy, la de cal.
El irregular francés firmó su mejor actuación con la zamarra verdinegra. Y en sus dos etapas en Badalona. Con 24 puntos, 10 rebotes, 1 tapón y 7 faltas recibidas sumó 38 de valoración, que le valió el MVP de la jornada. Bueno para los de Sito recuperar (?) a Moiso de cara al enfrentamiento en cuartos ante el Madrid.

Lo peor: El acierto exterior del DKV Joventut
Un equipo que en muchos encuentros vive por y para el triple, no puede quedarse en un 16%. El 3 de 19 de hoy le valió ese pésimo porcentaje. ¡Y ganó! Para que vean el calibre del rival (5 de 20 en esta faceta)
El dato: 6.509
Entre semana y a las 9 de la noche. Aún así, 6.509 personas acudieron al Olímpic, que registró una gran afluencia -como viene siendo habitual esta temporada-. Que el partido rebosa calidad por los cuatro costados, perfecto para ellos. Pero hoy, lo sufrieron. Suerte que mañana es fiesta…

Guille Pérez / Badalona

Si en Badalona estaban camino de recuperar las sensaciones perdidas en el último tercio de campaña, este objetivo -necesario para afrontar el playoff expectativas- se quedó en el camino. Sacó adelante el partido, la Penya, gracias a un Moiso multiplicado arriba y abajo. El Joventut no quiso ser ese equipo con sello propio, basando sus triunfos en la intensidad defensiva y el alto ritmo. Corriendo. Poco rebotearon los de Sito para correr y hacer circular el balón. Nada. La ovación de la noche se la llevó, a parte de Moiso, un niño de la cantera tras levantarse de una dura caída, jugando en el descanso. Imagínense…

Apagadísima la Penya en el arranque. Le costó en ataque y deambuló en defensa. Sin intensidad, el DKV vio, de buen principio, como el CAI salía a por todas. Así, los aragoneses, ‘enchufados’ conscientes de la importancia del partido, sorprendieron en la primera mitad del cuarto (3-8). Sin embargo, cinco fueron los minutos que tardó el Joventut en entrar en el partido. Más bien, Ricky Rubio. El pronto NBA ejerció de líder y con 6 puntos consecutivos puso por delante a los suyos (11-10). Y a partir de ahí, incomprensiblemente, el CAI, desapareció. Fue cuando los de Sito intensificaron su defensa y empezaron a anotar. Moiso y Mallet culminaron un parcial de 11-0 que abrió la primera brecha (18-11). Cuando unos se pusieron se demostró que la diferencia era más que notable. No obstante, el CAI, y a base de tiros libres (7 seguidos) en los últimos instantes del acto, seguía vivo (21-17).

Si parecía que el juego verdinegro empezaba a carburar -corriendo y anotando fácil- el segundo cuarto empezó como el primero. Un DKV a medio gas, sin tensión y muy pasivo atrás. De ello se aprovechó Woods, muy activo adelante y atrás, y Cvetkovic, el relevo de Quinteros, respondió notablemente (27-24). Sin ritmo alguno avanzó el período, con Pau Ribas sumando (poco) para los verdinegros, y el CAI, sin hacer nada del otro mundo, acercándose en el marcador (33-31). Al triplete Woods, Green, Cvetkovic (25 puntos entre los tres), se les unió Victoriano en el último instante. Último, último. Sobre la bocina. Para clavar un triple sin punteo alguno que no hizo más que hacer patente la pasividad verdinegra. Y también, para ajustar un poco más el partido (35-34). Unos, sin ritmo alguno y otros demostrando el porqué están jugando una final que podría valer la permanencia. Primer tiempo, mediocre, mediocre…

Más de lo mismo…
Imprecisiones, pérdidas y desacierto de cara al aro. Escalofriante parcial de ambos quintetos en los tres primeros minutos: 2-2. Así, se volvió a poner por delante el CAI (35-36) en el partido más trabado que se ha visto esta temporada en el Olímpic. Woods, que anotó esos dos primeros puntos, fue neutralizado por Moiso (tapón incluido) y el pívot francés de la Penya sumó en ataque. Y mucho -visto lo visto hasta ahora-. Despegó un tanto a los suyos, previo triple de Mallet, y con 6 puntos consecutivos dio un respiro para la Penya (47-41, min.27). La alegría de Moiso animó a Karl que anotó el tercer triple de Joventut y puso la máxima ventaja del partido (52-43). Y en los tres minutos restantes, no cambiaron las cosas. Ni en las distancias ni en las sensaciones. Ni el CAI se mostró rocoso como para sorprender-lastrado por sus limitaciones, ni el DKV se mostró dispuesto a romper el partido definitivamente. Otra vez desde el tiro libre, los de Alberto Angulo no perdieron sus esperanzas. Así, Guerra, con 4 lanzamientos anotados (¡falló dos!) fijó el marcador en 56-50 al final del acto. Moiso fue la Penya. Sin más.

O incluso peor…
Cuando mal empieza, mal acaba. De nuevo, paupérrimo inicio de cuarto de estos dos históricos de la ACB. Bien, inicio y no tanto. Y es que el primer básquet del cuarto no llegó hasta que el marcador reflejaba el minuto 35. Y fue de tiro libre…Así, los zaragozanos se colocaron a cuatro puntos (56-52). Pero quien sino, Moiso, fue el que desencalló el ataque verdinegro tras 6 minutos de nada. Absolutamente nada para la Penya. Si en el tercer cuarto la Penya fue Moiso, en el último período de este suplicio, esta afirmación se elevó a la enésima potencia. De los paupérrimos 12 puntos del Joventut (recuerden, en los 4 últimos minutos), 8 fueron del francés, que culminó su mejor partido como verdinegro. Una acción de Sonseca bajo el aro y dos tiros libres de Ribas, el resto. Y del CAI, poco que decir. Acabó desquiciado Woods (antideportiva y 0 puntos) y entre Green y Cvetkovic sumaron los 9 puntos de su equipo en el cuarto. Si me dicen que se están jugando estar un año más en la ACB, no me lo creo. Se paseó por el parquet badalonés un conjunto desdibujado, sin alma y sin juego. Un equipo qué suerte tuvo que su próximo rival, el Murcia, cayó en casa y los zaragozanos dependerán de sí mismos para salvarse. Ah! Y gracias Moiso por hacer más llevadero este suplicio. Por decir algo…


SALA DE PRENSA
Alberto Alguno (entrenador CAI Zaragoza)

“Éramos conscientes de que iban a ser agresivos en las primeras líneas de pase y hemos estado bien en las pérdidas en el primer tiempo. Luego nos hemos disparado en ese aspecto y hasta ahí hemos luchado. Con los pésimos porcentajes de tiro, el partido ha muerto. Ahora está en nuestras manos salvarnos. No es la situación más cómoda pero llegamos al momento más importante de la mejor manera. Falta que nos recuperemos mentalmente. Dependemos de nosotros mismos. No hay más. El partido de la próxima jornada es el más importante de nuestra historia. .”.
Sito Alonso (entrenador DKV Joventut)

“Está claro que no ha sido nuestro mejor partido. Hemos olvidado los valores por los cuales ganamos en Canarias. Presión, intensidad, entre otros. Y también, desacertados. Sin ritmo y frescura somos peores de lo que debemos ser. Es raro ver que el Joventut no llegue a 80 puntos. Por otro lado, me alegro por la continuidad y la actitud de Coby Karl y por Moiso, excelente en ataque y en defensa. En la temporada anterior, acabamos con 8 derrotas. Este, con 11. Estamos contentos. Ricky, 3 meses de baja, por no hablar de los otros problemas que sucedieron a principio de temporada. Ahora, esperamos competir en Fuenlabrada y esperar el playoff.”.


Noticias relacionadas

El colista Buducnost funde a triples al Baskonia

El pabellón Moraca vio la mala cara de los baskonistas

Carroll desactiva al Khimki (79-74)

El estadounidense exhibió su fortaleza anotadora (15 puntos en el cuarto final) para desatascar al Real Madrid en un encuentro que se complicó sorpresivamente a consecuencia de un enfriamiento ofensivo y debilidad defensiva.

Baskonia se enreda y cae ante Fenerbahce

Los vascos aprietan hasta un final de detalles

Victoria de peso del Betis EPlus (70-64)

El equipo verdiblanco derrota a un rival directo como el RETAbet Bilbao Basket, a quien alcanza en la tabla de la LEB Oro

El Real Madrid esquiva la derrota con Rudy y Ayón

Los de Laso superan a Zalgiris con un gran último cuarto
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris