Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Specter vuelve a sus raíces

E. J. Dionne
E. J. Dionne
jueves, 30 de abril de 2009, 07:42 h (CET)
Cuando Arlen Specter se presentó a fiscal general de Filadelfia en 1965, se proclamó orgullosamente "un Demócrata Kennedy," y decía estar presentándose como Republicano para atajar lo que consideraba la corrupción por entonces legendaria de la maquinaria Demócrata de la ciudad.

44 años más tarde, Arlen Specter vuelve a sus orígenes.

Al anunciar su cambio al Partido Demócrata el martes, el rebelde de Pennsylvania estaba haciendo algo más que intentar salvar una carrera política en grave peligro a causa del creciente conservadurismo del Partido Republicano. También ratificaba un cambio decisivo en política estadounidense.

El Partido Republicano de su estado natal fue una vez el bastión de moderados y progresistas como William Scranton, Hugh Scott y Richard Schweiker. En la era de Barack Obama, los Republicanos de todas las franjas se están aglutinando en el Partido Demócrata. Specter no es su principal indicador. Su conversión es el culmen de una tendencia inexorable.

En cierto modo, la marcha de Specter es una victoria para los conservadores que llevan decididos a purgar de progresistas el Partido Republicano desde los tiempos de Barry Goldwater. La cruda realidad política es que Specter corría grave peligro de perder unas primarias Republicanas frente al ex Representante Pat Toomey, un activista fiscal. Un estratega Demócrata decía haber visto encuestas que situaban a Specter entre los Republicanos de Pennsylvania por detrás del Presidente Obama.

Los conservadores esperaron en tiempos crear un partido ideológicamente puro que les situara rumbo a la mayoría. Pero ahora deben preocuparse de que el continuo giro a la derecha de los Republicanos enfrente al partido con un ánimo entre moderado y progresista que impregna el país por casi todas partes fuera del Sur profundo. Y el cambio de Specter permite a los Demócratas acariciar la mayoría en el Senado, asumiendo que Al Franken, de Minnesota, ocupe con el tiempo el escaño que ahora encabeza tras un prolongado recuento.

En el instante de su conversión, Specter se transformaba de perdedor político en el favorito para la reelección en 2010. Eso se debe a que Pennsylvania se hizo mucho más Demócrata en los últimos años de presidencia de George W. Bush. En 2004, el Demócrata John Kerry se llevó el estado por apenas 144.000 votos. El margen de Barack Obama en 2008 fue de más de 620.000. Según encuestas a pie de urna, los Demócratas pasaron de una ventaja de dos puntos en la filiación del partido en 2004 a una ventaja de siete puntos en 2008.

Reflejando una tendencia por todo el noreste y el medio oeste, los Demócratas han registrado avances especialmente significativos en los suburbios, particularmente en los condados en torno a Filadelfia. Ellos aportaban una vez el electorado de los Republicanos moderados -- sobre todo el propio Specter. Ahora ayudan a rematar los márgenes Demócratas, y Specter espera que le ayuden en su nueva encarnación política.

La agonía del Republicanismo moderado quedaba plasmada en los esfuerzos de Specter por apaciguar al principal electorado de su partido durante los últimos meses, al mismo tiempo incluso que intentaba mantener una postura independiente que le había dado buenos resultados en las generales. Era como si intentara despejar una incógnita para la que no hay respuesta.

A principios del año, por ejemplo, complacía a los Demócratas y enfurecía a los Republicanos al respaldar un paquete de estímulo de compromiso presentado por Obama. Pero en el curso de las negociaciones, enfurecía a los Demócratas al insistir en que el paquete se mantuviera por debajo de los 790.000 millones de dólares.

Specter había recibido ayuda desde hace tiempo del movimiento obrero. De hecho, los sindicatos animaron a algunos de sus miembros a cambiar de partido en 2004 cuando Toomey desafió a Specter en unas primarias por primera vez. Pero este año, Specter enfurecía a los sindicalistas al decir que no podía apoyar su objetivo legislativo central, la Ley de Libertad de Elección del Empleado, que facilitará ganar nuevos adeptos a las organizaciones sindicales.

Specter, maestro del transfuguismo ideológico, se encontró cambiando una y otra vez en medio del nuevo entorno político.

Y de esa manera acaba donde arrancó su carrera política. Hombre siempre adaptado a la dirección de los vientos políticos, Specter ha indicado que claramente soplan en el sentido Demócrata. Político siempre dispuesto a sorprender y confundir a sus adversarios políticos, Specter encuentra ahora el partido de Obama igual de atractivo que hace tiempo encontró el partido de John F. Kennedy. Y Specter no pudo resistirse a parafrasear a Kennedy al declarar que "en ocasiones un partido pide mucho.” Su decisión refleja sus propios intereses personales, pero también supone un toque de atención al partido del que en tiempos formó parte y ahora abandona.

____________________

Diario SIGLO XXI dispone de los derechos de publicación en exclusiva para medios digitales españoles de este y muchos otros columnistas del Washington Post Writers Group.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris