Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El aborto, derecho a vivir

Anna Reyes (Málaga)
Redacción
miércoles, 29 de abril de 2009, 14:40 h (CET)
A los jóvenes nos venden el aborto como una salida mejor, como si con él te quitases un peso de encima. Pero solo te mencionan las partes “positivas” por decirlas de alguna manera del aborto. No te dicen las consecuencias que esto trae. Hay centenares de madres arrepentidas por haber abortado, contando sus malas experiencias, y la gran mayoría de ellas están de acuerdo en una cosa: - si pudiera volver atrás, nunca habría matado a mí bebe-. Es una de las frases que más se repiten por parte de estas madres al cabo del tiempo.

El aborto es algo inmoral, nada que ver con la religión de la persona. A los que están a favor del aborto habría que preguntarles que les hubiera parecido si sus madres les hubieran abortado a ellos, o a sus maridos, parejas, hermanos…
Otro punto a cuestionarse es la edad a partir la cual se puede abortar, es decir, uno necesita la autorización de sus padres para hacerse un segundo pendiente, salir del colegio… pero para abortar no la necesita. Para abortar una joven de dieciséis años es lo suficientemente madura para decidir por la vida de su bebe, pero no para decidir quién ha de gobernar su país. Es algo que no concuerda.

Pero si a la mayoría de las personas nos parece inmoral el asesinato… ¿Por qué existe el aborto? Muy fácil: porque mueve mucho dinero. Si no hubiese clínicas abortivas o métodos para abortar, directamente el aborto no existiría, ni siquiera nos lo plantearíamos.

Hay personas que su máximo deseo seria tener un hijo mientras que hay otras que de la noche a la mañana deciden matarlos. ¿El problema? Hoy en día a los jóvenes nos tienen engañados, como si todo fuese muy fácil: el encontrar empleo, encontrar hogar… ha llegado a un punto que es fácil hasta deshacerte de tu propio hijo, aquel del que, cuando seas un poco más mayor vas a estar acordándote día y noche y no tiene porque pasar tanto tiempo para que esto te ocurra…

pienso que la solución sería ser coherentes con los pensamientos que uno tiene, es decir, si uno piensa que eso no está bien…¿por qué callar?, ¿por qué no hablar o protestar?

Noticias relacionadas

Abandonados y denostados aquellos que se sacrificaron por la democracia

La muerte no es la mayor pérdida en la vida. La mayor pérdida es lo que muere dentro de nosotros mientras vivimos.” Norman Cousins

Jacinda Ardern le demuestra a Trump qué es el liderazgo

El presidente Trump llamó a la primera ministra de Nueva Zelanda para expresarle sus condolencias

El Día del Padre Gitano

La familia es la piedra angular de nuestra existencia

Mucho después del ultimátum

Caminando sobre el alambre más largo de la historia

Donde se habla de un poeta, dispuesto cambiar el mundo

“El camino del Infierno está empedrado de buenas intenciones” Refrán español.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris