Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Cristina Lezcano. Paraguaya desaparecida en Buenos Aires

Nemesio Barreto (Paraguay)
Redacción
martes, 28 de abril de 2009, 06:33 h (CET)
Cristina Lezcano Cano (“Nonita”), hija de Ricardo Lezcano (fallecido) y de Herma Cano, nació 13 de marzo de 1952 en la localidad de Cecilio Báez, en el Departamento de Caaguazú, Paraguay. Conforme al testimonio de personas que la conocieron, Cristina viajó a Buenos Aires en busca de trabajo, donde finalmente se radicó, en la segunda mitad de la década del ’70. Al principio su familia recibía noticias de ella con cierta frecuencia, incluso, habría vuelto a Paraguay un par de veces. De regreso a Buenos Aires y pasado algún tiempo ya no se supo nada de ella. La prolongada falta de noticias ya no podía atribuirse a una simple ingratitud, lo que ocurrió inicialmente. Un día, hace unos 25 años, llegó una persona de Buenos Aires (1) y le entregó a la familia Lezcano Cano algunos objetos personales que habían pertenecido a Cristina, que desapareció sin dejar rastros. Desde entonces no se tiene ninguna noticia de ella: Cristina desapareció en Buenos Aires.

La familia de Cristina nunca realizó la denuncia a ninguna institución. Se entiende que, en tiempos del dictador Stroessner, no era “saludable” denunciar la desaparición de una persona. Pese al tiempo transcurrido, desde la caída de Stroessner, tampoco se denunció la desaparición de Cristina. Se dice que su madre, Herma, que aún vive, nunca tuvo recursos ni siquiera para desplazarse a Asunción. Es presumible que pueda ser esta una de las razones por la que su madre no haya denunciado su desaparición o tal vez la creencia de que con los años Cristina aparecería.

A mediados de la década del ’90, según referencias, la noticia de una señora que vivía en las afueras de Buenos Aires alentó a familiares y amigos a reactivar la búsqueda de la desaparecida Cristina Lezcano. Lamentablemente no se trataba de la misma persona. Una serie de artículos periodísticos, aparecidos en diversos medios de prensa (Página 12, La Nación, Clarín, entre otros) echó por tierra las esperanzas cifradas en tal noticia. La señora Cristina Lezcano, citada por la prensa, no era otra que una emprendedora mujer dedicada al reciclaje de basura. Por tanto, la situación seguía siendo la misma que 25 años atrás, cuando se habría recibido las últimas noticias sobre la desaparecida Cristina Lezcano.

Se ha dado como referencia que cuando desapareció, ella trabajaba en una casa sobre la Av. San Juan, en Buenos Aires. Pero, teniendo en cuenta el año de nacimiento de su hija María Marlene (n.1983), no pudo haber desaparecido en 1978, tal como se presumía. (Cristina dejó tres hijos: Francys Damián, n. 1975, Erica Natalia, n. 1981 y María Marlene, n.1983). Por lo demás, los datos sobre su desaparición así como sobre su vida en Buenos Aires son muy disímiles. Con todo, conviene señalar que no se tiene noticias ni evidencias de que haya militado en alguna organización política. Ni siquiera hay elementos para establecer que Cristina haya engrosado la lista “clásica”de detenida-desaparecida, conforme a las normas legales que se citan a continuación:

1. “Podrá declararse la ausencia por desaparición forzada de toda aquella persona que hasta el 10 de diciembre de 1983, hubiera desaparecido involuntariamente del lugar de su domicilio o residencia, sin que se tenga noticia de su paradero”. 2. “A los efectos de esta ley se entiende por desaparición forzada de personas, cuando se hubiere privado a alguien de su libertad personal y el hecho fuese seguido por la desaparición de la víctima, o si ésta hubiera sido alojada en lugares clandestinos de detención o privada, bajo cualquier otra forma, del derecho a la jurisdicción. La misma deberá ser justificada mediante denuncia ya presentada ante autoridad judicial competente, la ex Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (decreto 158/83), o la Subsecretaría de Derechos Humanos y Sociales del Ministerio del Interior o la ex Dirección Nacional de Derechos Humanos”. (La Ley Nº 24.321, sobre Desaparición Forzada de Personas, fue promulgada en la República Argentina el 8 de Junio de 1994 y publicada en el Boletín Oficial el 10 de Junio de 1994).

En tanto que la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas establece que: Art. II. “Para los efectos de la presente Convención, se considera desaparición forzada la privación de la libertad a una o más personas, cualquiera que fuere su forma, cometida por agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúen con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la falta de información o de la negativa de reconocer dicha privación de libertad o de informar sobre el paradero de la persona, con lo cual se impide el ejercicio de los recursos legales y de las garantías procesales pertinentes”. (La Ley Nº 933/96, Que Aprueba la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, fue promulgada por la República del Paraguay el 13 de agosto de 1996).

En virtud de las normas citadas, y como no existen evidencias o registros documentales sobre lo que ha ocurrido con ella, Cristina legalmente no está ni viva ni muerta, sino desaparecida, un limbo legal del que hicieron uso las dictaduras militares durante la “operación cóndor”. Por tanto, es difícil determinar en qué contexto se debe circunscribir la desaparición de Cristina y nada definitivo puede decirse al respecto, salvo que se tenga evidencias. Lo único cierto es que Cristina Lezcano desapareció en Buenos Aires hace poco más de un cuarto de siglo. Obs: Acompaña a esta nota una foto de Cristina, presumiblente tomada en Buenos Aires.

1) Algunos objetos personales de Cristina Lezcano fueron entregadas en los primeros años de la década de ´80 a una señora llamada Celina de Rodas. La señora Celina de Rodas, de nacionalidad paraguaya, hoy fallecida, residía entonces en Buenos Aires. Cuando un hijo de la señora Celina realizó una visita a Paraguay, entregó a Herma Cano las pertenecías de Cristina, entre las que se encontraba su Cédula de Identidad (Nº 389.714).

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris