Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Reales de vellón   -   Sección:   Opinión

Medidas anticrisis ¿Sólo palabrería?

Sergio Brosa
Sergio Brosa
lunes, 27 de abril de 2009, 05:26 h (CET)
El gobierno nos desconcierta con las medidas y las contramedidas, como en las películas de submarinos.

En efecto, hace unos meses, con un redoblar de tambores y un tachín de platillos, se anunció una subvención gubernamental a los ayuntamientos, por un monto de 8.000 (ocho mil) millones de euros. El destino de los fondos era la generación de empleo a nivel local, por la vía de la realización de obras públicas del ayuntamiento y favorecer así la creación de puestos de trabajo.

Oficialmente, sonó así: REAL DECRETO-LEY 9/2008, de 28 de noviembre, por el que se crean un Fondo Estatal de Inversión Local y un Fondo Especial del Estado para la Dinamización de la Economía y el Empleo y se aprueban créditos extraordinarios para atender a su financiación. […] aprobación de créditos extraordinarios por un total de 11.000 millones de euros con cargo al Presupuesto de 2008, de los cuales 8.000 millones corresponden al primero de estos fondos y los restantes 3.000 millones, al segundo. Ambos fondos se financiarán con Deuda Pública.

Se pueden hacer innumerables comentarios a la medida anticrisis, incluso algunos favorables, pero ahora nos referiremos a otras circunstancias.

Se da el banderazo de salida para que los ayuntamientos presenten sus proyectos con una mano, mientras la otra la mantienen con la palma hacia arriba. El gobierno toma el proyecto y estrecha la otra mano (?!) aunque los alcaldes esperaban algo más tangible.

Se inician las obras de tales proyectos y a la hora de empezar a pagar a los contratistas que a su vez han contratado trabajadores para llenar de contenido el Real Decreto-Ley de más arriba, resulta que a los ayuntamientos no han llegado los fondos correspondientes a la creación de los créditos extraordinarios aprobados.

Y el gobierno, ni corto ni perezoso, anuncia hace unos días una nueva línea de avales, de 3.000 (tres mil) millones de euros, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que facilitarán el descuento de las facturas en las entidades financieras.

Recapitulando: ZP dice, a la vuelta de Washington que da una subvención a los ayuntamientos de 8.000 millones. Los ayuntamientos licitan –en el mejor de los casos– las obras. A la hora de pagar, no ha llegado el dinero de ZP. Pero avala a los contratistas para que la banca les anticipe el dinero ¿Lo sabe la banca?

Así, el pasado viernes 24 de abril, el Consejo de Ministros aprueba un Real Decreto-Ley que, entre otras disposiciones, permite la puesta en funcionamiento de una nueva Línea del ICO para avalar por un importe máximo de 3.000 millones de euros a las empresas y autónomos con deudas pendientes de pago por parte de los Ayuntamientos. Así, se establece que la garantía final ante posibles impagos por parte de las entidades locales sea su participación en los ingresos del Estado.

La nueva Línea ICO establece un tipo de descuento máximo del 5% en las operaciones, un porcentaje menor al habitual, dice. Además, con el objetivo de asegurar que las pequeñas empresas y los trabajadores autónomos tengan acceso real a los créditos, se ha establecido un límite de 300.000 euros por acreedor para evitar que las grandes empresas acaparen los avales.

Y esto nos lleva a Pedro Solbes, ya exministro para su deleite, tal vez por haberse convertido en el Harpagón del gobierno; ya saben, el avaro de la comedia de Molière. Solbes tiene muchos defectos y quién no, pero algunas virtudes también y una de ellas es conocer las cuentas del Estado y hasta dónde pueden alcanzar. Una y otra vez, sus comentarios se estrellaban contra las elucubraciones mentales de su jefe, por no llamarle fantasías o algo peor, así que mejor remplazarle por alguien con ganas de merecer y con imagen de seriedad. Y de ahí Elena Salgado, la nueva superministra de Economía y Hacienda y vicepresidenta segunda del gobierno, porque el relevo natural era el joven economista David Vegara, Secretario de Estado de Economía. Pero él es de la cuerda de Solbes, por lo que ZP se salta su turno y nombra a Salgado. Vegara ha presentado su dimisión, obvio; merece un respeto por ello.

Ahora se ve a Elena Salgado en su recién estrenada vicepresidencia, tratando de merecer la aprobación de ZP y dispuesta a darles por el gusto a todos. Lo que está claro es que no hay dinero suficiente para todo lo que ZP cree necesario para contener la crisis y frenar el desempleo galopante que ha superado ya los 4 millones de parados en España.

ZP, en su desconocimiento global y el pavor a rodearse de colaboradores competentes y pactar con el PP, está en la errónea creencia de que son las políticas sociales las únicas posibles para superar la crisis y que éstas sólo pasan por dar dinero y más dinero a cambio de nada. Dinero que no tiene el Estado ni sabe cómo conseguirlo y así sus medidas hasta ahora, no son sino palabrería, pues erróneamente cree también que una política destinada a potenciar la industria y el comercio, auténticos generadores de empleo, deben ser políticas capitalistas y por lo tanto perversas y le harían perder las elecciones. Cuando lo que está poniendo en grave riesgo es la continuidad de todo el gobierno, tan sólo transcurrida la cuarta parte de la legislatura.

Por fortuna, sabemos que vendrán tiempos mejores que nos van a permitir, entre otras cosas, vernos de nuevo con un aspecto renovado y lozano.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris