Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

Rajoy, Camps, el PP y la… ¿corrupción?

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
lunes, 27 de abril de 2009, 05:12 h (CET)
Jamás a ningún partido de la oposición se lo habían puesto tan fácil. Tenemos un gobierno que negó la crisis y cuando no tuvo más remedio que aceptarla echó la culpa a los demás. Se enfadaba y llamaba antipatriotas a los que hablaban de la posibilidad de llegar a los cuatro millones de parados, ahora que los hemos rebasado les llama apocalípticos. Hay un millón de casas en las que no hay ninguna persona con un puesto de trabajo, tal y como la Constitución reconoce. Y la oposición sin embargo no avanza.

Por mucho que las encuestas reconozcan una posible victoria del PP por cerca de cuatro puntos eso no sirve para nada, Bruselas está demasiado lejos y en la percepción de los votantes sirve para poco. Lo que importa es Madrid, el gobierno de España, el gobierno de ¿todos? los ciudadanos. Y ahí Mariano Rajoy y sus tambores de oposición suenan demasiado lejanos y demasiado ineficaces, no convencen a nadie. Es imposible que con alguien como Rajoy el PP consiga mejorar su imagen ante los españoles, el PP no ha realizado esa reconversión total después de la derrota sufrida ya por dos veces ante Zapatero, los parches de algunos nombres como Soraya Sáenz de Santamaría y poco más no significan una renovación interna de los miembros con capacidad de decisión en el PP.

El PP todavía no ha cambiado esa imagen que le liga, seguramente de manera injusta, al franquismo; cada vez que un ayuntamiento cambia el nombre de una calle (y no me refiero al vergonzante cambio de Sevilla, que nada tiene que ver con el franquismo y sí con el pago de servicios a Pilar Bardem) el PP se retuerce para buscar excusas que detengan el cambio de placas. Parce mentira cómo una y otra vez los conservadores caen en la trampa, mil veces repetida, de los partidos de izquierdas. Estos chicos no aprenden. Quien esta columna escribe no comprende todavía como tenemos en la provincia en que resido calles, plazas y avenidas dedicadas a Mola, a Girón de Velasco o a José Antonio. ¿Cómo puede quejarse el PP se su mala imagen?

Y la corrupción… o lo que sea, como se le quiera llamar, puesto que todavía no hay sentencia que afirme tajantemente que eso sea corrupción (¿no sería por lo menos corruptela?) A lo de Camps y Valencia me refiero. Es incomprensible para el elector medio que haya tantas cosas poco claras sin que se salga por parte de los interesados a dar una explicación contundente y definitiva, nadie puede entender cómo se puede resistir durante tanto tiempo esa lluvia fina de acusaciones sin salir en pública comparecencia y ofrecer toda clase de explicaciones hasta la satisfacción total de los ciudadanos.

Resistir con cara pétrea, con el aspecto hierático e impertérrito de una imagen románica las acusaciones que día tras día caen sobre el presidente valenciano (Por cierto, alguien debería averiguar qué pasa con las filtraciones a la prensa y quién es el interesado filtrador) sólo sirve para arrojar sospechas y dudas sobre la actuación del presidente valenciano; cada día son mayores los ejercicios de fe que se exige a los atónitos seguidores del partido y cada día que pasa son más complicadas de rebatir las extrañas circunstancias que se van acumulando sobre Camps.

Que se resista a dar explicación suficiente, contundente y tajante permite intuir sin necesidad de mala fe alguna responsabilidad. ¿Tan difícil resulta dar la cara y aclarar las circunstancias? Que desde la dirección del partido no se le exija este ejercicio de responsabilidad parece responder a la táctica del avestruz. Lo malo de esta táctica es que al final facilita la caza del ave. Torpeza, claro.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Cuatro millones de parados! Zapa y Pajín tienen la solución

A veces los ciudadanos nos alarmamos con demasía, innecesariamente, casi siempre movidos por interesados agentes sociales, antipatriotas que somos algunos. Cierto que estamos en una crisis, cuya existencia fue reiteradamente negada, cierto que tenemos cuatro millones de parados, cifra a la que nuestro gobierno dijo que nunca llegaríamos, cierto que hemos alcanzado un porcentaje de parados con el que jamás hubiéramos soñado, cierto que hay un millón de casas en las que nadie trabaja, cierto que el mandamás del banco de España afirma que las pensiones están en peligro, cosa que también nos dicen que nunca ocurrirá. Calma y serenidad, Zapa tiene la solución.

Pensad, españoles, ¿todo eso que parece tan grave qué importa si tenemos a una ministra entre las cien mujeres más sexis? ¿Por qué pensar en nuestros sueldos, en los posibles despidos, en las empresas que cierran, si Carme Chacón ocupa el lugar noventa y siete entre las señoras más atractivas? ¿Por qué te preocupas por la economía, ciudadano español, si la solución es muy fácil, si es algo que tenemos fácilmente a nuestro alcance? Cerramos los ojos, ponemos a Leire Pajín como mujer más deseada de España y se acabaron los problemas. ¿Por qué pensar en problemas teniendo a Leire Pajín de tía buena?

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris