Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Política   Economía  

Máquinas, paro y Bruselas

En lo referido a la situación política española, en estos momentos, tampoco las perspectivas son positivas
José Manuel López García
viernes, 22 de abril de 2016, 00:46 h (CET)
Que el Gobierno reconozca que va a empeorar en los próximos años la tasa de paro es algo que pone en entredicho su política económica. Si a ello se une un menor crecimiento del PIB, etc., parece que las esperanzas de recuperación respecto a la crisis se volatilizan en el ambiente.

La Comisión Europea dirige aspectos muy relevantes de la política económica española, y no considero que sea lo más apropiado, porque las características especiales del tejido productivo y empresarial español, son asunto que incumbe, fundamentalmente, a los gobernantes que son los representantes políticos de los españoles.

También dice, el lingüista y filósofo norteamericano Noam Chomsky, en una reciente entrevista, que los países europeos y, concretamente, España están gobernados por Bruselas. La autonomía de los países que componen la Unión Europea considero que no debería estar sujeta a las condiciones impuestas por las decisiones de los organismos comunitarios.

Si a esto se añade que, según los expertos, las máquinas mandarán al paro a un tercio de los empleados en los próximos veinte años, la situación social se complicará hasta niveles increíbles. A no ser, que se busque transitar por nuevos modelos económicos que, dejen a un lado, las agresivas propuestas y planteamientos de un capitalismo global depredador.Una economía sostenible y solidaria sería lo deseable, tanto para el presente como para el futuro.

Según Klososky, «No se trata de que una empresa despida a todos sus empleados y los cambie por robots». Aunque se está investigando para dotar a los robots humanoides de inteligencia emocional, todavía no se ha logrado de un modo completo. Y aunque en un futuro se consiguiera estoy convencido que la capacidad humana de sentir emociones será siempre muy superior, porque la cognición humana es una inteligencia sentiente, con todo lo que esto representa. De todos modos, es cierto que pueden convivir, perfectamente, las máquinas y la creatividad de las personas en el ámbito laboral. Pero lo fundamental, a mi juicio, es el factor humano, por numerosas razones.

En lo referido a la situación política española, en estos momentos, tampoco las perspectivas son positivas, precisamente, si se piensa en ciertas declaraciones políticas de estos días. Por ejemplo, que Rivera hable, a estas alturas, de que se puede intentar un Gobierno presidido por una persona de consenso parece, como mínimo, sorprendente. Un independiente como presidente del Ejecutivo parce algo extremadamente improbable, si se analizan las frustradas negociaciones entre los partidos, que han sido objeto de acerada crítica también en el Congreso, por un actor que representaba a Cervantes, en tono humorístico.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

En el último minuto

​Si no fueran politicos adolescentes sino hombres de Estado, con visión del bien común del país y no de partido o personal, se agarrarían 'in extremis' a un gobierno de gran coalición con pactos de mínimos ante los grandes eventos que nos anuncia el futuro

Ver, juzgar y actuar

​Voy colgando mis modestos artículo en un blog al que he titulado “ver, juzgar y actuar”, los tres pasos que aprendimos en el libro de Maréchal, La Revisión de Vida, en mis años juveniles en la Acción Católica y seguramente el paso más difícil es el de juzgar, pues si cada hecho sobre el que me fijo a la hora de escribir no lleva a un juicio sobre mi mismo queda reducido, en el mejor de los casos, a un simple comentario bastante inútil.

Párrafos que no irán a ninguna parte. Parte II

No a los malos tratos, a la maldad. No al dolor inaugurado ni la terquedad

¿Por qué odiamos?

El odio es una enfermedad del alma que convierte en alimañas a los hombres

Nart o su legitimidad como eurodiputado

La semana pasada se ha sabido que el conocido periodista y abogado, y ahora político, Javier Nart se ha dado de baja de C´s; pero no se ha apeado de su dignidad de eurodiputado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris