Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Se hunde España?

Alejo Fernández Pérez
Redacción
sábado, 25 de abril de 2009, 04:02 h (CET)
Posiblemente, España y los españoles, a lo largo de todo su historia, no han padecido un tiempo de crisis tanto económica como moral, de angustia, desmoralización, desorientación y destrucción de su unidad como la que estamos sufriendo en estos años.

Quinientos años de unidad están despareciendo estúpida y criminalmente para volver a los Reinos de Taifas, a la Edad Media. Ha bastado la elevación al poder de un iluminado y de dos docenas de gobernantes acólitos e indocumentados, para llevar a España al borde de un precipicio moral y económico como jamás antes había sucedido. Quizá, ni los mismos agentes de esta catástrofe son conscientes de la magnitud del desastre que están causando.

Imbuidos de ideologías totalitarias, trasnochadas y fracasadas, como el fascismo y el marxismo-comunismo, se han lanzado a cambiar la civilización judeo-cristiana mediante el Relativismo . Ideología ayuna de toda moral, con la que todo vale y se justifica. Pero lo están haciendo de acuerdo con las normas de Gramsci: suavemente, bien planificado, sin que el personal se de cuenta.
Una mentira repetida mil veces, termina convirtiéndose en verdad. Y una verdad, igualmente, repetida mil veces es precisa para anular la mentira y hacerse carne e incorporarse a la vida y costumbres. Así sucede en la enseñanza, la política, la propaganda buena y la mala y en las religiones. Para esto hay que disponer, además, de una voluntad decidida, de los medios de difusión y de dinero. Y de todo esto han sabido apropiarse los progres de medio mundo. ¿Cómo lo han hecho?

Ofreciendo lo que saben que no pueden dar, pero el pueblo quiere. El diccionario se utiliza como arma principal: las palabras nobles sirven para enmascarar y pasar de matute ideas perversas y sobre todo repitiendo, repitiendo , repitiendo y mintiendo. así: Mienten, mienten, mienten y mienten. Mienten siempre, a todas horas, en cualquier lugar, vengan o no a cuento. Mienten a todas las personas en todas las ocasiones y con cualquier pretexto. La mentira-elevada a dogma por Stalin- ha llegado formar parte de su propia naturaleza . De tanto repetirlas se las creen hasta ellos mismos. Y cuando por error o casualidad dicen una verdad, entonces ¡ también mienten! pues esa verdad la utilizarán como calzador para darnos gato por liebre.

No se utilizan razones ni argumentos serios, bastan consignas, carteles, frases cortas e incisivas, como: ¡No al Prestige! ¡No a la guerra! ¡Fachas! ¡Capitalistas! ¡ Enseñanza digna! ¡Viviendas dignas! …¡La culpa es del PP, de los EE.UU., de la Iglesia,…! Y otras del misma jaez con las que todo indocumentado estará de acuerdo, especialmente cuando ha sido trabajado durante varios años.

Pero resulta, que cuando se consideran los hechos vemos que la progresía no deja tras ella más que paro, ruina, falta de libertades, y muerte (Basta recordar que casi todos los ministros rusos murieron fusilados, unos doce millones de ucranianos fueron sacrificados por no ser del régimen y docenas de millones de conciudadanos de los países totalitarios fueron sacrificados por quienes prometían el paraíso en la tierra)

Además, y sorprendentemente , para que no se les escapen los ciudadanos han de levantar murallas como las de Berlín; pero estos en cuanto pueden, huyen a los países capitalistas: USA, Inglaterra, Alemania, Canadá, etc. donde viven muy bien, participando de acciones que les hacen propietarios de sus empresas, tiene coches y casas, vacaciones y buenas pagas. Nunca emigran a los países comunistas o filocomunistas. Por algo será. Esto no significa que en los países progres se aten los perros con longanizas, lo que sucede es que en los países progresistas no hay ni perros ni longanizas.

En general, los políticos de todos los colores no tienen más Dios que el poder, su doctrina se limita a conservarlo o a conquistarlo por cualquier medio ¡Por cualquier medio, sea el que sea! Desde la muerte de las ideologías con la caida del muro de Berlín, hablar de izquierdas y derechas no significan más que dos grupos diferentes para alcanzar el poder y con el “la caja” En los países progres la democracia sirve hasta que se alcanza elgobierno. Después, la dictadura pura y dura, en todas las ocasiones y en todas partes.

Para cambiar nuestra civilización lo primero es derribarla sin contemplaciones. La enseñanza, la familia y la Iglesia son los enemigos a batir. Solo la Iglesia Católica y los mahometanos se oponen decididamente a este plan. Se fomentan los abortos libres, con lo cual se pudre a la mujer; esta pudre al hombre y entre ambos deshacen el matrimonio. Destruido el matrimonio, desaparece la familia y desparecida la familia, desparece la sociedad; y sin sociedad, no hay pueblo ni nación ni cultura. ¿ Y que la sustituirá? Lo que hizo Rusia durante más de 60 años y cuando está se derrumbó volvieron resurgir Dios, la Religión, el matrimonio de siempre, la buena enseñanza y las tradiciones antiguas.

Como la sociedad insiste en creer en Dios, se le pone otro que no sea Yahvé: El Mandamás, el César, otro hombre cualquiera, una religión que llaman universal para cual no han contados con nadie más que con los burócratas de la ONU y UNESCO, el sol, un cocodrilo, el agua o cualquier otra cosa o bicho. Y ¡Ala! Volvemos a los tiempos de Abraham, del antiguo Egipto o de los romanos.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris