Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Aznar: ¿qué me das si te cuento una cosa?

Mario López
Mario López
sábado, 25 de abril de 2009, 02:34 h (CET)
Nuestro inmisericorde héroe de Perejil, José María Aznar López, como nos aconseja el saber popular, comió y se puso a pensar. Comió extraordinariamente bien, en un restaurante de lujo y en compañía de los miembros de su primer gobierno –aquel que formó cuando, después de llamar a Pujol enano y exigirle que hablara en castellano, pasó a ser él mismo el que hablara catalán en la intimidad-.

Comió extraordinariamente bien y, como no podía ser de otra manera, después pensó aún mejor. Y pensó que tenía que decirnos a los españoles que tiene el secreto para superar la crisis esta, que sí que es mundial del mundo mundial. Pero no nos ha dicho el secreto. Quizá está como en el cole: “¿qué me das si te digo una cosa?”. El caso es que no sé cómo le vamos a poder sacarle el secreto a esta luminaria política. Porque desde que dejó el gobierno, no ha hecho otra cosa que ganar dinero, flirtear con la oligarquía financiera mundial y aprender inglés. No sé, igual lo que quiere él es que Rodríguez Zapatero convoque unas elecciones generales anticipadas y le elijamos a él nuevamente como presidente. Pero me da la impresión de que lo del secreto es una trola y que ni él, ni nadie, conocen la salida del aterrador laberinto en el que nos han metido los especuladores de su cuerda. Aznar está jugando a especular con la ruina de todos nosotros y, como dice el proverbio castellano, con las cosas del comer no se juega. Como El Bigotes con la mujer de Camps, nuestro héroe más mundial se ha pasado veinte pueblos con todos los españoles. Y no precisamente por hacernos regalos caros.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris