Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Reportaje   -   Sección:  

Tous inaugura entre políticos y celebrities

Teresa Berengueras y Rafa Esteve-Casanova
Teresa Berengueras
@berealsina
sábado, 25 de abril de 2009, 01:54 h (CET)
Los Tous, Rosa y Salvador, han visto cumplido uno de sus mayores deseos al inaugurar la que a partir de ahora es la tienda estrella de la conocida saga del “osito”. El nuevo local instalado en la esquina entre Paseo de Gracia y Gran Vía, uno de los mejores y más deseados chaflanes de Barcelona, llevaba abierto al público unas semanas pero los anfitriones decidieron que su inauguración oficial tuviera lugar en un día tan emblemático como el 23 de abril, día de Sant Jordi. Durante muchos años en este mismo local estuvo instalada la joyería Roca a la que le cabe el triste sino de haber sido la más atracada de esta ciudad, el edificio de tipo racionalista fue construido bajo la dirección del arquitecto Josep Lluis Sert, seguidor y discípulo del conocido Le Corbusier. Por tanto los Tous abren casa en uno de los edificios que representan la escuela racionalista en Barcelona.



Rosa Oriol, Kylie Minogue y Salvador Tous.


Como ya habíamos anticipado el milagro no se produjo y tuvimos que hacer todo nuestro trabajo informativo a pie de calle y con muy poca colaboración por parte de aquellos a quienes la empresa Tous había encargado la marcha del evento, si por ellos hubiera sido ninguno de los invitados se hubiera parado un segundo para hablar con la prensa, era como si quisieran que los compañeros fotógrafos formaran parte del espectáculo que se había montado en pleno Paseo de Gracia. Los paseantes, que ese día eran muchos, al ver el hacinamiento de cámaras se paraban para observar el paso de famosos y conocidos por la alfombra azul que les llevaba hasta el interior de la tienda, fue muy difícil trabajar en esas condiciones y si conseguimos algunas declaraciones de quienes estaban invitados a la inauguración fue gracias a la buena voluntad de cada uno de ellos. Los colegas de Madrid que habían sido invitados expresamente por los Tous y alojados en magníficos hoteles naturalmente fueron tratados como el resto de invitados aunque alguno de ellos prefiriera estar en la calle al lado de los de Barcelona. A nosotros nadie nos invitó a pasar a ver la tienda donde seguro estarían las mejores creaciones de la casa.

Para quienes diseñaron el evento parece ser que lo mas glamoroso quedó anclado en los años 20 por lo que muchas de las invitadas optaron por lucir diademas sobre la frente, plumas en el pelo, tocados en forma de casquete, y vestidos aptos para bailar el charlestón, los caballeros fueron más comedidos y la seriedad de algunos les impidió lucir borsalinos y trajes cruzados a rayas, puro Chicago, aunque si que hubo una representación de éstos “intocables” de la época de la Ley Seca que no sabemos si eran de atrezzo o bien los “seguratas” encargados de vigilar que la prensa no nos pasáramos de la raya marcada. Los invitados eran recibidos a pie de calle por unas muchachas, vestidas de negro y luciendo cortas melenas también años 20, que entregaban a los recién llegados una rosa blanca de papel, una gran incongruencia que en el día de Sant Jordi y en Barcelona las rosas fueran de papel, tal vez las rosas naturales estaban excluidas en un guión relacionado con la época de Al Capone.




Señores de Bono en la fiesta Tous.


Invitados los hubo de todos los colores, familias y pelajes, excepto escritores que seguramente o bien habían sido olvidados en la lista de invitados, o bien estaban cansados de tanto firmar dedicatorias en sus libros, el único con libro de impacto firmado por él que vimos fue Boris Izaguirre que no acudía al acto precisamente como finalista del Planeta. El gremio de los políticos estaba decantado hacia la derecha, aunque alguien podría decirnos que la presencia del Presidente del Congreso equilibraba las fuerzas, aquí como en el famoso spot aceptaremos Bono como persona de izquierdas. El señor Bono se mostró como un gran amante de Barcelona y de una fiesta como la de la rosa y el libro, había venido acompañando a su esposa Ana Rodríguez que tiene negocios con la familia Tous, y aunque el momento no era propicio para hablar de ciertos temas le preguntamos sobre el Yak-42 y nos dijo que de haber sido llamado a declarar en el juicio lo hubiera hecho con toda naturalidad, no olvidemos que su entrada en el Ministerio de Defensa propició que se fueran aclarando algunas de las ignominias que bajo el mandato de Trillo se perpetraron en este tema, ya en tono más distendido le dijimos que por qué no venía disfrazado de Al Capone y riéndose contestó que eso hubiera dado pie a jocosos comentarios por nuestra parte.

Otros políticos que se dejaron ver fueron los convergentes Xavier Trias y Oriol Pujol con Artur Mas, jefe de la oposición en Catalunya, a la cabeza. Artur Mas nos comentó que le habían regalado el libro “El nostre heroi Josep Pla” que trata de este escritor al que Mas considera un héroe para Catalunya, Oriol Pujol, hijo del gran estadista y ex president de la Generalitat de Catalunya Jordi Pujol, entre risas afirmó que el Pujol “bueno” es su padre y que estaba allí para mostrar su apoyo a la industria catalana, continúo sonriendo cuando le preguntamos si Carod Rovira acabará en las filas de CIU y aseguró que lo mejor para todos es que se quede donde está. Por parte del Partido Popular, y mientras su líder Rajoy acudía a los estudios de TV3 para ser entrevistado, en la fiesta vimos a Alberto Fernández Díaz y a Alicia Sánchez. Y una que fue política y ahora ejerce su profesión de periodista es Pilar Rahola que llegó acompañada de su esposo y a la que también le preguntamos por el tema de Carod y de la anunciada y posible escisión en ERC encabezada por Carretero, Pilar que en sus tiempos fue dirigente de este partido contestó: “Los errores que cometimos otros que no los hagan ellos”.




Eugenia Martínez de Irujo, Rosa Tous y Mónica Martín Luque.


Siguieron llegando invitados, más de 400, y seguían llegando caras conocidas, algunas relacionadas directamente con los Tous como Eugenia Martínez de Irujo, Duquesa de Montoro, que diseña para la casa y María Zurita, sobrina del Rey, que representa intereses de los Tous en Portugal, más nobles como Olivia de Borbón o Fernando Martínez de Irujo, otro de los hijos de la Duquesa de Alba, Fernando Gómez-Acebo, sobrino del Rey con su esposa Mónica Martín Luque. Del mundo de la moda vimos a los diseñadores Jordi Labanda, Ángel Schlesser, Purificación García, Guillermina Baeza, Belén Larruy, uno de los hermanos Ailanto y el modelo Oriol Elcacho. Actores y cineastas también se dejaron ver en este “córner” del Paseo de Gracia, no podía faltar Bigas Luna cuya Juani entronizó el simpático “osito” de Tous en el mundo del celuloide y que en setiembre empieza a rodar la continuación esta vez con Elsa Pataki como protagonista, el actor Josep Linuesa, con su pareja Deborah Fernández, que próximamente rodará en Barcelona un nuevo film del que tan sólo sabemos el título: “El Edén”, los actores catalanes Octavi Pujades y Cristina Borondo y también Francisco Valladares al que vimos con un aspecto estupendo.

Y llegó la más esperada de la noche, Kylie Minogue subida en unos zapatos de doce centímetros de tacón y vestida de Hervé Leger con un vintage palabra de honor en blanco y negro fue el punto de todas las miradas, rodeada de guardaespaldas aún tuvimos tiempo de sonsacarle una frase en castellano: “Estoy muy contenta de estar aquí” y a la pregunta de si Andrés Velencoso, su novio, le había hablado de la festividad del día contestó que recordaba que alguien alguna vez le había hablado de esto. Durante dos intensos minutos permaneció en la calle junto a los periodistas, se fotografió con los anfitriones y entró en la tienda, según nos explicaron pocos fueron los invitados que pudieron departir con ella pues fue colocada en un lugar estratégico y apartado del resto de invitados, entre los que seguro que pudieron franquear la barrera humana que la protegía estuvo el matrimonio Bono, de algo le debió servir al Presidente del Congreso su trato diario con los escoltas que le cuidan. El gran ausente de la noche fue Andrés Velencoso tal vez por ello Kylie esa misma noche regresó a casa, ya se sabe que en los primeros tiempos del amor los enamorados no pueden estar mucho tiempo lejos el uno del otro, quizás la esperaba esa rosa y ese libro comprado con todo el amor del mundo, lo que no sabemos si en Tossa de Mar o en Londres.

Y la fiesta continuó en la Casa Batlló unos metros más arriba también en pleno Paseo de Gracia. Aquí sí que estábamos invitados, esa misma mañana nos había llegado la correspondiente invitación para “The Gran Opening Tous”, el dress code sugería ir vestidos con todo el glamour retro de los años veinte. Decidimos irnos a casa.

Noticias relacionadas

Los hoteles ibis de Valencia ofrecen a sus clientes la posibilidad de decidir el precio a pagar por su estancia

Del 2 al 6 de marzo lanzan la promoción “Nosotros ponemos la calidad, el precio lo pones tú”

La hostelería, como el vino, mejora con el tiempo

Después de la mejor temporada turística de la historia el sector sigue mejorando su competitividad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris