Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

1º de Mayo

Jesús Molíns (Zaragoza)
Redacción
sábado, 25 de abril de 2009, 01:32 h (CET)
¡Qué tesitura! En este primer trimestre del año hemos sobrepasado el 17 % de paro y los cuatro millones de desempleados; y llega el primero de mayo, “Día del Trabajo” y muchos, quizás os preguntéis ¿Qué Hacemos? ¡Qué mas da, lo que yo haga, no servirá de nada!

Pues no, ese pesimismo, conformismo, dejadez hay que erradicarlo totalmente.
No podemos que la negatividad nos paralice sino todo lo contrario, el día uno, todos los trabajadores y ciudadanos tenemos que movilizarnos masivamente y salir a la calle, por nosotros mismos, originando un movimiento colectivo sin parangón alguno, en el que reclamemos trabajo, dignidad laboral y defensa de nuestros derechos.

Por un lado debemos de estar en la calle para demostrar nuestra unión y nuestra fuerza, contra toda tentación de realizar políticas y reformas totalmente ultra conservadoras ó neoliberales que atenten directamente contra los trabajadores, nuestras condiciones y derechos laborales; contra las fuertes, grandes y constantes presiones de sectores económicos, bancarios, financieros, de la gran patronal y derecha de este país, lanzadas contra el gobierno para que se liberalice totalmente el mercado laboral, se reduzca el gasto público y por consiguiente la inversión, los gastos sociales (desempleo, pensiones, inversión pública, etc.). Simplemente por eso deberíamos estar en la calle, apoyando totalmente al Gobierno contra estas fuertes, intensas y reales presiones que está recibiendo desde esos sectores de poder.

Para decirle al Gobierno que no sucumba ante el fuerte órdago lanzado al unísono por todos esos sectores (que aun siendo los culpables de esta profunda crisis, encima quieren sacar beneficio de sus consecuencias); decirle que si nos necesita, la clase trabajadora estará junto a él, en defensa de los derechos laborales, sociales, estado de bienestar y apoyando todas la políticas encaminadas a la inversión publica, intervención del estado y de reformas de los sistemas financieros, económicos, industriales, fiscales e incluso laborales que tengan en cuenta a la clase trabajadora, su derecho a un trabajo estable, digno y como objetivo el bienestar y justicia social de los ciudadanos.

Y por otro lado como aviso, toque de atención y empujón a las Centrales Sindicales.

No nos movilizamos por su convocatoria o llamamiento, sino por notros mismos, como movimiento ciudadano que exige a los sindicatos, un activismo total y una acción sindical constante y rotunda de confrontación contra las presiones y movimientos mencionados de los sectores más conservadores del poder económico, industrial, bancario, político, etc. Una beligerancia plena y real contra ese movimiento ultra conservador ya iniciado y coordinado. Un apoyo total al gobierno mientras se mantenga en posiciones políticas y económicas de protección social, de fuerte inversión pública, intervencionismo, protección de la clase trabajadora y sus derechos. Y una confrontación total, activa y radical, si el gobierno sucumbiese a las fuertes presiones que esta recibiendo.
Este, creo que debe de ser el espíritu del 1º de mayo; apoyo, movilización, activismo, decisión beligerante y Solidaridad Social.

¿Solidaridad Social? Si, también, manifestar públicamente nuestro firme compromiso de ayuda y solidaridad con los más de cuatro millones de parados.
¿Cómo? Por ejemplo se me ocurren ideas como que el gobierno disponga mensualmente con el 1% de los ingresos mensuales de todos los asalariados y profesionales liberales, el cual se destinaría a un “fondo de solidaridad” que se utilizaría para el fomento y creación de empleo, ayuda a las prestaciones de desempleo, subsidios, etc.; o que el gobierno se quedase con los céntimos de nuestros ingresos mensuales; o que todos señalemos en la próxima declaración de la renta el 0,7 para obras sociales, desechando la casilla de la Iglesia, ya que ahora más que nunca , ese dinero debe de ir al estado, para dedicarlo al fomento del empleo, apoyo a los parados, personas sin prestación, etc.
Por todo esto, el próximo 1º de Mayo, es necesaria nuestra masiva presencia en la calle, como ciudadanos unidos y comprometidos en defensa del empleo digno, del estado social y de los derechos de los trabajadores.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris