Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Casta o buen fútbol

Jorge Dargel
Jorge Dargel
jueves, 23 de abril de 2009, 23:09 h (CET)
¡Qué dilema se está presentado últimamente en la Liga con el Real Madrid y el Barcelona! Nadie en su sano juicio puede discutir que el juego del conjunto blaugrana es de chapeau, mientras que el del equipo blanco no quedará para los anales del buen fútbol, pero con un orgullo que le hace estar aún en la lucha por el título liguero. Ahora me pregunto, ¿qué es más alabable?

Lo que está haciendo el Barcelona es increíble, ir líder de la competición doméstica jugando a las mil maravillas, como hace mucho tiempo no se veía, probablemente desde el mítico ‘Dream Team’ de Cruyff. Sus victorias no sólo son tres puntos, son unas clases magistrales de cómo se juega al fútbol, goleando generalmente a sus rivales sin aparentemente demasiado esfuerzo, los últimos, el Bayern y el Sevilla.

Por otro lado está el Real Madrid, que cuando estaba a una distancia, a priori, demasiado grande de los culés, no bajó los brazos y se conjuró, otra vez, para alcanzar a los pupilos de Guardiola tras la destitución de Schuster como entrenador merengue. La llegada de Juande parece haber sido mano de santo y desde su llegada, los aficionados madridistas apenas conocen la derrota con el único pero de lo del Liverpool. Con una cabezonería ejemplar, que por cierto, ya le hizo ganar la última Liga de Capello, han podido quedarse a una diferencia de seis puntos, que el Barça no ha dado opción a acortarse más.

El ejemplo más claro de lo que estoy hablando es lo ocurrido esta última jornada. El Madrid ante el Getafe mostró lo que es, un equipo que no sabe a lo que juega, recurriendo únicamente a las individualidades de sus mejores jugadores. La primera parte fue un despropósito de los blancos ante su rival, que seguramente haya tenido una de las primeras mitades más cómodas de todo este campeonato. Pero en los segundos treinta minutos apareció este nuevo Real Madrid. A trancas y barrancas, sacó a relucir una casta, un orgullo y una raza, que pocos conjuntos tienen en esta Liga. Esos últimos minutos sí quedaran en la memoria por su locura y a su vez, por su belleza. Esto también es fútbol.

Mientras, los blaugrana no mostraron ni un ápice de nerviosismo o presión por afrontar antes de su encuentro contra el Sevilla a tres puntos. La ilusión de los madridistas desapareció demasiado pronto, ya que sólo duro 2 minutos cuando Iniesta conseguía el primer gol para los culés. Los de Guardiola volvieron a demostrar una superioridad aplastante a pesar de enfrentarse al tercero de la Liga. Lo más desilusionante para la parroquia blanca no fue la consecución de otro triunfo del Barcelona, sino la forma de hacerlo ante uno de los supuestos rivales más duros.

Aún queda Liga, pero gane quién la gane, será un justo vencedor, a pesar de que cada uno utilice medios muy diferentes. Así de grande es el fútbol…

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris