Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Reportaje / Fútbol   -   Sección:  

Cuidado con el Sevilla

David Cam n Martnez
Redacción
viernes, 7 de enero de 2005, 03:59 h (CET)
El Sevilla parece dispuesto a dar esta temporada otro salto de calidad. A peque os pasos, sin hacer ruido desde que regres a Primera, el conjunto andaluz ha crecido sin parar como equipo. Primero logr la permanencia, despus la UEFA y este a o aparece en la segunda plaza de la competicin, por detr s del intratable Barcelona. Los hispalenses ya se han convertido en la revelacin de la Liga, y sus formas apuntan a equipo compacto y sin fisuras dispuesto a hacerse fuerte entre los grandes de la competici n.

La plantilla de Joaqun Caparr s tiene mrito. Lejos de formar con un once plagado de estrellas, formado por jugadores fichados a golpe de talonario, el Sevilla se cimienta en una mezcla de jugadores curtidos en Primera y j venes talentos de la cantera. Sus fichajes no son de campanillas pero rinden, como es el caso de Baptista, la gran estrella del equipo y que lleg siendo un desconocido para asombrar la pasada campa a, o el de Renato, la apuesta de este ao. Junto a ellos, j venes como Navas o Capel, debutante el domingo a sus 16 aos y que auguran un futuro prometedor al equipo del S nchez Pizjun.

Para el t cnico, todo se trata de la continuidad de un trabajo de hace aos, no de una casualidad. Toca hablar de nosotros porque los futbolistas se lo ganan, pero en otros a os hubo equipos que comenzaron muy arriba y luego se desfondaron. La gente est haciendo m ritos, pero nada ms.

Esp ritu trabajador
Su discurso no es nuevo. Es algo propio del espritu humilde y trabajador que se vive en el Sevilla, pese a ser un hist rico con 61 temporadas en la mxima categor a y un ttulo. Acuciado por las deudas, desde el club se apost hace unos aos por la austeridad en los fichajes y la cantera, y el resultado no ha podido ser mejor. Enmascarado en esta pol tica de humildad, el trabajo diario y el buen ojo del secretario tcnico Monchi a la hora de los fichajes se han traducido en un crecimiento constante, que ha llevado al equipo a la bonanza que vive en este momento.

Es m s, pese a que ayer era un da para disfrutar tras la victoria ante el Atl tico de Madrid, nadie en el club pensaba en ello. Siguen escudados en la precaucin y s lo tienen en mente el partido de maana de Copa frente al Algeciras, la nueva preocupaci n de Joaqun Caparr s. El prximo partido de Liga est muy lejos. Ahora nos preocupa el Algeciras, ya que preveo un partido muy complicado y ser otra historia diferente a la Liga, avis .

Lo cierto es que de momento, y pese a sus preocupaciones, el Sevilla ya ha igualado el comienzo que realiz en la temporada 19993-94, con Luis Aragon s en el banquillo y jugadores como Suker, Monchu o Marcos. Fueron das de gloria que poco despu s se acabaron y dieron paso a una poca negra, con el descenso a Segunda incluido. Pero con trabajo y humildad, el Sevilla ha resurgido con fuerza y parece dispuesto a convertirse en una alternativa a los grandes de la Liga.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris