Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

Mal de altura

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
lunes, 20 de abril de 2009, 22:45 h (CET)
Cuando parecía que tras la marcha de Riquelme y Forlán el Villarreal volvería a las cloacas del fútbol, aparece Pellegrini, otra vez, y se saca un equipo nuevo de la manga. Cazorla por aquí, Llorente por allá, un Rossi que nace de la nada, Eguren que emerge desde abajo… y plantilla nueva. Tan asombrosa es la facilidad que tiene Llaneza para fichar buenos jugadores a precio de mercadillo como Pellegrini de colocarlos a cada uno en su sitio y construir un equipo de etiqueta negra.

Pero por muy bien que se hagan las cosas, cuando algo llega al límite no da más de sí. El Villarreal ha aguantado hasta el mes de abril como un ultrafondista de primer nivel, con las opciones intactas de entrar en la próxima Champions y cayendo en cuartos de la actual ante uno de los favoritos, que necesitó ayuda arbitral para no pasar apuros ante el conjunto amarillo. Aunque el mes de mayo se aventura harto largo para el Villarreal.

Con Cazorla en la enfermería hasta la próxima temporada y Marcos Senna hasta dentro de unas semanas, el submarino amarillo afronta la etapa reina en el momento más bajo del año. A la vuelta de la esquina ya le esperan Sevilla, Barcelona y Real Madrid, tres huesos a cada cual más duro, y por si fuera poco, antes tendrá que recibir al Recreativo y visitar Getafe, dos equipos que cuando necesitan los puntos imperiosamente, que es el caso, se convierten en las montañas más rocosas para escalar. Es decir, dos partidos a cara de perro más otros tres contra los tres primeros. Es complicado tener peor calendario.

Mientras, la cuarta plaza se está convirtiendo en la búsqueda del Santo Grial: por un lado, el Valencia se está haciendo inmune a la crisis económica que le acecha y no para de ganar; por otro, el Atlético de Madrid acaba de empezar su particular guerra para no volver a fallar ante el calendario más benevolente; y por otro lado el Málaga, a sabiendas de que en junio su nota será un sobresaliente, saque lo que saque en el examen final. Cuatro equipos para una posición, quizá la más codiciada del campeonato por ser la más reñida.

El caso es que la famosa cuesta de enero el Villarreal la tiene en mayo, sin Cazorla, sin Marcos Senna al cien por cien y de momento a remolque del Valencia que ya le ha ganado la posición. Por la derecha también le ha pasado ya el Atlético de Madrid, que es el que tiene el mejor calendario pero siendo el Atleti eso carece de importancia. De momento, Rossi ha empezado la recta final tirando un penalti decisivo a las nubes: primer síntoma del mal de altura.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris