Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

¿Quién va a abatir al lobby de las armas?

E. J. Dionne
E. J. Dionne
lunes, 20 de abril de 2009, 09:41 h (CET)
Intente imaginar que cientos o miles de armas de fuego, incluyendo armamento de asalto, estuvieran atravesando la frontera mexicana con destino a Arizona, Nuevo México y el sur de California, armando a mafias criminales que estuvieran matando a funcionarios del orden estadounidenses, entre otros ciudadanos norteamericanos.

Imagine a continuación al presidente mexicano diciendo, "Bueno, de verdad que nos gustaría hacer algo al respecto, pero nuestro sistema político dificulta mucho la colaboración.” ¿No atacarían los críticos de costumbre de México el sistema político de ese país por corrupción e ineptitud y preguntarían ‘¿por qué no pueden detener esta anarquía?'”

Esa, a su vez, es la postura del Presidente Obama mantenida el pasado fin de semana cuando visitaba México. Las mafias mexicanas pueden utilizar las armas adquiridas en Estados Unidos gracias a nuestras demencialmente tolerantes regulaciones de las armas de fuego, y Obama tuvo que pronunciar estos comentarios increíblemente densos llenos de excusas en una conferencia de prensa junto al Presidente mexicano Felipe Calderón:

"Sigo creyendo que podemos respetar y honrar los derechos contenidos en la Segunda Enmienda de nuestra Constitución, los derechos de los aficionados a los deportes practicados con armas de fuego y los cabezas de familia que desean proteger a sus familias, tener armas fuego de manera legal, al tiempo que nos enfrentamos a las armas de asalto que, como sabemos, aquí en México ayudan a alimentar un nivel extraordinario de violencia. También la violencia dentro de nuestro propio país. Bien, habiendo dicho esto, creo que ninguno de nosotros nos hacemos ilusiones con que reinstaurar esa prohibición vaya a ser fácil.”

En otras palabras: nuestro presidente puede afrontar todo tipo de problemas graves, pero el lobby estadounidenses de las armas es simplemente demasiado fuerte para dejarle someter a su aprobación en el Congreso una regulación racional y limitada de la tenencia de armas de fuego.

Es particularmente irritante que Obama ofreciera estos comentarios de impotencia apenas unos días antes del 10º aniversario de la masacre del Instituto Columbine de Colorado -- y durante un mes en el que 57 personas al menos perdieron la vida en ocho homicidios en masa por todo Estados Unidos.

Ningún otro país democrático del mundo tiene las ineficaces y absurdas regulaciones armamentísticas que tenemos nosotros. Y desafortunadamente, lo que dijo Obama probablemente sea cierto.

A principios de este año, cuando el fiscal general Eric Holder hizo un llamamiento a la reforma de la prohibición de armas de asalto -- sólo repetía el compromiso que asumió Obama durante su campaña presidencial -- la respuesta de un grupo de 65 congresistas Demócratas contrarios a la regulación de las armas fue: de ninguna manera.

Su escrito dirigido a Holder fue absurdo: "Los colectivos partidarios del control de armas han engañado a propósito a muchos estadounidenses para que crean que estas armas son armas de fuego totalmente automáticas. No lo son. Estas armas de fuego disparan un proyectil cada vez que se aprieta el gatillo.” ¿Eso le hace sentir mejor?

Esos Demócratas deberían sentarse con el Gobernador de Pennsylvania Ed Rendell. “Una y otra vez, nuestros efectivos policiales se encuentran superados en armamento,” decía Rendell en Harrisburg la semana pasada. “Se encuentran con una potencia de fuego inferior a la de los delincuentes que intentan llevar ante la justicia.”

El Gobernador Demócrata decía a los legisladores de su propio estado que si no apoyan una prohibición así, "entonces no asistáis a los funerales" de las víctimas de la violencia armada. “Está mal," decía. “Es hipócrita.”

¿Y por qué no podemos por lo menos cerrar el vacío legal de las exhibiciones de armas? Los comerciales de armas autorizados deben de cotejar los antecedentes de los compradores de armas. La norma no se aplica a las exhibiciones de armas que, en palabras del Violence Center Policy, se han convertido “en fiestas de venta por catálogo para delincuentes.”

Pero demasiados miembros del Congreso están “aterrorizados” ante el lobby de las armas, afirma la Representante Carolyn McCarthy, D-N.Y., en cruzada por una legislación de control de armas más sensata desde que su marido perdiera la vida y su hijo quedara tetrapléjico a causa de un pistolero en el incidente de Long Island Rail Road de 1993.

Los familiares de las víctimas de la violencia con armas de fuego, dice ella, están "desconcertados" por la incapacidad de los congresistas de aprobar hasta la más limitada de las regulaciones. “¿Por qué no se puede hacer sin más?” le preguntan. “¿Qué es lo que no entienden?”

Obama, por lo menos, debería entender esto: él no fue elegido por el lobby de las armas. El lobby se empleó a fondo para poner en su contra a los propietarios de armas de fuego -- y no logró detenerle.

Según una encuesta a pie de urna realizada en 2008, Obama recibió apenas el 37% de los votos de los electores de hogares en los que hay armas de fuego -- casi indistinguible del 36% de John Kerry en 2004. Pero en el caso de la mayoría abrumadora de los hogares que no tienen armas, Obama recibió el 65%, ocho puntos por encima con respecto a Kerry. ¿Representará Obama a la gente que realmente le eligió?

Sí, entiendo lo de los votos independientes, los estados bisagra y todo eso. Pero teniendo en cuenta la postura por defecto del Congreso de poner excusas a unas leyes de control de armas relajadas, se va a necesitar un presidente capaz de poner las cosas en su sitio.

____________________

Diario SIGLO XXI dispone de los derechos de publicación en exclusiva para medios digitales españoles de este y muchos otros columnistas del Washington Post Writers Group.

Noticias relacionadas

Verdades que no podían contarse

La historia aparece llena de metepatas y renuncios, y allí está Villarejo para grabarla

Más medidas contra la violencia de género

Que en un par de días haya cuatro asesinatos por violencia machista indica que se debe proteger más a las mujeres y a los menores

Un PSOE perplejo al ser combatido con sus mismas armas

“Mateo 7:2 -Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá”. (Santa Biblia)

Hacerse mayor

Soy partidario de que cuando nos refiramos a las personas longevas no se le denominen viejas

Plagios y titulitis

Un autor es reconocido con un premio literario por el que verá editado su libro, hete aquí que el título coincide con un verso de otra poeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris