Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Reales de vellón   -   Sección:   Opinión

Desbloqueo de Cuba

Sergio Brosa
Sergio Brosa
lunes, 20 de abril de 2009, 06:20 h (CET)
De lo que haya escrito en esta sección se desprende que no estoy loco por Barack Obama, como José Luis Rodríguez Zapatero que hasta le pidió un autógrafo simulando que era para su hija. Lo que se dice en campaña electoral podrá estar mejor o peor argumentado, pero lo que al final cuentan son los hechos.

Es cierto que Obama ha comenzado con otro talante del de su antecesor que significa una forma distinta de hacer las cosas, pues tener talante a secas, como Zapatero, no es nada sin el adjetivo calificativo adecuado que lo defina.

En efecto, de aquel ambiente de crispación permanente de Bush, en menos de cien días Obama da la sensación de entrar con un espíritu de diálogo y una manera distinta de afrontar los problemas del mundo en el que aparenta considerar la opinión de sus interlocutores sin intentar imponer su voluntad. Aunque en la reunión del G-20 del 2 de abril pasado, en Londres, todos debieron aceptar el aporte masivo de fondos a la banca que él proponía. Y en la posterior reunión de la OTAN insistió a la Unión Europea que Turquía debería entrar a formar parte de ella. Y nadie le dijo cómo debían los EE.UU. tratar a México, por ejemplo, aunque de la reciente cumbre México-EE.UU. parece que saldrán acuerdos positivos para ambas partes.

Por lo que a Cuba se refiere, ha comenzado con buen pié autorizando lo que está en su mano. Cuando se llegue al punto en que sea el Congreso quien deba autorizar nuevas “concesiones” a Cuba sabremos de su autoridad moral y su capacidad de liderazgo y persuasión. Pero ese primer paso ha estado bien, después de la visita a la isla de seis congresistas seis, encabezados por Barbara Lee, de California, sin más propuestas que iniciar el diálogo. Es lo que se conoce como tantear el terreno.

El permiso a familiares para visitar Cuba y el envío de remesas, a sabiendas de que puede ser una más que interesante fuente de riqueza para la isla, en manos de sus propios gestores, como lo son todas la Remesas de Emigrantes, es un paso importante de cara a un comienzo para “deshielar” las relaciones Cuba-EE.UU.

Un bloqueo se realiza como medida de presión ante los dirigentes políticos en primer lugar para doblegar su voluntad y para forzar a la población que es quien realmente lo sufre, a sublevarse; levantarse contra sus dirigentes y propiciar un cambio de gobierno que sea proclive a las directrices del bloqueador. Pero no ha surtido efecto en Cuba. Y si tenemos en cuenta que al primero a quien Castro pidió colaboración al derrocar a Batista y hacerse con el gobierno cubano fue a los EE.UU. que se la negaron, los hechos posteriores no dejan lugar a las dudas, por mucho que hubiese grandes errores por parte de Castro en tantos años de Revolución.

Ahora Obama parece dispuesto a acabar con el bloqueo, lo que no será tarea fácil, pues no depende únicamente de su voluntad; el Congreso tiene mucho que decir al respecto. Y mucho tienen que medrar también todos aquellos que se benefician del bloqueo y perderían sus bicocas cuando éste fuese levantado.

Así es; viene a ser como la manifestación que hizo Obama en Turquía sobre su voluntad de acabar con las armas atómicas en el mundo. Ahí lo vimos como a un superhéroe salvando al planeta Tierra del príncipe Senrok, como Diego Valor después de haber acabado con la hegemonía del Mekong, malo radiofónico interplanetario, allá por los años 50. Luego ya dijo que tal vez él no lo viera. Como manifestación de “wishful thinking” estuvo bien. ZP se apuntó enseguida a la idea; luego Sarkozy dice lo que dice.

En cualquiera de los casos, es encomiable la voluntad de Obama de acabar con el bloqueo de Cuba y propiciar de esta forma que tenga la oportunidad de hacer una transición a la realidad democrática. Así como su acercamiento a los países latinoamericanos en la V cumbre de las Américas, en Trinidad y Tobago, donde hasta el lenguaraz Hugo Chávez parece que le susurró “Quiero ser tu amigo”.

Como dijo Obama el sábado en la cumbre, tantos años de bloqueo requieren de un gran viaje, significando con ello que por mucho interés que él le ponga, Cuba ha de poner también de su parte y todos los demás agentes que intervienen también, por lo que el desbloqueo no es una cuestión de días sino de algo más.

Por otra parte, el desbloqueo, para que sea realmente efectivo, requerirá de tremendas dosis de confianza mutua y crédito al comprador. Cuba tiene muchas carencias y no tiene capacidad económica ni financiera a corto plazo para adquirir todo lo que la población precisa, al margen de los productos propios de la sociedad de consumo que gran parte de la población cubana anhela tener. Hay otras prioridades más costosas a nivel de estado, cuales son las infraestructuras propias de una nación moderna.

Nos da confianza, sin embargo que las cosas hayan comenzado en el Caribe como lo han hecho en este final de semana pasado, pues carece ya de sentido, entrados plenamente en el siglo XXI que un país como los EE.UU. mantenga un bloqueo económico a otro país como Cuba, con 11,5 millones de habitantes, 8.700 km cuadrados de tierra de regadío y un Producto Interior Bruto per cápita de 9.500 dólares, frente a los 306 millones de habitantes, 224.000 km cuadrados de regadío y un PIB per cápita de 47.000 dólares de EE.UU.

Parece que por esta vez, a Cuba no le nace otra pata al cojo.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris