Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

Jóvenes e informados

Nieves Fernández
Nieves Fernández
sábado, 18 de abril de 2009, 11:13 h (CET)
Que ayer, 17 de abril, fuera el Día Europeo de la Información Juvenil, declarado por la Agencia Europea de Información y Asesoramiento para los Jóvenes (ERYICA) no me da pie ni razón para hablar sobre ello, aunque sí es importante recordar esta efemérides, dentro de esa larga y a veces extraña lista de los días de …

Lo que sí me da pie es la celebración, en ese mismo día, supongo que no será casualidad, del I Foro sobre Políticas de Juventud celebrado en Ciudad Real en la Residencia Universitaria Don Quijote de la Mancha. Foro que se repetirá con gran acierto, en las próximas semanas, en cada una de las provincias de la comunidad autónoma, gracias a la iniciativa del Instituto de la Juventud de Castilla-La Mancha.

Si a caminar, se aprende caminando; a informar, y más en el ámbito de los jóvenes, se va a aprender informando, pero también reuniéndose los distintos informadores para así compartir experiencias, aunque sea una vez al año, mediante conferencias y mesas redondas muy interesantes.

Supongo que algunos grupos de jóvenes saben que existen planes y políticas de juventud en la localidad donde viven, planes que utilizan o no. Pero uno de los principales problemas de los informadores de todas esas localidades es cómo hacerles llegar la información para que estén informados de las actividades, y con estos datos trasmitidos reciban la mejor respuesta de participación posible.

Pero, ¿están informados los jóvenes a pesar del esfuerzo de los técnicos de juventud y sus públicos gestores? Habría que decir que sí, que las últimas generaciones disponen de medios suficientes para estar más que buenamente informados: e-mail, mensajes de móvil, alertas electrónicas, carteles, megafonía, etc. Pero aparte de estos recursos propagandísticos también hay, y sobre todo, un informador juvenil en cada localidad que trabaja para ellos, ofreciéndole ocio, formación, prevención de drogodependencias y por supuesto diversión. Visto desde dentro parece que los jóvenes no acaban de entenderlo y algunos dejan a un lado todos esos recursos humanos, económicos y materiales, sin pararse a pensar en lo que dejan de utilizar.

Pero es posible que estos últimos jóvenes sean los menos. Es posible que los jóvenes se levanten por la mañana y planifiquen sus actividades no solo del día, sino del verano y hasta de sus próximos años. Así pueden encontrar en sus pueblos y ciudades toda una oferta importante de recursos activos que les llevará a tomar una actitud activa ante la vida. Si “participar es aprender a pedir y aprender a exigir” que diría uno de los ponentes del Foro, los jóvenes tendrán que aprender a convivir de una manera respetuosa con los inmigrantes pues para ellos también se ofrecen la misma información y los mismos programas para disfrutarlos en comunidad y sin rencillas. Y en la escalera de la participación habría que ayudar a los jóvenes para la suban hasta los últimos peldaños y sean así capaces de dirigir sus propios proyectos. A veces, habrá que utilizar títulos atractivos para las actividades, como “Cómo ligar” o “Cómo hacer un buen botellón”, esa será la forma para atraer hasta nosotros a chicos y chicas que de otra manera nunca escucharían nuestras propuestas, o habrá que llegar hasta el mismo botellón para instalarles bidones y papeleras para que así sean más limpios y responsables.

Para llegar a todos los jóvenes y ofrecer los mejores servicios hay que contar con tres verbos importantes relacionados con la participación, que los jóvenes quieran participar, que puedan participar y que sepan participar. Desde las instituciones se les ofrecen planes de barrio o de localidad, actividades lúdicas, campeonatos deportivos, cursos de formación, viajes, locales de ensayo, becas, talleres, centros juveniles, subvenciones para ellos y para sus asociaciones, semanas de juventud, amplios horarios de diversión institucionales y permisivos, los mejores conciertos, ayudas para vivienda, ayudas para el empleo, etc.

Todo está ahí para que ellos, perfectamente informados, lo cojan y lo disfruten, aprovechen esa edad que a todos nos duró un suspiro, pero los informadores erre que erre no cejarán en su empeño de seguir informándoles.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris