Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Esperanza Aguirre: la flor de su secreto

Mario López
Mario López
sábado, 18 de abril de 2009, 11:13 h (CET)
Hoy, cuando la ví por televisión, descubrí por fin la flor de su secreto. Y me embargó una emoción profunda, como cuando acabas de dar con la solución del enigma que te lleva martirizando años y, por fin, aparece ante tus ojos con todos sus arcanos al descubierto. Un placer que sólo está al alcance de unos pocos afortunados. El verdadero motor del progreso.

El acicate de todo científico, filósofo o artista. Los diputados de la Asamblea de Madrid protestaban impotentes por la prohibición de introducir agua en la sala de plenos, ordenada por su presidenta, coreando consignas a la manera de unos escolares castigados en el aula practicando el derecho a la pataleta. Y ella, la otra presidenta, la del Gobierno regional, con la determinación que la caracteriza, abandona su escaño, sale de la sala y al poco rato regresa a la misma, con los calcetines puestos y… ¡una botella de agua en la mano! Y, encarando a la presidenta de la cámara, le espeta sus razones liberales, provocando el entusiasmo de sus compañeros diputados ¡Igualito que el líder carismático del cole cuando desafiaba principescamente a ese odioso profesor que nos hacía la vida imposible! ¡Era ese el arcano mayor de Esperanza Aguirre! Los actos de la presidenta madrileña nos retrotraen inconscientemente a nuestra adolescencia. A la época más rebelde y añorada de nuestra juventud. Y contra eso nada podemos hacer. Es mucho más eficaz, aunque más difícil, conquistar el corazón que la cabeza de la gente. Pero el corazón tiene razones que la razón no entiende y son las dueñas de nuestra voluntad. La mejor manera de conquistar el corazón de los hombres es actuando ante ellos con el desparpajo y la gallardía de un adolescente desafiante. Eso es lo que tiene la lideresa y es por eso que el pueblo de Madrid se rinde ante ella, a pesar de ser la encarnación de la infamia.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris