Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Estamos mal hechos

Marino Iglesias Pidal
Redacción
sábado, 18 de abril de 2009, 11:13 h (CET)
Nuestro ego no nos permite admitirlo, pero estamos mal hechos. Adolecemos de unas cuantas carencias. Es cierto que, por ejemplo, traemos de fábrica el arco reflejo.

Respondemos automáticamente a determinadas percepciones de circunstancias negativas para nuestra integridad física con las correspondientes acciones que las contrarresten. No necesitamos perder un tiempo precioso en pensar la conveniencia de retirar las manos del fuego antes de retirarlas. ¡Sin embargo! Carecemos de un mecanismo que nos haga saltar ante una agresión intelectual.

Es decir, tenemos un arco reflejo para la acción, mas no para la reflexión.

Muy jodida esa vaina. Es la perdición de mucha gente “tupida” - y de mucha otra lúcida, pero arrastrada por las leyes democráticas - que hace del criterio heredado artículo de fe, abreviatura mal pronunciada de fanatismo. ¿Y quién y cómo se saca a un fanático de su creencia? ¿Quién es el guapo capaz de convencer a Zapatéianos, de la Vegaianos, Blancoianos y otros anos, que cuando te dicen: “Cavamos para asentar los cimientos de tu bienestar”, lo que están haciendo es cavar, sí, ¡pero nuestra sepultura! Y pa más guasa lo hacen gritando: ¡dejarnos trabajar ca…riñosos!

No pies y déjate enterrar, que después vas a piar. Ya lo sé José.

Me ratifico, la vaina está jodida, ¡pero que muy jodida!

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris