Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Es una gallina

José Morales (Gerona)
Redacción
sábado, 18 de abril de 2009, 11:13 h (CET)
Cuando críos, recuerdo que llamábamos gallina a aquel compañero que sabía lo que debía hacer, disponía de los medios pero no se atrevía a hacerlo. Pues bien, hoy mismo leía el titular: “España quiere que la UE (Unión Europea) regule la coexistencia del cultivo tradicional y transgénico”. Según el artículo el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino planteará a la Comisión Europea la necesidad de elaborar una norma que regule la coexistencia en la UE de los cultivos convencionales y de los transgénicos. Según las mismas fuentes del MARM, la dilación en poner en marcha una iniciativa de estas características esta generando una atmósfera "de aparente indefinición y falta de rigor".

Es cierto que los productores españoles y las comunidades autónomas, con competencias plenas en el ámbito de la producción, vienen demandando una clarificación en este aspecto.

No obstante, el MARM dispone de estudios técnicos y científicos para establecer con todas las garantías una regulación de coexistencia, pero no lo hace porqué hay sectores que no quieren la coexistencia, admitirla equivale a aceptar los transgénicos, pero ellos quieren seguir negando la evidencia y declarar el territorio libre de estos productos. La ministra sabe que no puede aceptar la declaración pero tampoco se atreve a implantar la coexistencia, por eso se escuda en que sea la UE quien lo haga. Sin duda se trata de un caso claro de ser gallinas o “cojonicas”.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris