Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

Amén

Mario López
Mario López
sábado, 18 de abril de 2009, 06:16 h (CET)
¿Qué puede pensar un individuo cuando los delitos que ha cometido Dios se los perdona en un santiamén previa declaración jurada en confesionario? ¿Qué valor le puede dar a la justicia de los hombres? Total, si la corte celestial ha quedado satisfecha, ¿qué obligación puede tener uno de rendir cuentas al juez, las cortes o la opinión pública?

El perdón de los pecados es más expeditivo y trascendental que el cumplimiento de una condena. Y, la verdad, no hay color. Uno alquila una tartana con alas que acaba estrellándose y matando a la tropa, recoge los restos de la misma, los reparte en féretros al tuntún y, cuando se descubre el pastel, pide perdón. Y ya está. Aquí no ha pasado nada. Uno ha hecho su acto de contrición en la intimidad del confesionario, que es lo que procede. Si, como muchos quieren, la Constitución debería de regirse por la moral católica, pues nada, que se sustituyan los tribunales de justicia por los confesionarios y todos tan contentos. Reconozco que tiene que ser un placer hacer lo que te a uno le venga en gana y, a continuación, recibir la exculpación rezando dos padrenuestros, cinco credos y cuatro avemarías. Amén.

Noticias relacionadas

La moción de censura y el “Procés”

Singularidad reformista

Juventud salvaje

Pedro el mendaz, quiere presentar su fracaso como una victoria

Un mundo en Cambio

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris